Nanopartículas de oro para identificar células tumorales

delazerda-680x320-goldnano_0En los últimos años se están logrando grandes avances en el campo de la nanotecnología y la nanociencia, al punto de convertirse en un sector estratégico en la mayor parte de las economías desarrolladas.

Su influencia alcanza los más diversos sectores socioeconómicos, que van desde la salud hasta la energía, pasando ya por un sinnúmero de otros sectores como pueden el textil, las tecnologías de la comunicación e información, el transporte, etc. Su expansión ha sido fruto del gran avance y disponibilidad de nuevas tecnologías capaces de “ver” y “tocar” a esta escala dimensional, a un mayor número de materiales.

Ahora un profesor de biología estructural y de ingeniería eléctrica en la Universidad de Stanford, Adam de la Zerda; avanza en el desarrollo de una tecnología innovadora de imágenes médicas, capaz de observar de una manera clara lo que está sucediendo dentro del cuerpo de una persona, que podría conducir a una transformación en la manera de detectar y tratar de manera temprana el cáncer, al dar mayor precisión en la identificación y en la tarea de los cirujanos.

De la Zerda sostiene que a pesar del progreso de la investigación del cáncer en los últimos 50 años; aún no se lo ha podido derrotar por una razón principal: “estamos luchando a ciegas”, dice. “Aquí es donde entran las imágenes médicas”.

Junto con colaboradores en Stanford, de la Zerda ha desarrollado una técnica prometedora para ofrecer imágenes mucho más claras y precisas, que permitan diferenciar por ejemplo, donde termina un tumor y donde comienza el tejido sano; de manera que permita superar la limitación actual según dice de la Zerda: “los neurocirujanos se enfrentan a la tarea casi imposible de decidir dónde dejar de cortar al retirar un tumor”, corriendo el riesgo de ser demasiado conservadores, en un sentido u otro; dejando células cancerígenas o cortando otras que no lo son.

Con la tecnología actual, de la Zerda señala que “es esencialmente un juego de adivinanzas”. De hecho dice, la razón por la que el 90% de las cirugías de cáncer de cerebro en última instancia fallan, es porque las células cancerosas ocultas vuelven crecen y repiten el tumor.

El nuevo método desarrollado por de la Zerda y su equipo, es el de inyectar a los pacientes con miles de millones de nanopartículas de oro, que están programadas para buscar químicamente a las células cancerígenas para adherirse a ellas, de manera que cámaras especiales puedan verlas por su brillo.

Hasta ahora se han realizado pruebas con éxito en ratones, al detectarse regiones cancerosas minúsculas que las técnicas actuales no hubieran sido capaces de identificar.

Por primera vez dice de la Zerda, esta tecnología permite una mirada no invasiva dentro del cuerpo para ver muy claramente la localización de un tumor o si el cáncer se ha metastatizado.

Aunque puede que no sea la victoria absoluta en la guerra contra el cáncer, es un arma importante para agregar a nuestro arsenal. “Para ser franco, estamos todavía muy lejos de ganar la guerra contra el cáncer”, dice de la Zerda. “Pero al menos tengo la esperanza de que debemos ser capaces de no luchar a ciegas esta guerra al disponer de mejores técnicas de imagen médica”.

Fuente:

http://engineering.stanford.edu/research-profile/%E2%80%8Binnovations-medical-imaging-are-reshaping-war-against-cancer

¿Cómo 139 países pueden alcanzar el 100% de Energías Renovables?

Solutions-World-2015-Web

Un destacado equipo de investigadores de la Universidad de Stanford ha realizado un trabajo con el objetivo de demostrar cómo prácticamente, 139 países podrían alcanzar el objetivo energético de 100% renovable.

En base a la investigación dirigida por Mark Z. Jacobson, el proyecto denominado “The Solutions Project”, ha desarrollado una serie de mapas y planos interactivos, en los que se puede consultar cuál sería el futuro mix energético teóricamente mejor para alcanzar la meta de cero emisiones, para cada uno de estos 139 países.

Los datos no sólo se basan en el uso de energía para la generación de electricidad, sino también para todo uso de la energía; lo que significa además cubrir la demanda de energía para el transporte, la calefacción, la industria y la agricultura.

La investigación se lleva a cabo utilizando una metodología consistente en todos los países y con el objetivo de minimizar las emisiones contaminantes del aire por los gases de efecto invernadero y las partículas; y considerando factores como la demanda futura de energía, los costos y la disponibilidad del uso del suelo.

Los mapas del proyecto “The Solutions Project” dan una visión completa de lo que nuestro futuro energético podría ser, mediante la difusión de los efectos positivos de esa transición, que podría incluso anticipar el futuro de carbono neutral, que es por supuesto; el objetivo principal.

En la página web principal del proyecto, se puede consultar el futuro mix energético proyectado, pasando el mouse sobre el mapa para visualizar interactivamente los beneficios de la transición a un 100% de energía limpia y renovable, obteniendo los datos básicos por cada uno de los países.

Al hacer clic en un país determinado, se obtienen datos que incluyen la creación de empleo que teóricamente resultaría del cambio a las energías renovables, los costes energéticos actuales y futuros, y los beneficios para la salud derivados de la transición propuesta.

Consultar mapa interactivo:

http://thesolutionsproject.org/

Leer documento síntesis:

http://web.stanford.edu/group/efmh/jacobson/Articles/I/CountriesWWS.pdf

Nueva batería de ion litio que se activa y desactiva en función de la temperatura

nenergy20159-f1Investigadores de la Universidad de Stanford han inventado una batería de iones de litio que se activa y desactiva en función de la temperatura de operación, previniendo de tal forma los incendios en este tipo de baterías que han afectado a muchos dispositivos electrónicos. El estudio de esta nueva batería se publica en la revista Nature Energy en la edición del 11 de enero.

Según dice la profesora de ingeniería química de Stanford, Zhenan Bao; “se han intentado diferentes estrategias para resolver el problema de los incendios accidentales en las baterías de iones de litio”; agregando que en este caso se ha logrado “diseñar la primera batería que se puede apagar y reencender durante los ciclos de calentamiento y enfriamiento repetidos, sin comprometer el rendimiento.”

Si en una batería de iones de litio típica, la temperatura alcanza unos 300 grados Fahrenheit (150 grados Celsius), el electrolito podría incendiarse y provocar una explosión; por lo que para prevenir esta situación, se han utilizado varias técnicas, tales como la adición de retardadores de la llama del electrolito; siendo el ingeniero de Stanford, Yi Cui; quien en 2014 creó una batería “inteligente” que proporciona una amplia advertencia antes del sobrecalentamiento de la batería.

“Desafortunadamente, estas técnicas son irreversibles, por lo que la batería ya no es funcional después de que se recalienta”, dijo Cui; coautor del estudio y profesor asociado de ciencias de los materiales, ingeniería y fotones. “Es evidente que, a pesar de los muchos esfuerzos realizados hasta el momento, la seguridad de la batería sigue siendo una preocupación importante y requiere un nuevo enfoque.”

Entonces para abordar este nuevo enfoque, los investigadores de la Universidad de Stanford; aplicaron la nanotecnología inventando un sensor para vigilar la temperatura de la batería, hecho de una matriz de película delgada de polietileno con alto coeficiente de expansión térmica, que incorpora diminutas partículas de níquel con picos a nanoescala, que sobresalen de su superficie y recubiertas con grafeno.

16011-safebattery_newsLas nanopartículas así conformadas, se mantienen agrupadas y permitiendo de tal manera la conducción de la electricidad hasta que la batería se recalienta, momento en las nanopartículas se separan, por lo que la corriente deja de fluir; y la batería entra en una etapa de enfriamiento; momento en que las partículas se vuelven a reunir y la batería reinicia la producción de electricidad.

El profesor Chen, autor principal del estudio; explica que “Nosotros adherimos la película de polietileno a uno de los electrodos de la batería, de manera que la corriente eléctrica puede fluir a través de ella, para lo cual las partículas puntiagudas se tienen que tocar físicamente entre sí”. Cuando la batería se recalienta, se produce la expansión térmica de la película de polietileno, provocando que “las partículas se separen, haciendo a la película no conductora de electricidad, de modo que ya no puede fluir la misma a través de la batería.”

16011-safebattery_spikesEn el experimento realizado por los investigadores, calentaron la batería por encima de 160 F (70 C), y la película de polietileno se expandió rápidamente como un globo, haciendo que las partículas puntiagudas se separaran y que la batería se apagara. Pero cuando la temperatura bajó nuevamente a 160 F (70 C); el polietileno se redujo y las partículas volvieron a entrar en contacto, con lo que la batería reinició la generación de electricidad manteniendo su funcionalidad.

Además, según señaló el profesor Bao; “Podemos incluso ajustar la temperatura de corte, dependiendo del número de partículas que ponemos o el tipo de materiales poliméricos que elegimos; por ejemplo, podríamos querer que la batería se apague a los 50 C o 100 C.”

“En comparación con los enfoques anteriores, nuestro diseño proporciona una estrategia confiable, rápida y reversible, que puede lograr tanto un alto rendimiento de la batería y la mejora de la seguridad”, dijo Cui. “Esta estrategia representa una gran promesa para las aplicaciones prácticas de la batería.”

Fuente:

http://www.nature.com/articles/nenergy20159

Video:

https://youtu.be/Mk7DHn_DxUw

Podrían disminuir en 2015 las emisiones globales de CO2

building-2058_1920

Un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores liderados por la Universidad de Stanford, señala que las emisiones mundiales de combustibles fósiles podrían disminuir en 2015, considerando que el rápido aumento de las emisiones globales de dióxido de carbono se ha desacelerado en los últimos dos años, subrayando la necesidad de continuar actuando en forma permanente para reducir aún más las emisiones.

“En 2014, las emisiones mundiales de CO2 procedentes de la quema de combustibles fósiles crecieron sólo un 0,6 por ciento”, dijo el autor Rob Jackson; profesor de Ciencia del Sistema Tierra en Stanford. “Este año esperamos que las emisiones totales se estabilicen o bajen ligeramente, a pesar del fuerte crecimiento del producto interno bruto en todo el mundo.”

Mientras las emisiones de CO2 han disminuido en tiempos de recesión económica, esta sería la primera caída en un período de fuerte crecimiento económico global, dijo Jackson.

El nuevo informe, titulado “Reaching Peak Emissions”; fue publicado el 7 de diciembre de la revista Nature Climate Change, con datos detallados publicados simultáneamente en Earth System Science Data.

“La disminución del uso del carbón en China fue en gran parte responsable de la disminución de las emisiones globales”, dijo el coautor del informe Corinne Le Quéré, de la Universidad de East Anglia, en el Reino Unido. “Después de una década de rápido crecimiento, la tasa de emisiones de China se desaceleró a un 1,2 por ciento en 2014 y se espera que caiga un 3,9 por ciento en 2015.”

Los investigadores identificaron a China como el principal emisor de CO2 en 2014, responsable de 27 por ciento de las emisiones mundiales, seguido por Estados Unidos (15,5 %), la Unión Europea (9,5 %) y la India (7,2 %).

“Que un crecimiento más lento de las emisiones sea sostenible, dependerá del uso del carbón en China y en otros lugares, y de las nuevas fuentes de energía”, dijo el co-autor Pep Canadell del Commonwealth Scientific de Australia y la Organización de Investigación Industrial (CSIRO, por sus siglas en inglés). “En 2014, más de la mitad de las nuevas necesidades de energía en China se cumplieron a partir de fuentes de combustibles no fósiles, como la hidráulica, nuclear, eólica y solar.”

Esta tendencia también fue acompañada por un menor crecimiento global en el uso del petróleo y un más rápido crecimiento de las energías renovables, con la capacidad eólica y solar; alcanzando aumentos récord en el 2014.

“El hallazgo más prometedor en nuestro informe es el acoplamiento de las emisiones de carbono más bajas con un fuerte crecimiento económico de más del 3 por ciento”, dijo Jackson, investigador principal en Stanford Woods Institute for the Environment y  Precourt Institute for Energy. “Pero incluso si llegamos a las emisiones globales pico dentro de una década o dos, vamos todavía estar emitiendo grandes cantidades de CO 2 de la quema de combustibles fósiles.”

“Llegar a cero emisiones requerirá compromisos a largo plazo de los países que asisten a la reunión sobre el clima en París esta semana y más allá”, dijo Jackson.

Fuente:

http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate2892.html

http://www.earth-system-science-data.net/about/news_and_press/2015-12-07_global-carbon-budget.html

La energía renovable puede contribuir de manera rentable a aliviar el cambio climático.

panel-558317_1920

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stanford, denominado “A Tale of Three Markets: Comparing the Solar and Wind Deployment Experiences of California, Texas, and Germany”; encontró que la energía renovable puede hacer una contribución importante y cada vez más rentable para aliviar el cambio climático.

El informe del Centro Steyer-Taylor de Stanford sobre Políticas y Finanzas Energéticas; analiza las experiencias de Alemania, California y Texas; cuarta, octava y decimosegunda economías más grandes del mundo, respectivamente.

Del análisis surge que Alemania, que recibe alrededor de la mitad de la luz solar de California y Texas; sin embargo genera electricidad a partir de instalaciones solares a un costo comparable a la de Texas y sólo ligeramente superior en California. Con lo cual se concluye que el éxito de Alemania en el despliegue de las energías renovables a escala se debe principalmente a un tratamiento favorable de factores tales como la financiación; que favorece la instalación y el acceso a la red.

Dan Reicher, director ejecutivo del Centro Steyer-Taylor, dijo “A medida que los responsables políticos de todo el mundo se reúnen para las negociaciones sobre el clima en París, nuestro informe se basa en las experiencias de los tres líderes en el despliegue de las energías renovables; para arrojar luz sobre algunos de los temas más importantes y controvertidos en el debate global de las energías renovables”.

El autor principal del informe, Félix Mormann ; señaló que “Nuestros hallazgos sugieren que la energía renovable ha entrado en la corriente principal y está lista para jugar un papel de liderazgo en la mitigación del cambio climático global”.

Entre las principales conclusiones del estudio, se destaca que contrariamente a la preocupación generalizada, una mayor proporción de las energías renovables no se traduce automáticamente en facturas de electricidad más altas para los contribuyentes. Mientras que las tarifas eléctricas residenciales de Alemania son dos a tres veces las de California y Texas, este diferencial de precios es sólo en parte debido a los subsidios de Alemania para las energías renovables. Factura de electricidad del hogar medio alemán es, de hecho, más bajo que en Texas y sólo ligeramente superior al de California, en parte como resultado de los esfuerzos de eficiencia energética en los hogares alemanes.

Además se señala que un aumento en la proporción de energía solar y eólica intermitente, no tiene por qué poner en peligro la estabilidad de la red eléctrica. De 2006 a 2013, en Alemania se triplicó la cantidad de electricidad generada a partir de energía solar y eólica a una cuota de mercado del 26 por ciento, mientras que los tiempos de interrupción promedio anual para clientes de electricidad en su red,  se redujeron desde los 22 minutos a sólo 15 minutos. Durante ese mismo período, California triplicó la cantidad de electricidad producida a partir de energía solar y eólica a una cuota de mercado conjunta del 8 por ciento y redujo sus tiempos de interrupción de más de 100 minutos a menos de 90 minutos. Sin embargo, Texas aumentó sus tiempos de interrupción de 92 minutos a 128 minutos, después de que aumentó gradualmente a seis veces la electricidad generada por el viento, llegando a una cuota de mercado del 10 por ciento.

La cuota actual de las energías renovables en la generación de electricidad de Estados Unidos es del 14 por ciento – la mitad que en Alemania. La ambiciosa iniciativa de Transición Energética de Alemania (Energiewende), compromete al país a cumplir con el 80 por ciento de sus necesidades de electricidad con energías renovables para el año 2050. En los Estados Unidos, se han fijado objetivos obligatorios para las energías renovables en todos los Estados.

En California, el gobernador Jerry Brown firmó recientemente una legislación que compromete al Estado para la producción de un 50 por ciento de su electricidad de fuentes renovables para el 2030. Texas, el estado líder en Estados Unidos para el desarrollo eólico, establece un objetivo de 10.000 megavatios de capacidad de energía renovable para el 2025, pero alcanzó este objetivo 15 años antes de lo previsto y ahora genera más del 10 por ciento de la electricidad del estado del viento solo.

Ver estudio:

https://www-cdn.law.stanford.edu/wp-content/uploads/2015/11/Tale-of-Three-Markets-Report-Nov-2015-Final-.pdf

Sin mitigación del cambio climático habrá recesión económica

world

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de California, Berkeley; demuestra que sin mitigación del cambio climático, se verán afectados todos los países, incluidos los más desarrollados; provocando una recesión económica hacia el año 2100.

El estudio presentado ofrece la imagen más clara hasta la fecha de cómo el cambio climático va a dar forma a la economía mundial. Esta ha sido una pieza faltante fundamental para la comunidad internacional sobre el clima, previo a las conversaciones de París en diciembre próximo. Entender cuanto será el costo que tendrá el cambio climático futuro en términos de pérdidas económicas globales, ayudará a los responsables políticos decidir cuánto invertir en la reducción de emisiones en el día de hoy.

El trabajo de investigación publicado en la revista Nature, trata de responder a dos preguntas principales: ¿cómo se ha visto afectada la producción económica en todo el mundo por cambios en la temperatura y las precipitaciones? y, ¿qué implican estas respuestas históricas acerca de los posibles impactos futuros del cambio climático?

 Para responder la primera pregunta, se analizaron los cambios de temperatura y los cambios en la producción económica (medida por el producto interno bruto per cápita) para los 166 países entre los años comprendidos entre 1960-2010. Para la segunda pregunta, se combinaron estas estimaciones históricas con las proyecciones del futuro cambio climático, a partir de modelos climáticos globales, y las proyecciones de cómo las economías de los países podrían desarrollarse en ausencia del cambio climático.

Los hallazgos de la investigación, demuestran que los cambios de temperatura han conformado sustancialmente el crecimiento económico en los países ricos y pobres en el último medio siglo, y que el calentamiento futuro es probable que reduzca la producción económica mundial, con relación a un mundo sin cambio climático.

Para entender cómo la producción económica en todo el mundo ha respondido históricamente a los cambios en la temperatura, los investigadores reunieron datos sobre la producción económica y sobre las variables climáticas (temperatura y precipitación) para todos los países del mundo de los que se disponía de datos. A continuación, analizaron estos datos utilizando técnicas estadísticas que ayudan a aislar los efectos de la temperatura y la precipitación de otros factores a nivel de país o globales, que también podrían afectar la producción económica.

Los hallazgos demuestran que los países con temperaturas medias frías, como los países del norte de Europa, tienden a un crecimiento superior a la media en la producción económica, cuando las temperaturas son más cálidas que el promedio. Los países con una temperatura media relativamente calientes, como los países en los trópicos; tienden a un crecimiento más lento que el crecimiento económico promedio cuando la temperatura es cálida.

Analizando todos los países del mundo, se encontró que el efecto del calentamiento de la temperatura depende de cual era la temperatura media inicial. Cuanto más caliente que su temperatura media inicial, cuanto más negativo son los impactos del calentamiento adicional. “Los datos nos dicen que hay temperaturas particulares donde los seres humanos son muy buenos para producir cosas”, dijo el profesor Marshall Burke, de la Universidad de Satanford. “En los países que son normalmente bastante fríos, en su mayoría países ricos del norte; las temperaturas más altas se asocian con el crecimiento económico más rápido, pero sólo hasta cierto punto. Después de ese punto, el crecimiento disminuye rápidamente”.

Como las temperaturas medias se mueven más allá de esa marca, los países ricos van a empezar a ver una caída en su producción económica. Los países más pobres, sobre todo en los trópicos, sufrirán pérdidas aún más pronunciadas, porque ya están más allá del umbral de temperatura. Esto tiene el potencial de ampliar la brecha de la desigualdad global, dijo Burke.

 “Muchos otros investigadores han proyectado los impactos económicos bajo el futuro cambio climático”, dijo el profesor Solomon Hsiang, de la Universidad de California, Berkeley; “pero creemos que nuestros resultados mejoran nuestra capacidad para anticipar cómo las sociedades en las próximas décadas podrían responder a las temperaturas más cálidas.”

 En un escenario de cambio climático no mitigado, el estudio muestra que en el 2100 los ingresos per cápita del 77 por ciento de los países del mundo, caerían en relación con los niveles actuales; además los ingresos globales podrían disminuir un 23 por ciento para el 2100, con relación a un mundo sin cambio climático.

Una suposición común entre los investigadores ha sido que la riqueza y la tecnología protegen a los países ricos de los impactos económicos del cambio climático, ya que utilizan estos recursos para adaptarse a temperaturas más altas. “Bajo esta hipótesis, los impactos del calentamiento futuro deben disminuir con el tiempo a medida que más países se hacen más ricos”, dijo Burke. “Pero encontramos evidencia limitada de que este sea el caso.”

El equipo de Burke encontró que, históricamente, los países ricos no parecen responder de forma diferente a los países pobres a los cambios de temperatura. “Los datos definitivamente no proporcionan una fuerte evidencia de que los países ricos son inmunes a los efectos de las altas temperaturas”, dijo Hsiang. “En muchos países ricos simplemente sucede que tiene temperaturas medias más frías para empezar, lo que significa que el calentamiento global futuro será menos dañino que en los países más pobres, más calientes.”

El equipo de investigadores dice que la mitigación, y la forma de pagar por ello; deben estar a la vanguardia de los debates en París. “Nuestra investigación es importante para la COP21, ya que sugiere que estos daños económicos podrían ser mucho mayores que lo que indican las estimaciones actuales”, dijo Burke. “Lo que esto significa para la política es que debemos estar dispuestos a gastar mucho más en la mitigación. Los beneficios de las medidas de mitigación son mucho mayores de lo que pensábamos, porque los costos de la inacción también son mucho mayores de lo que pensábamos”.

Fuentes:

https://earth.stanford.edu/news/high-cost-climate-change

http://web.stanford.edu/~mburke/climate/BurkeHsiangMiguel2015.pdf

Ventajas y desventajas de la nueva batería de aluminio

aluminio1

El aluminio ha sido durante mucho tiempo un material atractivo para las baterías, principalmente debido a su alta capacidad de almacenamiento, su bajo costo y baja inflamabilidad. Durante décadas, los investigadores han intentado sin éxito, desarrollar una batería comercialmente viable de ion-aluminio. Un desafío clave ha sido encontrar materiales capaces de producir suficiente voltaje después de repetidos ciclos de carga y descarga.

En este caso, científicos de la Universidad de Stanford han inventado la primera batería de aluminio de alto rendimiento, de carga rápida, larga duración y bajo costo; ofreciendo según los investigadores, una alternativa segura a muchas baterías comerciales de amplio uso en la actualidad.

El profesor de química en Stanford, Hongjie Dai; expresó: “Hemos desarrollado una batería recargable de aluminio que puede sustituir a los dispositivos de almacenamiento existentes, tales como las baterías alcalinas, que son perjudiciales para el ambiente, y las baterías de ion-litio, que en ocasiones estallaron”.

La batería de ion-aluminio se compone de dos electrodos: un ánodo cargado negativamente de aluminio y un cátodo cargado positivamente; para el cual indicó Dai: “Descubrimos accidentalmente que una solución sencilla es utilizar el grafito, que es básicamente de carbono. En nuestro estudio, hemos identificado algunos tipos de material de grafito que nos dan un rendimiento muy bueno.”

Para esta batería experimental, los investigadores de Stanford; colocaron el ánodo de aluminio y el cátodo de grafito, junto con un electrolito líquido iónico, dentro de una bolsa flexible recubierta con polímeros.

Los aspectos destacados por los investigadores, es la carga ultra rápida de la batería; con tiempos sin precedentes de hasta un minuto en el prototipo desarrollado; la durabilidad al ser capaz de soportar más de 7500 ciclos sin pérdida de capacidad, una duración muy importante si la comparamos con una batería ion-litio, la cual dura alrededor de los 1000 ciclos, y la flexibilidad al poderse doblar, lo que facilita su utilización en los dispositivos electrónicos flexibles.

Con respecto al costo, el aluminio es abundante y es más barato que el litio; lo cual permitiría reducir el costo de las baterías favoreciendo su aplicación en diversos dispositivos y vehículos eléctricos.

Pero a todas estas ventajas comparativas con respecto a las baterías de ion-litio; se opone una desventaja importante, como es que sólo puede suministrar aproximadamente la mitad de la tensión de una batería de litio.

“Nuestro objetivo es mejorar el material catódico que eventualmente podría aumentar la densidad de la tensión y la energía”, dice el profesor Dai. “Por el contrario, nuestra batería tiene todo lo que las demás baterías sueñan con tener: electrodos de bajo costo, buena seguridad, recarga de alta velocidad, flexibilidad y largo ciclo de vida. Es muy emocionante”.

Fuente:

http://news.stanford.edu/news/2015/march/aluminum-ion-battery-033115.html

Video: https://youtu.be/ZKIcYk7E9lU