¿Cómo y por qué engañó Volkswagen con las emisiones gaseosas?

El escándalo de VW con el tema de la manipulación de las emisiones gaseosas en sus vehículos con motor diésel, se ha convertido en una crisis de la cual aún no se conoce su magnitud verdadera, ya que no se limitaría solamente a los Estado Unidos; país en que se descubrió la manipulación, sino que ahora también las autoridades francesas y alemanas han solicitado a la Comisión Europea se investigue a la empresa en todo el mundo.

El tema toma estado público el pasado 18 de septiembre, cuando la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), denunciaba a la empresa señalando que había manipulado un programa informático que se instaló en unos 500.000 modelos diésel de la marca Volkswagen y Audi, que fueron vendidos entre los años 2008 y 2015, de manera de sortear con éxito los controles sobre emisiones gaseosas.

Los modelos denunciados por EPA son las versiones de cuatro cilindros del Jetta, Beetle, Audi 3, Golf y Passat. Según un comunicado dado a conocer por la Agencia, estos modelos emiten hasta 40 veces más contaminantes que lo permitido. “Es una violación muy seria, es ilegal y una amenaza para la salud”, señaló el regulador. Volkswagen ya había sido advertida de la situación por EPA, que en una carta del 8 de julio le avisaba de que si no modificaba el sistema no le permitirían vender los nuevos modelos diésel en Estados Unidos.

La primera reacción de la multinacional alemana, vino del ahora reemplazado presidente de la junta ejecutiva de VW, Martin Winterkorn; quien pidió disculpas públicas por el hecho e indicando que la empresa ha iniciado una intensa investigación para descubrir el origen del engaño. “Personalmente, lamento profundamente haber decepcionado a nuestros clientes y al público”, señaló. “Los sucesos tienen para la junta ejecutiva de VW y para mí, personalmente, una prioridad absoluta”, añadió.

Ahora la empresa Volkswagen reconoce públicamente que hay más de 11 millones de vehículos afectados por el fraude de la medición de emisiones. El motor concreto que sufre este problema es el Type EA 189. La compañía ya ha reservado 7.200 millones de dólares para mitigar los gastos derivados del escándalo. Además, según la revista alemana Der Tagesspiegel, el CEO de la compañía, CEO Martin Winterkorn, acaba de ser reemplazado por Matthias Mueller.

¿Cuál es la manipulación que realizaba VW para engañar a la EPA? Según el propio informe de la EPA, el software instalado en el módulo de control electrónico (ECM) de los vehículos afectados detecta cuando el coche está en fase de pruebas oficiales de emisiones, llamando a este programa “dispositivo de desactivación”, por el cual: “El conmutador detecta si el vehículo está siendo probado o no sobre la base de varias entradas incluyendo la posición del volante, velocidad del vehículo, la duración de la operación del motor, y la presión barométrica.  Estas entradas rastrean con precisión los parámetros del procedimiento aplicado por la autoridad federal EPA, para las pruebas de emisión con fines de certificación. Durante esas pruebas de emisión, el módulo ECM de los vehículos corrió un software que produce resultados de emisiones que cumplen los parámetros establecidos, bajo una calibración del módulo ECM que VW conoce como el “banco de pruebas de calibración”. En cualquier otro momento durante el funcionamiento normal del vehículo, el “interruptor” se activa y el software ECM vehículo pasa a una “calibración de ruta”, que reduce la efectividad del sistema de control de emisiones. Como resultado de ello, las emisiones de NOx, aumentaron en un factor de 10 a 40 veces por encima de los niveles compatibles con la EPA, dependiendo del ciclo de la unidad”.

¿Cuál es la gravedad para la salud de las personas? Específicamente, los óxidos de nitrógeno o NOx, contribuyen a una amplia gama de problemas de salud para ciertas personas, por lo que están tan fuertemente regulados, en este caso por la EPA, que señala que la contaminación de NOx contribuye al dióxido de nitrógeno, ozono troposférico y las partículas finas. La exposición a estos contaminantes se ha relacionado con una serie de efectos graves para la salud, incluyendo un aumento de los ataques de asma y otras enfermedades respiratorias que pueden ser lo suficientemente graves como para enviar personas al hospital. La exposición al ozono y partículas también se han asociado con la muerte prematura debido a los efectos-respiratorias relacionadas o relacionadas cardiovasculares. Los niños, los ancianos y las personas con enfermedades respiratorias preexistentes están particularmente en riesgo de efectos sobre la salud de estos contaminantes.

Ahora vale la pregunta de ¿Por qué VW hizo esto?, ¿con qué necesidad?, al momento no está claro. En Estados Unidos, los coches diésel tienden a ser más caro que la gasolina sólo por el hardware adicional que se necesita para hacerlos circular más limpiamente. VW pudo haber hecho esto para mantener reducidos los costos de los vehículos involucrados, para beneficio propio y para los consumidores. También es posible que la restricción de las emisiones para cumplir con la legislación, afectaran la economía de energía y combustible, por los que son reconocidos los motores TDI de la marca.

¿Cuáles son las consecuencias de este proceder para VW?, ¿a qué sanciones se enfrenta?

Al momento son impredecibles las consecuencias para la empresa, si pensamos que sólo en Estados Unidos, esta manipulación le podría valer una multa de hasta 38.500 dólares por cada vehículo, lo que se traduciría en una sanción por encima de los 18.000 millones de dólares; pero la misma empresa reconoce que hay millones de vehículos afectados.

Pero lo peor es el daño a la imagen de la empresa, que ya ha tenido su repercusión en las acciones de Volkswagen, que según informa Bloomberg han caído un 38% en sólo dos días; que es equivalente a unos 25.000 millones de euros en valor de mercado.

Además, seguramente se verán afectadas las ventas. En unas recientes declaraciones, el jefe de Volkswagen en Estados Unidos, Michael Horn ha pedido disculpas por el escándalo y ha asegurado que la compañía “pagará lo que tenga que pagar” para restaurar la confianza y reparar el daño.

También la EPA está trabajando con el Departamento de Justicia sobre el caso, por lo que también podrían surgir cargos penales por esta situación también.

Fuente:

http://www3.epa.gov/otaq/cert/documents/vw-nov-caa-09-18-15.pdf

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s