Argentina entre los países más atractivos para las inversiones en Energías Renovables

inversores-en-renovablesEl último informe Recai 2016 (Índice de Países Atractivos para las Energías Renovables) realizado por la consultora EY, destaca que la transición energética global está experimentando profundos cambios, siendo lo más destacado el cambio en el destino de las inversiones.

Estas se están inclinando hacia los llamados mercados emergentes en detrimento de aquellos mercados considerados maduros concluye el informe de EY; el cual presenta un futuro brillante para las energías renovables en Latinoamérica en particular y una retracción del mercado europeo.

Las razones de la disminución de las inversiones en Europa estarían relacionadas con los recortes gubernamentales en las subvenciones de los últimos años y al “fracaso” de las renovables para cumplir con los objetivos establecidos y fundamentalmente su costo.

Desde su máximo de u$s131, 7 mil millones en 2011, la inversión europea se redujo en más de la mitad, a los u$s 58,5 mil millones el año pasado; lo que representa sólo el 18 por ciento con referencia al  total mundial.

Los tres primeros puestos del índice se mantuvieron sin cambios, con EEUU como número uno, China en el número dos, y la India en tercer lugar. Pero este último informe RECAI destaca el crecimiento de Latinoamérica, que incorpora un mayor número de países en los primeros puestos de la clasificación: Chile, Brasil y México se ubican dentro de los tres primeros e incorporándose al índice Argentina, que se ubica en el puesto 18.

Chile con su cuarta posición es el país latinoamericano mejor posicionado, basando su crecimiento en el ambicioso objetivo gubernamental de alcanzar el 70% de energía renovable para el año 2050. Según previsiones de Bloomberg New Energy Finance, al menos un total de 4,7 GW de capacidad de energía renovable se añadirán en los próximos tres años en Chile.

México es otro país latinoamericano que sube en el índice ubicándose en el séptimo lugar, con una política de reforma que ha abierto el mercado energético del país al sector privado y ha comenzado a atraer grandes inversiones en proyectos de energías renovables, con el objetivo de alcanzar el 35% de energía limpia para el 2024 y el 50% para el año 2050.

Pero la gran novedad en el índice de este año, es la aparición de Argentina que ingresa en el puesto 18; y lo hace a partir de las reformas en el sector energético y el fuerte impulso de las energías renovables que está llevando a cabo el nuevo gobierno.

El nuevo decreto reglamentario 531/2016, sancionado en marzo pasado de “Fomento Nacional para el Uso de Fuentes Renovables de Energía destinada a la Producción de Energía Eléctrica”, establece nuevos objetivos en energías limpias, incentivos fiscales, la creación de un fondo fiduciario para la energía renovable y los procesos de licitación para los nuevos proyectos de energía renovable.

Actualmente las energías renovables representan sólo un 1,8% de la demanda de energía, y la nueva reglamentación establece cumplir con ambiciosas objetivos de un 8% de energías renovables en el 2017; aumentando al 20% para el año 2025. En otros términos, Argentina cuenta con recursos eólicos de clase mundial, con un potencial estimado de 2.000 GW; pero actualmente sólo dispone de 223 MW instalados de capacidad eólica. Lo mismo sucede con la energía solar, al haber desplegado solamente 8MW de su capacidad solar a pesar de los impresionantes niveles de irradiación que dispone.

Alcanzar los objetivos planteados por Argentina, dependerá en gran medida de la recuperación de la credibilidad de la comunidad nacional e internacional, y en este sentido el Subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind señaló: “el gobierno simplemente trata de hacer de Argentina un país “normal”, competitivo y abierto a las inversiones”.

Argentina y los países latinoamericanos están frente a una oportunidad especial, como señala Ben Warren, EY Global Power & Utilities Corporate Finance Leader; “Los mercados emergentes están transformando sus industrias de energía a un ritmo sin precedentes”, dijo Warren. “El año pasado, las inversiones en energías renovables en el mundo en desarrollo superaron a las del mundo desarrollado por primera vez. América Latina, en particular, se ha convertido en algo así como una prueba de fuego sobre la rapidez con que los mercados pueden llegar a crecer”.

“Los mercados, en su tránsito hacia las energías renovables, se están beneficiando de las tecnologías más baratas y eficientes, del menor costo del capital y de una previsión de recursos más fiable. El flujo cada vez más global del capital demuestra que los inversores están cada vez más cómodos en los nuevos mercados. Podemos esperar ver el despliegue masivo de la inversión baja en carbono en los mercados en desarrollo”.

Ver informe:

http://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/EY-RECAI-47-May-2016/$FILE/EY-RECAI-47-May-2016.pdf

Ver Decreto Reglamentario:

http://www.infoleg.gob.ar/infolegInternet/anexos/255000-259999/259883/norma.htm

Anuncios

Las inversiones en energías renovables cada vez más importantes

wind-powerEn el año 2015 las inversiones en energías renovables a nivel global alcanzaron los 286.000 millones de dólares; de los cuales 266.000 millones fueron para generación y 20.000 millones se destinaron a la investigación y desarrollo. Estos datos surgen del informe “Tendencias mundiales en inversiones en energías renovables 2016” del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP).

Este nivel de inversiones en el sector según el informe, duplicó en el 2015 a las inversiones en el mismo año para las plantas de carbón y gas; y además permitieron añadir 134 gigavatios al sistema, lo que está produciendo un cambio estructural, al superar la capacidad de generación añadida por renovables a la nueva capacidad añadida por fuentes convencionales.

Los resultados fueron destacados por el director ejecutivo de UNEP, Achim Steiner; quien declaró en un comunicado que “las energías renovables están siendo cada vez más importantes para nuestro estilo de vida de bajas emisiones de carbono, y las inversiones récord de 2015 son más prueba de esta tendencia”.

“Lo que es también importante es que en 2015, por primera vez, las inversiones en energías renovables fueron más elevadas en los países en desarrollo que en los desarrollados”, añadió Steiner. En este aspecto el informe señala que en el año 2015 las inversiones en países en desarrollo y economías emergentes ascendieron a 156.000 millones de dólares frente a los 130.000 millones que sumaron los países desarrollados.

Entre los países en desarrollo se destaca China, que fue el que más invirtió en renovables con 102.900 millones de dólares, que representa el 36% del total mundial y un 17% más con respecto a las inversiones del país en el año 2014. Le sigue en cuanto al nivel de inversión, India con 10.200 millones de dólares, que representa un aumento del 22% con respecto al último año. Posteriormente se ubica Sudáfrica con 4.500 millones de dólares y el 329% de aumento; México con 4.000 millones de inversión y un 105% de aumento; y Chile con 3.400 millones de dólares y un 151% de aumento.

De los países desarrollados se destaca el crecimiento de Estados Unidos en cuanto al nivel de inversiones con 44.100 millones de dólares, lo que representa un incremento del 19% con respecto al año 2014. En contraste, Europa registró una caída en las inversiones del 21%, alcanzando 48.800 millones en 2015 cuando en 2014 había logrado inversiones por 62.000 millones de dólares.

Con respecto a las tecnologías, las principales fuentes de energía renovable favorecidas por las inversiones fueron los paneles solares y las plantas eólicas, que en conjunto incrementaron la capacidad generadora en 118 gigavatios (62 gigavatios de energía eólica y 56 de paneles solares), por encima de los 94 gigavatios de 2014, que era el anterior récord.

El almacenamiento de energía, como elemento básico para proporcionar estabilidad al sistema; registró un aumento de la capacidad instalada, pasando de los 160 megavatios del año 2014 a los 250 megavatios de almacenamiento de electricidad instalados en el 2015.

Excluidas las grandes centrales hidroeléctricas, las energías renovables representan a la fecha sólo un 16,2% de la capacidad de generación global, aunque sigue en aumento aún hay un largo camino por recorrer señaló el profesor Udo Steffens, presidente de la Escuela de Finanzas y Gestión de Frankfurt; al señalar que “Sin más políticas de intervención, las emisiones de dióxido de carbono que alteran el clima aumentarán al menos durante otra década”.

Ver informe completo:

http://fs-unep-centre.org/sites/default/files/publications/globaltrendsinrenewableenergyinvestment2016lowres_0.pdf

Estrategias de segundo uso (B2U) para las baterías de los VE

103888_b2u-lifecycle_lrg

Imágen: http://www.nrel.gov/transportation/energystorage/use.html

Frente al avance del desarrollo tecnológico y uso de los vehículos eléctricos (VE), se estima que a partir del año 2030 se dispondrá de una masa crítica de baterías en desuso; por lo que encontrar opciones de segundo uso, aumentaría el potencial de adopción de los VE; eliminando los costos de servicio de los automóviles al final de su vida, además de ayudar a los servicios públicos en la demanda de electricidad.

Investigadores de la National Renewable Energy Laboratory del Departamento de Energía (NREL) están trabajando en la identificación de estrategias de segundo uso (B2U) para las baterías ion litio de los VE; que suele ser el componente más caro del vehículo y su eliminación como residuo de uso presenta importantes desafíos ambientales.

Las investigaciones confirman que la batería de ion litio después de ser utilizada en un VE, conserva aproximadamente el 70 por ciento de su capacidad inicial; por lo que su reutilización como opción de almacenamiento de energía es muy valiosa para las empresas eléctricas, antes del reciclado de los materiales componentes de la batería.

“Por la petición del Departamento de Energía, nos propusimos identificar los beneficios y la viabilidad de las estrategias B2U, así como posibles obstáculos”, dijo el manager de NREL Energy Group Storage, Ahmad Pesaran: “No sólo confirmo que la reutilización de las baterías es factible, además encontramos que también tiene potencial para ofrecer grandes beneficios a los fabricantes de automóviles y los servicios públicos, así como a los propietarios de automóviles.”

NREL realizó intensivos análisis tecno-económicos en laboratorio y pruebas de campo, para comprender mejor los problemas asociados con las baterías en desuso y los verdaderos costos y beneficios de la potencial reutilización.

Esta investigación reveló al almacenamiento de energía como una de las posibles aplicaciones más prometedora, a un costo relativamente bajo. Sistemas de almacenamiento de energía a base de baterías automotrices reutilizadas, pueden aumentar la disponibilidad de energía de almacenamiento.

La reutilización de la batería por los servicios públicos exigiría un suministro a gran escala capaz de absorber una parte significativa de estos componentes y desviándolos del reciclaje prematuro o la corriente de desechos.

“Nuestro análisis mostró que B2U es poco probable que reduzca significativamente el costo inicial de los VE, pero eliminará costos a los propietarios al final de su servicio por la eliminación de la batería como residuo de uso, e incluso podría proporcionar un crédito de hasta $ 1,000,” dijo Pesaran. “El potencial de la integración de almacenamiento de energía B2U con la red eléctrica podría ser grande.”

La mayoría de baterías estarán disponibles para segundo uso al final de su vida de servicio en los VE, estimado en aproximadamente 15 años. Estudios NREL demuestran que estas baterías pueden retener hasta un 70 por ciento de su capacidad inicial y potencialmente seguir funcionando por otros 10 años en segundo uso, como almacenamiento de energía para servicios públicos; que se traduce en una vida útil total de hasta 25 años.

Para probar sus resultados de análisis, NREL y el Departamento de Energía apoyaron el establecimiento del primer sistema de almacenamiento de energía totalmente integrado del mundo; que consta de varias baterías de vehículos reutilizadas en el campus de la Universidad de California, San Diego (UCSD), socia del proyecto; financiado por la Oficina de Tecnologías de Vehículos de la Oficina del Departamento de Energía de Eficiencia Energética y Energías Renovables.

Fuente:

http://www.nrel.gov/transportation/energystorage/use.html

http://www.nrel.gov/transportation/energystorage/use-analysis.html

Los países en desarrollo lideran las inversiones en energía limpia

El Climascopio es un análisis a fondo de 55 países a nivel mundial y un informe e índice interactivo que evalúa el clima de inversión para las energías limpias.

Source: global-climatescope.org

En los países en desarrollo la capacidad instalada de energía limpia creció más rápido que en los países desarrollados; con una tasa de crecimiento de 143% en los últimos cinco años; en comparación, los países más ricos de la OCDE registraron una tasa de crecimiento del 84%.

Los datos surgen de la última edición de Climascopio 2014, un informe interactivo que evalúa un total de 55 países de África, Asia, América Latina y el Caribe y que ofrece un extenso panorama de las energías limpias en el mundo.

La metodología aplicada analiza con rigor cuantitativo, qué hace cada país para atraer inversiones, desarrollo e implementación de energías limpias; considerando por energía limpia a los biocombustibles, biomasa y residuos, geotérmica, solar, eólica y pequeñas centrales hidroeléctricas de hasta 50MW.

Potencias superiores no son consideradas en el estudio, ya que este se enfoca exclusivamente en nuevas fuentes de baja emisión de carbono y de rápida implementación en comparación con las grandes centrales hidroeléctricas que pueden llevar años en entrar en servicio.

El Climascopio 2014, comprende 54 “indicadores” y cuatro “parámetros” temáticos: Marco Propicio (I), Inversión en Energías Limpias y Créditos para Proyectos Relativos al Cambio Climático (II), Negocios de Bajas Emisiones de Carbono y Cadenas de Valor de Energía Limpia (III), y Actividades de Gestión de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (IV). Cada indicador y el parámetro al que pertenece contribuyen al puntaje final de cada país, pero no son valorados de igual manera. La puntuación mínima es 0 y la máxima es 5.

Si consideramos los países en desarrollo, los primeros diez del ranking son:

1 China, 2 Brasil, 3 Sudáfrica, 4 India, 5 Chile, 6 Uruguay, 7 Kenya, 8 México, 9 Indonesia, 10 Uganda.

China lidera el ranking con una puntuación global de 2,23; obteniendo la máxima calificación de 5 puntos en Cadenas de Valor.

Este parámetro de Cadenas de Valor, evalúa mediante tres indicadores la disponibilidad de la manufactura local u otro tipo de capacidades similares para impulsar del despliegue de las energías limpias; teniendo en cuenta la disponibilidad de: productores locales que puedan proveer los equipos necesarios para construir proyectos, firmas financieras locales que aporten capital, y empresas locales de servicios que provean asistencia legal u otros servicios.

En el caso de los países menos desarrollados, el parámetro se vale de una metodología ampliada que tiene en cuenta la disponibilidad de proveedores de asistencia técnica y servicios en las cadenas de valor específicamente relacionadas con las energías limpias distribuidas.

Brasil se ubica segundo con una puntuación global de 2,17, muy cerca de China; y también obtiene su máxima calificación de 4,41 puntos en Cadenas de Valor.

También se destacan de América Latina, Chile, Uruguay y México; que se ubican dentro de los diez primeros en inversiones en energía limpia; siendo Uruguay el país de América Latina que obtiene la mejor puntuación en Financiamiento e Inversiones, con 2.03 puntos.

América Latina y el Caribe cubren en la actualidad más de la mitad de su demanda de energía a través de fuentes de energía sin emisiones de C02, si se incluyen las grandes centrales hidroeléctricas, no consideradas en el estudio como se indicó.

See on Scoop.itambiente

Dejá tú comentario

Plataforma para impulsar el financiamiento a las pymes

awhCbhLqRceCdjcPQUnn_IMG_0249

La Corporación Interamericana de Inversiones (CII), institución miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentó en Guayaquil InvestAmericas, una innovadora plataforma en línea que conectará a las empresas pymes de América Latina y el Caribe.

El objetivo que se persigue con esta iniciativa, es que InvestAmerica sea el lugar donde las empresas de la región, encuentren financiamiento y los inversionistas accedan a las oportunidades de negocio más interesantes.

Se trata de impulsar las oportunidades de negocio que requieren financiamiento a través de una comunidad colaborativa; para lo cual las empresas, inversionistas, proveedores de servicios, e instituciones de apoyo locales ya se pueden preregistrar para ser los primeros en aprovechar sus beneficios.

En una primera etapa, la plataforma operará en Colombia, Costa Rica, Trinidad y Tobago, Uruguay y Ecuador en el año 2015.

Esta plataforma forma parte de ConnectAmericas, que es la primera red social para empresas, diseñada para ayudar a que las PYME de América Latina y el Caribe crezcan e se internacionalicen.

ConnectAmericas ofrece tres pilares de servicios: Conéctate, Aprende y Finánciate. InvestAmericas se encuentra disponible dentro del pilar de financiamiento de ConnectAmericas.

Fuente: http://www.iadb.org/es/noticias/comunicados-de-prensa/2014-11-05

Como miembro de ConnectAmericas y InvestAmericas, estoy a tú disposición para ayudarte en la gestión de tú proyecto. Contáctame

El financiamiento para el clima es insuficiente

About $359 billion a year flows to and within countries to support low-carbon development. It’s barely half the volume considered necessary, but work is underway to scale it up.

Source: www.bancomundial.org

El Quinto informe de Evaluación del IPCC, indica que las actividades humanas, en particular las relacionadas con las emisiones de dióxido de carbono; están provocando un aumento sostenido e inequívoco de las temperaturas globales.

Este calentamiento en el sistema climático es inequívoco y, desde 1950, muchos de los cambios observados no han tenido precedentes en los últimos decenios a milenios. La atmósfera y el océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de gases de efecto invernadero han aumentado.

La evidencia de los cambios permite afirmar que los efectos del cambio climático ya se están produciendo en todos los continentes y en los océanos; y que el mundo está en muchos casos, poco preparado para los riesgos del cambio climático.

Pero también se concluye en el informe, que es posible luchar contra esos riesgos, aunque serán difíciles de controlar con niveles elevados de calentamiento.

En el informe del Grupo de trabajo II del IPCC, titulado “Cambio Climático 2014. Impacto, adaptación y vulnerabilidad”, se detallan el impacto del cambio climático hasta la fecha, los riesgos futuros que se derivan de él y las posibles medidas efectivas para reducir esos riesgos.

De no actuar de inmediato con respecto al cambio climático; crece la probabilidad de impactos severos y peligrosos sobre la gente, la sociedad y los ecosistemas.

Entonces, ¿cómo no superar los 2ºC?; cuando sabemos que el cambio climático, sus impactos y su mitigación están íntimamente ligados a la economía global.

Según el Banco Mundial, en la actualidad hay financiamiento disponible para la búsqueda de soluciones, aunque el volumen aún no es suficiente; e indican que el flujo de financiamiento hacia los países y entre y al interior de ellos para apoyar el desarrollo con bajas emisiones de carbono  —que puede ayudar a reducir las emisiones y aumentar la resiliencia a los efectos del cambio climático— asciende a unos US$359.000 millones anuales hoy en día.

De esta cantidad de dinero, un 62% proviene de la inversión privada, el resto (38%) se origina en fuentes del sector público.

Como dato destacado, el mayor porcentaje de inversiones, un 38% se orientan al financiamiento de proyectos de energía solar, y un 24% se destinan a la energía eólica.

Pero como se indica desde el Banco Mundial, el flujo de financiamiento para el clima es hoy en día de unos  US$1000 millones diarios a nivel mundial, este monto es apenas la mitad del volumen que se requiere para enfrentar el cambio climático, en particular en los países en desarrollo, cuyas ciudades de rápido crecimiento están tomando hoy decisiones relacionadas con la energía y la infraestructura que establecerán el curso de su desarrollo en el futuro.

Se estima que la necesidad real de desarrollo con bajas emisiones de carbono y de inversión en energía limpia llegaría a más de US$700.000 millones al año y, posiblemente, a más de US$1 billón al año.

Para alcanzar estos niveles de financiamiento del clima, se tendrán que crear las condiciones apropiadas y eso significa que haya una combinación de políticas gubernamentales de apoyo y congruentes, financiamiento público específico y modelos de negocio y mecanismos de financiamiento innovadores.

See on Scoop.itambiente

¿Te ha gustado el artículo? Dejá tú comentario

Recibe los mejores contenidos, suscríbete

Cómo financiar la reducción de las emisiones contaminantes

Savings from healthier air can make up for some or all of the cost of carbon-reduction policies.

Source: newsoffice.mit.edu

Un estudio realizado por investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) en Cambridge, Estados Unidos; valorizó los efectos que podrían tener los cambios en las políticas climáticas sobre la economía energética, la contaminación del aire y el costo de los problemas de salud ocasionados.

La conclusión a la que han arribado, indica que los costos de conversión de las actuales tecnologías a tecnologías más limpias, podrían costearse con los ahorros en gastos en salud para el tratamiento de los pacientes con enfermedades originadas por la contaminación del aire.

La coautora del estudio, Tammy Thompson señala que tradicionalmente los análisis sobre rentabilidad económica de los proyectos para reducir las contaminaciones de dióxido de carbono (CO2); han omitido considerar el ahorro en gatos de salud al disponerse de aire no contaminado o más limpio al menos. No incorporar al análisis económico estos ahorros en gastos en salud, hace que no sean consideradas atractivas las inversiones en tecnologías más limpias.

Fuente:

http://newsoffice.mit.edu/2014/cutting-carbon-health-care-savings-0824

See on Scoop.itambiente

Dejá tú comentario aquí