La exposición humana a la contaminación

urbanoHasta ahora la mejor manera de medir la exposición humana a la contaminación del aire urbana es mediante el estudio de los niveles de calidad del aire en lugares fijos. Pero un estudio dirigido por investigadores del MIT, demuestra que el uso de la telefonía móvil podría ayudar a estudiar este grave problema con un mayor nivel de detalle.

El estudio se centró en la ciudad de Nueva York y para él se utilizaron los datos de la telefonía móvil para rastrear el movimiento de las personas de manera de obtener una imagen más detallada del grado de exposición a la contaminación en un medio urbano determinado. Para lo cual los investigadores dividieron a la ciudad de Nueva York en 71 distritos, encontrándose en 68 de ellos que los niveles de exposición a material particulado (PM) fueron significativamente diferentes al contabilizarse el movimiento diario de 8,5 millones de personas, con respecto a los niveles medidos por la extensa red de monitoreo de la calidad de aire de la ciudad, que alcanza a 155 localizaciones.

Con la nueva investigación realizada en Senseable City Lab del MIT, la exposición humana a la contaminación del aire puede ser cuantificada con precisión en una escala sin precedentes; considerando los movimientos de varios millones de personas utilizando los datos de ubicación del teléfono celular y la información sobre la medida de contaminación del aire en un barrio. El estudio revela dónde y cuándo los neoyorquinos están en mayor riesgo de exposición a la contaminación del aire, con importantes consecuencias para el medio ambiente y la política de salud pública.

Los investigadores creen que este método de estudio se puede aplicar de manera amplia y crear nuevos niveles de detalle en un importante ámbito de análisis urbano y ambiental.

“Hasta ahora, gran parte de nuestra comprensión de los efectos de la contaminación atmosférica en la salud de la población se ha basado en la relación entre la calidad del aire y la mortalidad y / o morbilidad, en una población que se supone que está en su posición de hogar todo el tiempo “, dice Marguerite Nyhan, investigadora que dirigió el estudio como investigadora postdoctoral en el Sensable City Lab. “La contabilidad de los movimientos de la gente va a mejorar nuestra comprensión de esta relación. Los resultados serán importantes para la evaluación de la salud de la población a futuro”.

Para realizar el estudio, los investigadores examinaron 121 días de datos desde abril a julio de 2013, el uso de muchos tipos de dispositivos inalámbricos de distintos proveedores, y el entrecruzamiento de los datos del teléfono con la información de la Encuesta de la contaminación del aire de la Comunidad Ciudad de Nueva York.

El resultado son “dos mapas diferentes” que representan la exposición a PM, uno que muestra la exposición que tendría una población estática en el hogar, y otro que muestra los niveles de exposición reales dada la dinámica de la movilidad urbana. Mediante este análisis, los investigadores creen haber demostrado una nueva forma para que líderes de la ciudad, los funcionarios de la salud y los planificadores urbanos puedan obtener datos sobre los niveles de contaminación y analizar sus opciones de política.

Fuente:

http://senseable.mit.edu/urban-exposures/

Ver Artículo publicado en Environmental Science & Technology

El papel de la energía en la contaminación del aire y la salud

Energy_and_Air_Pollution_Cover_400pxSegún estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, se atribuye a la contaminación del aire la muerte cada año de unas 6,5 millones de personas; mucho más que el número de muertes asociadas en conjunto al VIH/SIDA, la tuberculosis y los accidentes de tránsito; siendo la cuarta mayor amenaza mundial para la salud humana, detrás de la presión arterial alta, los riesgos de la dieta y el tabaquismo.

Como una de las fuentes más importantes de contaminación del aire es la producción y el uso de la energía procedentes de la actividad humana; la Agencia Internacional de Energía (AIE), ha llevado a cabo por primera vez un importante estudio sobre el papel de la energía en la contaminación del aire y la salud.

Sobre la base de nuevos datos de las emisiones contaminantes en 2015 y las proyecciones para el año 2040, el informe “Energy and Air Pollution”; proporciona una visión global de la relación energía y contaminación del aire, así como perfiles detallados de los países y regiones clave, como Estados Unidos , México, la Unión Europea, China, India, Sudeste de Asia y África; estableciendo en detalle la magnitud, las causas y efectos del problema y las formas en que el sector de la energía puede contribuir a una solución; a través de la aplicación de políticas y tecnologías probadas, que pueden lograr una reducción sostenida de las emisiones contaminantes.

El informe destaca tres áreas clave para la acción gubernamental, alineadas con la estrategia de reducción de la contaminación del aire:

  • Configuración de un ambicioso objetivo de calidad del aire a largo plazo, a la que todos los interesados pueden suscribirse y contra el cual la eficacia de las diversas opciones de mitigación de la contaminación pueden ser evaluados.
  • Poner en marcha un conjunto de políticas de aire limpio para el sector de la energía para lograr el objetivo a largo plazo, a partir de una mezcla rentable de control de las emisiones directas, regulación y otras medidas.
  • Garantizar un seguimiento eficaz, aplicación, evaluación y comunicación: mantener una estrategia en curso requiere datos fiables, un enfoque continuo en el cumplimiento y en la mejora de la política, y la información pública oportuna y transparente.

6a00d8341c4fbe53ef01b7c873f4e9970b-550wi

Las opciones de política energética respaldada por sólo un aumento del 7% en la inversión total energética hasta el 2040, es capaz de producir una clara mejora de la situación de la salud pública; al reducir las muertes prematuras por contaminación del aire en 1,7 millones en el 2040.

En el Capítulo “Energy action for cleaner air”, el informe propone una estrategia pragmática y alcanzable para conciliar las necesidades de energía del mundo con su necesidad de un aire más limpio. Junto a los múltiples beneficios para la salud humana, esta estrategia muestra que resolver el problema de la contaminación del aire en el mundo puede ir mano a mano con el progreso hacia otros objetivos ambientales y de desarrollo.

Descargar el informe: “Energy and Air Pollution”

España “discrimina positivamente” a los vehículos menos contaminantes

La Dirección General de Tráfico (DGT) de España ha clasificado, en el marco del Plan Nacional de Calidad del Aire y Protección de la Atmósfera 2013-2016; el parque de vehículos en función de su potencial contaminante.

La clasificación alcanza en una primera etapa a unos 16 millones de vehículos, lo que representa el 50% del parque automovilístico actual de España. En una segunda etapa se continuará con la clasificación del resto del parque automotor hasta alcanzar los 32 millones de vehículos que actualmente circulan por las rutas de España.

La medida implementada por la DGT, tiene como objetivo “discriminar positivamente” a los vehículos más respetuosos con el medio ambiente y ser un instrumento eficaz en políticas municipales, tanto restrictivas de tráfico en episodios de alta contaminación, como de promoción de nuevas tecnologías a través de beneficios fiscales o relativos a la movilidad y el medio ambiente.

La clasificación de los vehículos está consignada en el registro nacional de vehículos de la DGT y a la misma podrán acceder en tiempo real los organismos con competencia en materia de movilidad, seguridad vial, tributaria o en medio ambiente; y la misma establece cuatro niveles de identificación: Cero Emisiones, ECO, C y B; según los siguientes criterios: tipo de vehículo, motorización, tipo de combustible líquido y autonomía.

ceroecoetiqueta betiqueta c

Estos criterios para clasificar el parque de vehículos son el resultado de un trabajo liderado por la DGT y en el que han participado entre otros organismos el Ayuntamiento de Madrid, el Ayuntamiento de Barcelona, el Real Automóvil Club de Cataluña (RACC), la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC), el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

Fuente:

http://revista.dgt.es/es/motor/noticias/2016/0413distintivo-ambiental.shtml#.VxF4A9R97IV

Zonas urbanas españolas superaron el valor límite anual de NO2 en 2014

madrid

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España comunicó a la Comisión Europea, su informe anual “Evaluación de la Calidad del Aire en España”; en cumplimiento de las Directivas relativas a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa.

El informe ofrece una visión global de la calidad del aire en España, describiendo cómo se realiza la evaluación y la gestión de la calidad del aire en el país; detallando la situación de las distintas zonas con respecto a los valores legislados.

Según informa el Ministerio español, en la actualidad las redes de calidad de aire ambiente de España, cuentan con más de 600 estaciones de medición fijas, distribuidas por toda la geografía española. El número de analizadores supera la cifra de 4.000. Además, la evaluación de la calidad del aire mediante estas estaciones fijas están apoyadas por modelos de simulación de calidad del aire cada vez más desarrollados.

Esta última evaluación de 2014 se realizó para los siguientes contaminantes: dióxido de azufre (SO2), dióxido de nitrógeno (NO2), óxidos de nitrógeno (NOx), partículas (PM10 y PM2,5), plomo (Pb), benceno (C6H6), monóxido de carbono (CO), ozono (O3), arsénico (As), cadmio (Cd), níquel (Ni) y benzo(a)pireno (B(a)P). Además, se realizaron mediciones indicativas de las concentraciones de otros hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP) distintos al B(a)P y de mercurio en aire ambiente, así como mediciones de los depósitos totales de arsénico, cadmio, mercurio, níquel, benzo(a)pireno y los demás hidrocarburos aromáticos policíclicos.

De los resultados obtenidos a partir de los datos generados por las redes autonómicas, locales y nacionales; se destaca como el aspecto más negativo lo referido al dióxido de nitrógeno (NO2), que sigue superando los valores límites establecidos en algunas de las principales zonas urbanas de España; en las cuales se ha producido una superación del valor límite horario (VLH) y seis superaciones del valor límite anual (VLA).

En el informe se señala con respecto a la protección de la salud humana, “en el año 2014 la zona de Madrid volvió a superar el valor límite horario de NO2, tal y como ya ocurriera en 2013”. En cuanto al valor límite anual de NO2, en 2014 se registraron superaciones en las zonas de Barcelona, Vallés‐Baix Llobregat, L’Horta, Madrid, Ciudad de Murcia y en la zona de Granada, aunque en este caso, la Comisión Europea mantiene una prórroga de cumplimiento, y se cumple con el valor límite anual más el margen de tolerancia.

Con respecto al SO2 se mantienen los buenos resultados experimentados en los dos años precedentes, ya que en 2014 no se ha superado ninguno de los dos valores límite legislado. Lo mismo puede decirse de los niveles de concentración de material particulado (PM10), que mantuvieron en el 2014 la tendencia positiva, con una sensible disminución en cuanto a las superaciones del valor límite diario respecto al año 2013. Tras descontar el aporte de material particulado debido a fuentes naturales, el balance final indica que se han producido tres superaciones del valor límite diario (VLD) y una del valor límite anual (VLA).

El Indicador Medio de Exposición (IME), que evalúa el grado medio al que la población está expuesta a las partículas PM2,5, vuelve a ser en 2014 inferior al de los años anteriores. El objetivo a alcanzar en 2020 es la reducción del 15% respecto al año 2011, y en 2014 ya se ha logrado una disminución del 12,8 %.

El ozono troposférico sigue mostrando niveles elevados en zonas suburbanas o rurales, debido a la alta insolación y a que se mantienen los niveles de emisión de sus precursores (NOx y compuestos orgánicos volátiles). En el caso el plomo, el benceno o el monóxido de carbono, no se presentan superaciones del valor límite (VL) establecido, ni del valor objetivo (VO) fijado para las partículas PM2,5, As y Cd.

Se corrige la situación registrada en 2013 respecto al benzo(a)pireno (B(a)P), que no se vuelve a repetir la superación registrada en ese año, pero sí aparece una superación puntual del valor objetivo para el Ni.

El resultado de esta evaluación se puede consultar de forma resumida en el informe “Evaluación de la Calidad del Aire en España 2014”, oficial desde el 1 de octubre de 2015 una vez enviada a la Comisión Europea.

Como Volkswagen, China también ha engañado con sus emisiones

china

A pocas semanas de iniciarse la COP 21 de París, con todas las expectativas puestas en poder alcanzar un acuerdo por el clima, que permita limitar el calentamiento global a menos de los 2°C; se destapa otro escándalo que puede poner en peligro esa posibilidad de acuerdo definitivo.

Cuando aún se desconoce el alcance del escándalo de VW denunciado por la EPA en Estados Unidos; ahora es China, el mayor emisor de gases de efecto invernadero (GEI); la que ha engañado a todo el mundo con los datos que daba a conocer, tanto de la quema de carbón como de las emisiones de CO2.Yoriamente.

Por ejemplo, en 2012 se quemaron 600 millones de toneladas más de carbón, que representa un 17% más con respecto a los datos publicados hasta ahora. La misma situación se presenta para las emisiones, ya que en ese mismo ejercicio se emitió de más tanto CO2 como toda Alemania en un año. En total, 13.000 millones de toneladas de CO2 que no ha contabilizado el gobierno chino.

Los nuevos datos, que aparecieron recientemente en un anuario de estadísticas sobre energía publicado sin mayores estridencias por la agencia de estadística de China, muestran que el consumo de carbón se ha subestimado desde el año 2000, y en particular en los últimos años. Las revisiones se basaron en un censo de la economía en 2013, que expone las lagunas en la recogida de datos, sobre todo de las pequeñas empresas y fábricas, se señala desde el The New York Times.

“Esto va a tener un gran impacto, debido a que China ha estado quemando mucho más carbón de lo que creíamos”, dijo Yang Fuqiang; un ex funcionario de energía en China, que ahora asesora al Consejo de Defensa de Recursos Naturales. “Resulta que era un emisor aún más grande de lo que imaginábamos. Esto ayuda a explicar por qué la calidad del aire de China es tan pobre, y eso hará que sea más fácil conseguir que los líderes nacionales lo tomen en serio”.

Funcionarios del gobierno chino han aceptado la necesidad de “corregir las distorsiones de empeoramiento en los datos históricos, pero no han comentado públicamente sobre los cambios”, de acuerdo con Lin Boqiang, director de China Center for Energy Economics Research, de la Universidad de Xiamen en el este de China. Agregando que “las nuevas cifras hacen que sea más complicado para establecer y evaluar los objetivos de energía limpia del país”.

“Ha creado mucha confusión”, dijo. “Nuestros datos básicos tendrán que ajustarse, y los organismos internacionales también tendrán que ajustar sus bases de datos. Esto es problemático porque muchas previsiones y compromisos se basan en los datos históricos”.

La situación es muy grave, que hace peligrar un posible y necesario acuerdo sobre el clima en la próxima COP21; al ponerse en duda la credibilidad de los compromisos publicados por los países más contaminantes.

Fuente:

http://www.nytimes.com/2015/11/04/world/asia/china-burns-much-more-coal-than-reported-complicating-climate-talks.html?_r=2

http://www.nytimes.com/video/world/asia/100000003425188/for-chinese-coexisting-with-coal.html

Las posibilidades de mortalidad prematura por las emisiones excesivas de VW

car-863741_1920

Son 482.000 los vehículos diésel ligeros vendidos entre el 2008 y 2015, a los que la propia automotriz Volkswagen reconoce haberles instalado “dispositivos de desactivación”, por el cual se podía detectar cuando un coche estaba pasando por una prueba de emisiones, y sólo entonces funcionar el sistema de control de emisiones del vehículo. Ya en condiciones normales de circulación, el sistema se desactiva permitiendo a los vehículos mediante este truco, emitir 40 veces más emisiones que las permitidas por la Ley de Aire Limpio.

En la búsqueda de conocer cuáles y de qué magnitud son los impactos en la salud de las personas en Estados Unidos, por este exceso de emisiones de NOx de los vehículos del Grupo Volkswagen; un equipo del MIT y de la Universidad de Harvard; determinaron que la cantidad de exceso de contaminación de NOx entre los años 2008 y 2015, multiplicado por el número de vehículos afectados que se venden en los Estados Unidos y extrapolados sobre distribuciones de la población y los factores de riesgo para la salud de todo el país, tendrá efectos significativos en la salud pública.

Según el estudio, publicado en la revista Environmental Research Letters; el exceso de emisiones de los vehículos de VW, hará que alrededor de 60 personas en los Estados Unidos mueran entre 10 a 20 años antes de tiempo. El retiro completo de circulación de los vehículos afectados hacia finales de 2016, permitiría evitar más de 130 muertes tempranas adicionales; caso contrario se agravaría el problema al provocar 140 muertes prematuras.

Además de las muertes prematuras, los investigadores estiman que el exceso de emisiones de Volkswagen, contribuirá directamente a 31 casos de bronquitis crónica y 34 de ingresos hospitalarios relacionados con enfermedades respiratorias y cardíacas. Estiman que las personas experimentarán unos 120.000 días de actividad restringida por problemas de salud de menor importancia, incluyendo las ausencias al trabajo; y alrededor de 210.000 días de síntomas de menor capacidad respiratoria. Con respecto a los gastos en salud, el estudio estimó que se generarán u$s 450 millones en los gastos de salud y otros gastos sociales; pero retirar los vehículos de circulación, permitiría a finales de 2016 ahorrar hasta u$s 840 millones en mayores costos sanitarios y sociales.

El autor principal del artículo, el profesor Steven Barrett; dice que los nuevos datos aportados en el estudio, pueden ayudar a funcionarios de los entes de regulación a lograr mejores estimaciones sobre los efectos de las acciones de Volkswagen con la manipulación de sus vehículos durante las pruebas; al señalar que “parecía ser un tema importante que nos podría dar información imparcial para ayudar a cuantificar las consecuencias humanas de la cuestión de las emisiones de Volkswagen”, dice Barrett. “La motivación principal es informar al público e informar de la situación reglamentaria”.

El estudio basa sus cálculos en las mediciones de los investigadores de la Universidad de West Virginia, que en su momento encontraron que los vehículos producían hasta 40 veces más emisiones que las permitidas por la ley. Ellos calcularon la cantidad promedio de utilización de cada vehículo durante su vida útil, combinando estos resultados con los datos de ventas entre 2008 y 2015 y con la estimación del total de las emisiones en exceso durante este período.

El cálculo de las emisiones resultantes se realizó analizando las correspondientes a tres escenarios: el escenario actual, en el que 482.000 vehículos ya han emitido un exceso de emisiones a la atmósfera; un escenario en el que Volkswagen retira todos los vehículos afectados a finales de 2016; y un escenario futuro en el que no hay retiro y cada vehículo afectado permanece en la carretera, continuando con la contaminación durante el transcurso de su vida útil.

Posteriormente, el grupo estimó los efectos sobre la salud bajo cada uno de esos escenarios de emisiones, utilizando un método que desarrollaron para asignar estimaciones de las emisiones a la exposición de las personas a las partículas finas y el ozono. Los vehículos diésel emiten óxidos de nitrógeno, que reaccionan en la atmósfera para formar partículas finas y el ozono.

“Todos tenemos los factores de riesgo en nuestras vidas, y el exceso de emisiones es otro factor de riesgo pequeño”, explica Barrett. “Si se tiene en cuenta el riesgo adicional debido a las emisiones excesivas de Volkswagen, aproximadamente 60 personas han muerto o morirán de manera temprana, en promedio una década más temprano.”

Daniel Kammen, el editor en jefe de la revista Environmental Research Letters  y profesor de la Universidad de California en Berkeley, dice que el estudio del grupo proporciona una “evaluación rigurosa de la escala de los impactos, que son potencialmente muy graves”. “El análisis demuestra el valor de la investigación, de fundamental inspiración política; donde se pueden calcular los impactos sobre la calidad del aire y salud provocados por las transgresiones de VW, y puestos a disposición para el debate público”, dice Kammen.

Fuente:

http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/10/11/114005/pdf

Volkswagen admite haber engañado con la emisión de gases

vw

Volkswagen admite haber engañado a la Agencia de Protección Ambiental (EPA, según sus siglas en ingles) de los Estados Unidos; con respecto a la instalación de manera deliberada en varios modelos equipados con motor Diésel, de un programa informático diseñado para evitar los límites a las emisiones; agregando que están en permanente contacto con las autoridades estadounidenses para solucionar el problema.

El presidente de la junta ejecutiva de VW, Martin Winterkorn; pidió disculpas por el hecho e indicando que la empresa ha iniciado una intensa investigación para descubrir el origen del engaño. “Personalmente, lamento profundamente haber decepcionado a nuestros clientes y al público”, señaló. “Los sucesos tienen para la junta ejecutiva de VW y para mí, personalmente, una prioridad absoluta”, añadió.

El viernes pasado EPA denunció a la empresa indicando que había manipulado un programa informático que se instaló en unos 500.000 modelos diésel de la marca Volkswagen y Audi, que fueron vendidos entre los años 2008 y 2015, y que ahora deberán ser revisados.

Los modelos denunciados por EPA son las versiones de cuatro cilindros del Jetta, Beetle, Audi 3, Golf y Passat. Según un comunicado dado a conocer por la Agencia, estos modelos emiten hasta 40 veces más contaminantes que lo permitido. “Es una violación muy seria, es ilegal y una amenaza para la salud”, señaló el regulador. Volkswagen ya había sido advertida de la situación por EPA, que en una carta del 8 de julio le avisaba de que si no modificaba el sistema no le permitirían vender los nuevos modelos diésel en Estados Unidos.

La grave situación reconocida por el grupo alemán, lo expone a hacer frente a una multa máxima de 35.700 dólares por cada vehículo, lo que elevaría la multa que tendría que pagar VW a un total de 18.000 millones de dólares (unos 16.000 millones de euros). La más alta indemnización que ha pagado nunca una empresa alemana en Estados Unidos.

Se desconoce al momento si la EPA llevará el caso a los tribunales, sólo se ha expresado a través de su directora Cynthia Giles, quien indicó que le corresponde a la empresa llevar a cabo un proceso destinado a reparar el sistema de escape de los automóviles. Martin Winterkorn declaró que Volkswagen no toleraría ninguna violación a las leyes de cualquier tipo. “Estamos trabajando con las autoridades competentes en forma conjunta y de manera global con el fin de esclarecer los hechos de manera rápida y transparente”, dijo Winterkorn.

Pero lo que no explicó el principal ejecutivo de Volkswagen, cuáles fueron las razones en la empresa que impulsaron este engaño, dejando más interrogantes que certezas: ¿estaba en conocimiento del engaño a las autoridades estadounidenses?, ¿fue una iniciativa de los ingenieros de software, sin conocimiento de sus superiores?, ¿o estos ordenaron hacerlo?, ¿basta pedir perdón a los clientes de VW, que no son las principales víctimas de este caso?, y muchos otros interrogantes sobre caso.

Ferdinand Dudenhöffer, del Centro de Investigación del Automóvil de la Universidad de Duisburg-Essen, señaló: “Todo el proceso es peligroso y su dimensión no se puede predecir”. “Lo único cierto es que será muy caro”, añadió.

Plataforma mundial de los niveles de PM2,5

asia-77859_1280

El Centro de Políticas Medioambientales (YCELP) de la Universidad de Yale y el Centro Internacional de Información sobre las Ciencias de la Tierra (CIESIN) de la Universidad de Columbia; han desarrollado una serie de índices ambientales prioritarios para determinar la calidad del aire y sus efectos sobre la salud humana; y dentro de esas prioridades de trabajo están las partículas en suspensión PM2,5.

Para estas partículas de características esencialmente nocivas, la Organización Mundial de la Salud ha fijado un límite para su nivel de exposición, que no debe ser superior a 10 mg/m3; para no provocar afecciones que pueden ser leves, como una simple irritación del sistema respiratorio, hasta ser impulsores de enfermedades cardiovasculares, pulmonares o incluso cáncer.

Para tener un dimensión de la problemática de la contaminación del aire y sus efectos nocivos sobre la salud humana; un estudio publicado por Berkeley Earth determinó que la contaminación del aire, mata a un promedio de 4000 personas cada día en China, lo que representa el 17% de las muertes de todo el país; siendo la contaminación por las partículas PM2,5 la más dañina.

Además, según datos que se manejan; el 36% de los países del mundo no estarían cumpliendo con este límite referido exclusivamente al transporte, por lo que la situación global del problema, plantea la necesidad urgente de identificar en qué puntos y en qué momento se está produciendo la contaminación del aire por las partículas PM2,5.

Para esa identificación los Centros de las universidades de Yale y Columbia, han desarrollado conjuntamente; un visualizador mundial de PM2,5; que conjuga la información a nivel terrestre y satelital.

Con esta información, los países pueden desarrollar acciones precisas en sus puntos más críticos y los agentes implicados tomar una mayor conciencia del problema, para actuar y atacar la generación a este tipo de partículas en las diferentes fuentes implicadas.

Video:

http://epi.yale.edu/visuals/airmap/

https://vimeo.com/107859947

http://berkeleyearth.org/air-pollution-overview/#PM25

Google se implica en la medición de la contaminación del aire en las ciudades

Aclima-Mobile-Mobius-Small

La contaminación del aire por los gases generados por el transporte, son un grave problema en las grandes ciudades por sus efectos nocivos sobre la salud; lo que llevado a Google a equipar sus vehículos encargados de su Street View, con sensores que miden la contaminación; con el objetivo de ofrecer datos en tiempo real para entender mejor la calidad del aire urbano.

Lo hace en asociación con Aclima, que es una empresa con sede en San Francisco (Estados Unidos), que diseña e implementa redes de sensores ambientales; lo que supondrá un cambio en cuanto a que las autoridades no sean las únicas capacitadas para informar sobre los datos de contaminación.

Aclima ha equipado con sus sensores, tres vehículos de Street View; los cuales tomaran mediciones de dióxido de nitrógeno, óxido nítrico, ozono, monóxido de carbono, dióxido de carbono, el metano, el carbono negro, partículas y compuestos orgánicos volátiles (COV), todos contaminantes del aire que pueden afectar a la salud humana o agravar el cambio climático.

Ya se han realizado pruebas del sistema durante un mes, en el área metropolitana de la ciudad norteamericana de Denver, en la que con solo tres coches pudieron registrar 750 horas de conducción y 150 millones de puntos de datos reales para tomar el pulso a la contaminación. Los datos se correlacionaron con los de la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), en sitios de medición estacionarios. La Agencia proporciona al proyecto, la experiencia científica en el diseño y las operaciones de los instrumentos de estudio, como parte de un acuerdo de investigación y desarrollo con Aclima.

“Tenemos una profunda oportunidad para entender cómo viven y respirar las ciudades, de una forma completamente nueva mediante la integración de la plataforma de detección móvil de Aclima con Google Maps y Street View coches”, dijo Davida Herzl, co-fundador y CEO de Aclima.

Agregando, “con más de la mitad de la población mundial que vive en ciudades, la salud del medio ambiente es cada vez más importante para la calidad de vida. Hoy estamos anunciando el éxito de nuestra prueba de la integración con Google, que sienta las bases para la generación de mapas de alta resolución de la calidad del aire en las ciudades”.

“La calidad del aire ambiental es un tema que afecta a todos, especialmente los que viven en las grandes ciudades”, dijo Karin Tuxen-Bettman, Gerente de Programa de Google Earth Outrech. “Esta asociación con Aclima se basa en nuestra participación en curso con el Fondo de Defensa Ambiental, lo que nos permite dar el siguiente paso en nuestro proyecto piloto para utilizar Street View y Google Maps como una plataforma de cartografía ambiental. Esperamos que esta información permitirá a más personas a ser conscientes de cómo viven y respiran nuestras ciudades, y unirse al diálogo sobre la manera de hacer mejoras en la calidad del aire”.

Para evaluar si la calidad del aire cumple con las normas de salud pública, la EPA se basa en una amplia red de equipos fijos colocados en las zonas urbanas, que monitorean el monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno, dióxido de azufre, partículas, hidrocarburos y los oxidantes fotoquímicos. La red de monitoreo está diseñado para la regulación de la calidad del aire, pero no da una imagen detallada de una comunidad o área urbana, de tal manera que la gente pueda tener una idea real de lo que la contaminación del aire está provocando en su entorno inmediato. La plataforma de detección móvil de Aclima en coches de Street View, complementa la red de medición del aire regional de la EPA, mediante la introducción de nuevos conocimientos acerca de la calidad del aire a nivel de calle.

“Nuestra asociación con la investigación Aclima está ayudando a entender los contaminantes del aire a nivel local y comunitario, y la forma en que se mueve en una zona urbana en el nivel del suelo,” dijo Dan Costa, Sc.D., Director Nacional del Programa, Oficina de Investigación y Desarrollo de la EPA. “Las nuevas mediciones de aire móviles pueden complementar las mediciones fijas existentes para una imagen más detallada de la calidad del aire personal y comunitaria.”

La prueba piloto en Denver era un proceso impulsado científicamente para validar el uso del sistema de Aclima, para la detección del medio ambiente móvil con vehículos de Google Street View; y demostró que la detección móvil en el nivel de la calle es posible”, dijo Melissa Lunden, Director de Investigación de Aclima. “Queremos hacer esto bien. Es por ello que pedimos a un equipo de científicos del aire y del clima reconocidos a nivel nacional para revisar nuestra metodología”.

“Hay muchas cosas que afectan a la calidad del aire, desde nuestras opciones de transporte y energía, a los espacios verdes y el tiempo”, dijo Herzl. “La comprensión de estas complejas relaciones es fundamental para la gestión y mejora de la calidad del aire. La prueba de Denver nos prepara para escalar el sistema y la introducción de la plataforma de detección móvil de Aclima a las comunidades de cualquier parte por medio de los vehículos de Google Street View. Hay un potencial ilimitado para nuestro trabajo para ayudar a mejorar la salud de las comunidades”.

El anuncio de hoy se basa en la asociación establecida de Aclima con Google para mapear el ambiente interior. Juntos, han creado una red que es la primera de su tipo con conexión a través de 21 oficinas de Google en todo el mundo. El sistema procesa 500 millones de puntos de datos cada día en la calidad ambiental interior, incluidas las medidas de confort de temperatura, humedad, ruido y luz; y los contaminantes del aire, como el dióxido de carbono y material particulado. La información permite a Google evaluar los factores ambientales en sus oficinas y, en el futuro; a tomar mejores decisiones en el diseño del lugar de trabajo para apoyar el bienestar de los empleados, la productividad y la creatividad.

Fuente, imagen y video:

http://aclima.io/blog/posts/aclima-google-map-air-quality/

https://youtu.be/Ggkab1lKj6g

La Contaminación en América del Sur antes de la Revolución Industrial

download1 (1280x831)Investigadores de Estados Unidos y Dinamarca hallaron en un sitio a gran altitud en los Andes Peruanos, más precisamente en el glaciar Quelccaya, un importante registro sobre la contaminación del aire en el hemisferio sur antes de la Revolución Industrial.

Esto ha sido posible a partir del hallazgo en el lugar, de una capa dentro de un bloque de hielo con trazas de elementos depositados entre el año 793AD y 1989; que ha proporcionado el primer registro y el primer lugar del planeta donde se puede estudiar hoy el impacto humano preindustrial.

Los investigadores pertenecientes a la Universidad de Ohio (EU) y encabezados por Paolo Gabrielli, han utilizado un espectrómetro de masas para medir la cantidad y los tipos de elementos presentes en el hielo, buscando trazas de antimonio, arsénico, bismuto, molibdeno y especialmente plomo, que se utilizó en el proceso de producción de plata por parte de los incas inicialmente, y posteriormente por los españoles.

Los resultados de la investigación son publicados en la revista PNAS de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, e indican que las concentraciones de elementos químicos fueron bajas y estables en el período anterior a la dominación española, con algunos picos que pueden coincidir con la contaminación por fuentes naturales como las erupciones volcánicas.

Es alrededor del año 1480 cuando se verifica según las investigaciones, un aumento en la concentración de bismuto en el hielo, que se corresponde con la expansión del imperio inca y probablemente debido al uso de bismuto en la producción de bronce.

A partir del año 1540 hay evidencias según la investigación, de un aumento de las concentraciones de varios metales, que estaría asociado al proceso de refinación de la plata, que ya practicaban los incas, pero que con la introducción de una nueva tecnología por parte de los españoles, permitió multiplicar la producción de plata y consecuentemente, aumentar la contaminación con plomo en los Andes.

Paolo Gabrielli; expresó que: “esta evidencia apoya la idea de que el impacto humano sobre el medioambiente estaba muy extendido incluso antes de la Revolución Industrial”. “El hecho de que podamos detectar la contaminación en el hielo desde un lugar primitivo a gran altitud es indicativo de la importancia continental de esta deposición”, agregando que: “solo una fuente importante de contaminación podría viajar tan lejos y afectar la química de la nieve en un lugar remoto como Quelccaya”.

Aunque el núcleo de hielo analizado relaciona la contaminación del aire con la minería unos 240 años antes de la Revolución Industrial, las concentraciones de metales tóxicos durante el siglo XX han superado con creces los niveles alcanzados durante la colonización española.

Fuente: Uglietti, C., Gabrielli, P., Cooke, C. A., Vallelonga, P. y Thompson, L. G. (2015). “Widespread pollution of the South American atmosphere predates the industrial revolution by 240 y”. PNAS,www.pnas.org/cgi/doi/10.1073/pnas.1421119112