Perspectivas 2030 del almacenamiento de energía

Los sistemas de baterías para aplicaciones estacionarias han comenzado a crecer rápidamente en el mundo a partir de la comercialización de nuevas tecnologías de almacenamiento, que han conducido a considerables y rápidas reducciones de costos, especialmente cuando nos referimos a baterías de iones de litio, pero también para las baterías de altas temperaturas de sodio-azufre (“NAS”) y las llamadas baterías de “flujo”.

Según un estudio de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés), denominado “ELECTRICITY STORAGE AND RENEWABLES: COSTS AND MARKETS TO 2030”; al igual que los paneles solares fotovoltaicos (PV) de una década atrás; los sistemas de almacenamiento de energía, ofrecen un enorme potencial de despliegue y reducción de costos; estimándose que para el año 2030 los costos totales de instalación podrían caer entre 50% y 60%, impulsados por la optimización de las instalaciones de fabricación y las mejores combinaciones y uso reducido de materiales. La duración de la batería y el rendimiento también seguirán mejorando, lo que ayudará a reducir el costo de los servicios prestados. Para el caso de las baterías de iones de litio, los costos para aplicaciones estacionarias podrían caer por debajo de U$D 200 por kilovatio-hora para 2030.

En Alemania, por ejemplo; los costos de la batería de iones de litio doméstica de pequeña escala han disminuido más del 60% desde finales de 2014. Además, la constante mejora de la viabilidad económica ha abierto nuevas aplicaciones para el almacenamiento de energía.

En el caso de las aplicaciones estacionarias parece crecer de solo 2 gigavatios (GW) en todo el mundo en 2017 a alrededor de 175 GW, rivalizando con el almacenamiento de energía hidroeléctrica bombeada, que alcanzará los 235 GW en 2030. Mientras tanto, la reducción de los costos de instalación, mayor vida útil, el aumento del número de ciclos y el mejor rendimiento; reducirán aún más el costo de los servicios de electricidad almacenada.

Descargar Informe completo

Anuncios

Toyota desarrolla batería de estado sólido para su vehículo eléctrico

macro-1721265_1920Por informaciones periodísticas ha trascendido que la automotriz japonesa TOYOTA está desarrollando un nuevo modelo de vehículo eléctrico, información que por sí sola no representa ninguna novedad innovadora, a no ser por una novedosa y revolucionaria tecnología de batería de estado sólido que equiparía al nuevo modelo a comercializarse a partir de 2022.

De cumplirse estos trascendidos periodísticos, TOYOTA estaría cambiando las reglas de juego del sector; al introducir en el mercado un modelo de vehículo eléctrico de elevada autonomía con lo que se adelantaría a la competencia en unos tres años, permitiéndose recuperar terreno en un mercado altamente competitivo.

La nueva tecnología en baterías, estaría dando respuesta a factores críticos de las actuales baterías de ion litio de electrolito líquido, como son: costo, seguridad, densidad de energía, tiempos de carga y ciclos de vida útil.

La principal característica de esta nueva tecnología, clave en el desarrollo de los vehículos eléctricos; es que no incorporan en su interior el electrolito acuoso que sí necesitan las de ion de litio para desempeñar su función, con lo cual se reducirían los tiempos de recarga, pasando de los actuales 160 km en 30 minutos con tomas de 50 kW, a una autonomía por encima de los 300 km en el mismo tiempo de recarga.

Se trata de la utilización de un compuesto sólido, como puede ser metal de litio, magnesio o sodio; que reemplaza al electrolito líquido conductor actualmente utilizado, realizando la misma función de transferir los iones necesarios para la reacción electro química reversible que tiene lugar entre el cátodo y el ánodo.

Las ventajas que ofrece la utilización de un compuesto sólido para las celdas, además de reducir el tiempo de recarga; están referidas a una densidad energética del orden del 95% mayor , por lo que tienen más capacidad; menor temperatura de trabajo, mejorando así su seguridad; siendo mucho menor el riesgo de incendio o incluso explosión en caso de impacto; una vida útil que se estima podría ser de hasta cinco veces superior a las actuales y la reducción notable del drenaje pasivo, o sea la descarga de la batería fuera de uso. Como desventaja se señala su mayor peso.

Según la opinión de expertos, se trata de una tecnología que se encuentra a un par de años de llegar al mercado; siendo los antecedentes de trabajos de investigación más importantes los que realizan desde hace tiempo fabricantes como Samsung o LG; ahora las cuestiones clave a resolver, serán poder llevar estos avances desde el laboratorio a la producción en masa y como esto impactará en la evolución de los precios de las baterías.

 

 

 

Las proyecciones a largo plazo de Bloomberg para el sector de la energía mundial

NEO-2016-PR-chartGeneración anual de electricidad por tecnología, 2016-40, mil TWh

Fuenbatte: Bloomberg New Energy Finance NEO 2016

El último informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), New Energy Outlook 2016; plantea una visión de largo plazo sobre la evolución de los mercados de energía en el mundo.

De acuerdo con esta nueva edición del informe de Bloomberg, la inversión en la generación de energía mundial alcanzará los u$s11,4 trillones de dólares durante los próximos 25 años; de esa cantidad u$s2.1 trillones se destinarán a los combustibles fósiles y u$s7,8 trillones se invertirán en energías renovables.

Esto significa que para ese año 2040, el 60% de la capacidad mundial de energía provendrá de fuentes de energía no contaminantes; siendo las tecnologías eólica y solar las que se convertirán en las formas más baratas de producir electricidad en muchos países durante la década de 2020 y en la mayor parte del mundo en la década de 2030. Los costos de la energía eólica terrestre caerán según los pronósticos en un 41% y los costos de energía solar fotovoltaica disminuirán en un 60% para el 2040.

Esta previsión de disminución de los costos en las tecnologías renovables, se da en un contexto caracterizado por un lado, la debilidad de los precios del carbón en la actualidad y que se mantendría a la baja; y los costos del gas con expectativas de algún crecimiento a futuro.

La mayor parte de las inversiones previstas se direccionarán hacia Asia y el Pacífico; que sumarán tanta capacidad en los próximos 25 años como el resto del mundo combinado; siendo China el país que atraerá más de la mitad de las inversiones en dichas regiones.

La India deberá enfrentar un rápido aumento de la demanda de electricidad debido a la expansión económica y demográfica y la creciente electrificación. El carbón seguirá siendo el combustible dominante hasta el 2040, pero también la energía solar comenzará a desempeñar un papel más importante, pudiendo llegar a representar el 29% de la nueva capacidad instalada de energía.

Para Estados Unidos las previsiones de Bloomberg indican una fuerte inversión en energías renovables en los próximos 25 años, que le permitirán llegar al 50% de la capacidad instalada de energía en el año 2040. Un fuerte salto si consideramos que en la actualidad, las energías renovables representan menos de una quinta parte.

Para Europa, las previsiones marcan una significativa descarbonización en la región; alcanzando las energías renovables el 70% de la generación en el 2040.

Otro sector con pronóstico muy alentador es el de almacenamiento de energía, con expectativas en más de 250.000 millones de dólares de inversiones en 2040, con una capacidad de almacenamiento, carga y descarga, de 759 GWh. En los próximos 12 años, BNEF estima un despliegue de 25 GW de dispositivos de almacenamiento, los cuales suponen aproximadamente la misma potencia que el conjunto de sistemas fotovoltaicos que hay instalados en las azoteas del mundo en la actualidad.

La analista de almacenamiento de energía de Bloomberg New Energy Finance, Julia Attwood; dijo “las baterías tendrán un gran impulso, ya que los costos bajan y los desarrolladores ven la posibilidad de nuevas fuentes de ganancias”; agregando que “las baterías podrían ofrecer toda una gama de servicios a la red, ya que tienen la flexibilidad que permitirá a las energías renovables tener una mayor participación en la generación de energía”.

Uno de los principales impulsores de la masiva ampliación del mercado de almacenamiento de energía; es una esperada caída del precio de la tecnología de baterías de ion-litio; que probablemente provenga de un aumento de la demanda de los vehículos eléctricos, al considerar que para el año 2040, el 35% de todos los vehículos ligeros vendidos serán eléctricos, lo que equivale a un mercado de 41 millones de automóviles, o sea alrededor de 90 veces más que en 2015.

Con estas previsiones, BNEF estima que los costos de las baterías de ion- litio bajen a 120 dólares por kilovatio-hora en 2030, en comparación con los más de u$s300 en la actualidad o los u$s1.000 que costaban en el año 2010.

evolución-de-los-costes-de-las-baterías-de-Litio-ion-645x420

Pero, a pesar de estas estimaciones muy favorables a nivel global para las energías renovables; los combustibles fósiles mantendrán una cuota del 44% de la generación en el 2040; estimándose que se añadirán unos 963GW de nueva capacidad a base de carbón; casi exclusivamente en los países en desarrollo; donde el recurso es relativamente barato y las políticas de cambio climático son débiles o aún deben aplicarse.

Con respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero, para el año 2040 las emisiones del sector energético global son todavía un 5% mayor que en la actualidad; ya que la reducción de emisiones en la UE, Estados Unidos y China se compensan con fuerte aumento en la India y el Sudeste Asiático.

Ver Resumen Ejecutivo del Informe: New Energy Outlook 2016

Nueva batería de ion litio que se activa y desactiva en función de la temperatura

nenergy20159-f1Investigadores de la Universidad de Stanford han inventado una batería de iones de litio que se activa y desactiva en función de la temperatura de operación, previniendo de tal forma los incendios en este tipo de baterías que han afectado a muchos dispositivos electrónicos. El estudio de esta nueva batería se publica en la revista Nature Energy en la edición del 11 de enero.

Según dice la profesora de ingeniería química de Stanford, Zhenan Bao; “se han intentado diferentes estrategias para resolver el problema de los incendios accidentales en las baterías de iones de litio”; agregando que en este caso se ha logrado “diseñar la primera batería que se puede apagar y reencender durante los ciclos de calentamiento y enfriamiento repetidos, sin comprometer el rendimiento.”

Si en una batería de iones de litio típica, la temperatura alcanza unos 300 grados Fahrenheit (150 grados Celsius), el electrolito podría incendiarse y provocar una explosión; por lo que para prevenir esta situación, se han utilizado varias técnicas, tales como la adición de retardadores de la llama del electrolito; siendo el ingeniero de Stanford, Yi Cui; quien en 2014 creó una batería “inteligente” que proporciona una amplia advertencia antes del sobrecalentamiento de la batería.

“Desafortunadamente, estas técnicas son irreversibles, por lo que la batería ya no es funcional después de que se recalienta”, dijo Cui; coautor del estudio y profesor asociado de ciencias de los materiales, ingeniería y fotones. “Es evidente que, a pesar de los muchos esfuerzos realizados hasta el momento, la seguridad de la batería sigue siendo una preocupación importante y requiere un nuevo enfoque.”

Entonces para abordar este nuevo enfoque, los investigadores de la Universidad de Stanford; aplicaron la nanotecnología inventando un sensor para vigilar la temperatura de la batería, hecho de una matriz de película delgada de polietileno con alto coeficiente de expansión térmica, que incorpora diminutas partículas de níquel con picos a nanoescala, que sobresalen de su superficie y recubiertas con grafeno.

16011-safebattery_newsLas nanopartículas así conformadas, se mantienen agrupadas y permitiendo de tal manera la conducción de la electricidad hasta que la batería se recalienta, momento en las nanopartículas se separan, por lo que la corriente deja de fluir; y la batería entra en una etapa de enfriamiento; momento en que las partículas se vuelven a reunir y la batería reinicia la producción de electricidad.

El profesor Chen, autor principal del estudio; explica que “Nosotros adherimos la película de polietileno a uno de los electrodos de la batería, de manera que la corriente eléctrica puede fluir a través de ella, para lo cual las partículas puntiagudas se tienen que tocar físicamente entre sí”. Cuando la batería se recalienta, se produce la expansión térmica de la película de polietileno, provocando que “las partículas se separen, haciendo a la película no conductora de electricidad, de modo que ya no puede fluir la misma a través de la batería.”

16011-safebattery_spikesEn el experimento realizado por los investigadores, calentaron la batería por encima de 160 F (70 C), y la película de polietileno se expandió rápidamente como un globo, haciendo que las partículas puntiagudas se separaran y que la batería se apagara. Pero cuando la temperatura bajó nuevamente a 160 F (70 C); el polietileno se redujo y las partículas volvieron a entrar en contacto, con lo que la batería reinició la generación de electricidad manteniendo su funcionalidad.

Además, según señaló el profesor Bao; “Podemos incluso ajustar la temperatura de corte, dependiendo del número de partículas que ponemos o el tipo de materiales poliméricos que elegimos; por ejemplo, podríamos querer que la batería se apague a los 50 C o 100 C.”

“En comparación con los enfoques anteriores, nuestro diseño proporciona una estrategia confiable, rápida y reversible, que puede lograr tanto un alto rendimiento de la batería y la mejora de la seguridad”, dijo Cui. “Esta estrategia representa una gran promesa para las aplicaciones prácticas de la batería.”

Fuente:

http://www.nature.com/articles/nenergy20159

Video:

https://youtu.be/Mk7DHn_DxUw

Audi desarrolla nueva tecnología de baterías para sus vehículos eléctricos

Audi Q7 e-tron 3.0 TDI quattro

La automotriz alemana Audi trabaja en un concepto modular uniforme para las baterías de alto voltaje que equipan  los vehículos eléctricos e híbridos; que permita utilizarlas en los diferentes modelos y marcas del Grupo Volkswagen.

Las investigaciones y el desarrollo que llevan a cabo en el centro tecnológico de baterías de alto voltaje en Gaimersheim (Alemania), se centran en la organización de las células que componen la batería en módulos, las estrategias de operación durante la conducción, y el uso de la batería después del final de su vida útil.

Con sus trabajos de desarrollo de los últimos tres años, Audi logró importantes mejoras técnicas y económicas en sus baterías; al aumentar la capacidad actual de las células prismáticas en un 50 por ciento, de 25 amperios hora (Ah) por célula a 37 Ah; incrementar la densidad de energía, logrando que las células planas ahora alcancen hasta 550 vatios hora por litro de volumen, y espera que alcancen unos 750 Wh/l en 2025; y reducir los costos de la baterías en un 50%.

Esta nueva tecnología de batería para vehículos eléctricos, está compuesta por un módulo que consta de una carcasa de aluminio resistente con forma de cubo, ligeramente más pequeño que una caja de zapatos. El módulo pesa alrededor de 13 kilogramos y cuenta con un sistema a través del cual circula el fluido de refrigeración. Tiene capacidad para tres tipos de células: las cilíndricas como las utilizadas en la segunda generación del el Audi R8 e-tron; las prismáticas, cada una de ellas con un tamaño aproximado similar al de la mitad de un libro de bolsillo, y las células largas y planas en forma de placa.Prisma-Zelle

Las células prismáticas tienen carcasas independientes, por lo que son más robustas que las células planas. La carcasa está realizada en polímero recubierto de aluminio, lo que presenta ventajas en cuanto al peso.

Las células planas y las células prismáticas son más versátiles, ya que con cambios menores en sus dimensiones exteriores, pueden ser configuradas específicamente para una máxima potencia de salida, para una máxima densidad de energía o para una combinación de ambos parámetros.

Las células prismáticas y las planas tienen una densidad de almacenamiento superior que las células cilíndricas, que también requieren de conexiones más complejas. Estas células cilíndricas resultan únicamente adecuadas para los vehículos eléctricos; permiten almacenar mayor cantidad de energía comparada con otros diseños, pero su potencia de salida es menor.

teaser_01-Pouch-cell-module_4_3Una característica técnica clave es el recubrimiento de los electrodos, que a menor espesor mayor es el contacto entre el electrolito y el material activo, asegurando de esta manera el rendimiento en cuanto a potencia por alta transferencia de carga.

Otro aspecto destacado del desarrollo de Audi, es que diseña sus baterías de alta vida útil; de más de 150.000 kilómetros y un mínimo de ocho años de funcionamiento. Aun así, estas baterías todavía poseen una gran parte de su capacidad nominal; demasiado alta para que puedan ser recicladas; por lo que la empresa trabaja en un programa denominado “From Road to Grid” para convertir las baterías usadas en reservas de energía estacionaria.

Actualmente ya se dispone de una primera instalación de suministro de energía a la red eléctrica en fase de prueba en cercanías de Ingolstadt; compuesta por un contenedor de cuatro baterías de varios tamaños que trabaja en conjunto con un sistema fotovoltaico, capaz de suministrar hasta 20 kW de potencia en los días soleados. Un segundo contenedor aloja las conexiones y la tecnología de control: su unidad electrónica de potencia convierte la corriente continua de las baterías a corriente alterna con un voltaje estándar de 400 V. Cuando la capacidad de almacenamiento de energía de las baterías disminuye por debajo del 10 por ciento, se envían a reciclar.

Las innovadoras plataformas de almacenamiento de Audi pueden ser adaptadas como fuente de energía para las estaciones de carga rápida con una potencia de más de 250 kW. Alternativamente, pueden servir como sistemas de almacenamiento para electricidad procedente de fuentes renovables, como la eólica y la energía solar, ya sea como parte de la red o como instalaciones para viviendas. Audi ya contempla sistemas más grandes, con una capacidad de alrededor de 500 kWh.

Fuente:

https://audi-illustrated.com/en/future-performance-2015/Batterietechnologie

Video “From Road to Grid”:

https://audimedia.tv/en/vid/smart-energy-storage

Desarrollan sistema de diagnóstico para la electromovilidad

dina

Para el éxito comercial de los vehículos eléctricos, cada fabricante deberá poner su atención en el servicio de postventa; tratando de brindar un servicio de mantenimiento competitivo, capaz de inspeccionar y reparar de forma segura, confiable y económica, el sistema de alta tensión de los vehículos eléctricos que comercializan.

Con estos objetivos, un consorcio liderado por el Grupo Bosch ha desarrollado un sistema integral y normalizado de diagnóstico y reparación, que en el futuro será capaz de identificar claramente y localizar defectos en el sistema de propulsión eléctrica. Este proyecto, denominado DINA; es financiado por el Ministerio de Educación e Investigación de Alemania e incluye además del Grupo Bosch; a DEKRA Automobil GmbH, el Fraunhofer Ernst-Mach-Institut, y el Research Institute of Automotive Engineering and Vehicle Engines Stuttgart (FKFS)

El trabajo desarrollado por el consorcio, ha permitido crear un sistema de diagnóstico integrado para ayudar a detectar y localizar problemas en el sistema de propulsión de un vehículo eléctrico, de la batería de alto voltaje, el inversor de los motores y el sistema de carga, que permite llevar a cabo tareas de reparación modulares, determinando con precisión donde se encuentra el problema sin necesidad de sustituir el sistema completo; con lo que se logra mayor rapidez y economía en las reparaciones, al reemplazar piezas defectuosas de manera individual.

Esto cobra importancia por ejemplo para el caso de la necesidad de localizar con precisión problemas en la batería de alto voltaje, que consisten en numerosas células independientes. En este caso, la investigación también hace sugerencias específicas a los fabricantes de baterías, para hacer que los sistemas de baterías futuros sean más fáciles de reparar.

Además de producir información clave para determinar el estado de salud del vehículo eléctrico, el proyecto DINA abordó el estudio de los nuevos instrumentos de medición y equipos necesarios para talleres y bancos de pruebas.

Fuente:

http://www.bosch-presse.de/presseforum/details.htm?txtID=7460&locale=en

Sistema de almacenamiento de energía inteligente se adelanta a Tesla

functionality

Sonnenbatterie GmbH es una mediana empresa alemana pionera en lo que ahora es un mercado en rápido crecimiento, el de almacenamiento de energía; en el que ha alcanzado un fuerte posicionamiento desde su creación en el año 2010, lo que le permite ahora colocar por estos días su sistema de batería para el hogar en el mercado de Estados Unidos; adelantándose en este sentido a la esperada Powerwall de Elon Musk; que comenzará a comercializarse en el próximo mes de enero.

Para atender este importante mercado en Estados Unidos, la empresa alemana fabrica sus productos en San José, California; y ha acordado ya contratos de suministro con 30 distribuidores, y según anuncia en su página web; ya ha recibido pedidos para mil de sus baterías.

La propuesta de Sonnenbatterie consiste en un sistema de almacenamiento inteligente “plug-and-play”, compuesto por una batería de iones litio, un inversor, tecnología de control y medición dentro del tablero, el cual ha sido tratado de manera de darle un aspecto distinto a la Powewall de Tesla. Además, al sistema se puede acceder a través del ordenador o un teléfono inteligente para asegurar a los propietarios un buen control del consumo de energía y los patrones de uso.

Las especificaciones técnicas publicadas por la empresa, señalan que la tecnología utilizada en la batería es Litio-Ferro-Fosfato (LiFePo4), por ser una de las tecnologías más seguras disponible, que garantiza la máxima duración y seguridad en el hogar. El inversor es muy eficiente y reduce al mínimo la disipación de energía; alcanzando un rendimiento del 96%. La potencia continua disponible con los diversos modelos, va de 1,5 a 3,0 kW; todos los cuales pueden ser rápidamente cargadas, indicándose el caso de la batería de 4 kWh, que se puede cargar aproximadamente en un tiempo de 1,5 horas. El sistema se adapta prácticamente a cualquier sistema de generación de energía, lo que le permite alcanzar máxima flexibilidad.

Cuando la betería está completamente cargada y el sistema PV sigue produciendo electricidad; la batería inteligente puede distribuir la electricidad automáticamente a los distintos aparatos eléctricos en el hogar; encendiéndolos de manera inteligente sin presencia del usuario. También puede conectar un calentador de inmersión eléctrico al sistema Sonnenbatterie y utilizar energía solar excedente para calentar el agua y ahorrar aún más los costos de energía.

La empresa asegura que el sistema fotovoltaico Sonnenbatterie, permite obtener el mayor beneficio posible del sistema PV en un hogar; pudiendo satisfacer del 70 al 80 por ciento de la electricidad necesaria con electricidad autogenerada en el transcurso de un año. Con este alto nivel de auto-consumo, se pueden reducir los costos anuales de electricidad; considerando que con las tarifas eléctricas actuales; un hogar con un consumo anual de 3.500 kWh y el 75 ciento de auto-consumo, puede ahorrar aproximadamente 750 € al año.

La incursión en el mercado estadunidense por parte de la empresa alemana, viene precedida del éxito en el mercado europeo y en especial, en el mercado doméstico alemán, en el cual se ha adaptado perfectamente al mercado hogareño, con una batería de 10.000 ciclos de vida útil, muy adecuada para la carga y descarga diaria, lo que la convierte en una buena opción para los prosumidores.

El director de Marketing y Ventas de Sonnenbaterie, Philipp Schröde; ve un enorme potencial para esta tecnología en el mercado de Estados Unidos, al señalar: “El mercado de baterías para el hogar en Estados Unidos está en pañales. Hemos entrado en él en una fase inicial, antes que la mayoría de competidores, por lo que partimos en una buena posición para convertirnos en uno de los proveedores de baterías líderes en el mercado a largo plazo”.

Fuente:

http://www.sonnenbattery.com/en/home/

Video:

http://www.sonnenbattery.com/fileadmin/useruploads/videos/english/energiemanager/3-energiemanager.webm

La caída de los costos ampliará el mercado de almacenamiento de energía

Grid_Energy_Chart_F

Según un informe de la consultora iHS, la caída de los costos de los sistemas de almacenamiento será un factor determinante que permitirá un mayor crecimiento del mercado global; estimándose que la caída de costos será del 50% hacia el 2019; lo que viene a dar continuidad a la caída ya verificada en los precios de las baterías de ion-litio, que fue del 53% entre 2012 y 2015.

En el año 2015, se espera que Corea del Sur, Japón y Estados Unidos superen el registro récord de 100 MW de instalaciones de almacenamiento de energía, representando en conjunto el 59 por ciento de las instalaciones mundiales para el año 2016; pero también se espera un mayor despliegue del mercado de almacenamiento en otras regiones del mundo en los próximos cinco años, se señala en el informe de la consultora iHS.

El analista de almacenamiento de energía de iHS, Sam Wilkinson dijo: “Los pronósticos señalan que la suma de Corea del Sur, Japón y los Estados Unidos contabilizará la mayor parte del mercado de almacenamiento global en el próximo año, lo que demuestra hasta qué punto algunos países están experimentando actualmente un desarrollo comercial importante del almacenamiento de energía“; agregando con respecto a otros mercados: “La mayoría de los otros mercados globales actualmente permanecen en las fases de prueba, piloto y de demostración”.

Según Wilkinson, “el desglose de los costos del sistema, y la evolución futura de los precios, varía significativamente dependiendo de si el sistema está configurado para proporcionar una aplicación de alta potencia o de alta energía”. Los inversores de almacenamiento, los sistemas de conversión eléctrica (PCS) y otros componentes experimentarán una competencia feroz en los próximos años, por lo que se espera que los precios caigan rápidamente.

De hecho, para un típico sistema de ion-litio a gran escala de 30 minutos de duración, más de un 60% de la reducción total de los costes del sistema entre 2013 y 2019, vendrá de los equipos del balance de planta y no sólo de las baterías.

Fuente:

http://press.ihs.com/press-release/technology/price-declines-expected-broaden-energy-storage-market-ihs-says

El futuro del mercado de almacenamiento de energía

clip_image002La Consultora Navigant Research presentó un informe denominado “Energy Storage Enabling Technologies” (ESET); en el cual se analiza el mercado global de almacenamiento de energía, incluyendo previsiones hasta el año 2024.

Navigant Research es una Consultora que realiza investigaciones y análisis de los mercados mundiales de las tecnologías limpias, examinando sus tendencias tecnológicas  con el objetivo de brindar  una visión global de estos sectores de la industria.

Según este informe de Navigant Research, el debate actual en los mercados energéticos mundiales gira en torno del futuro de las características del suministro energético en el mediano y largo plazo; el porcentaje que supondrán las energías renovables y la necesidad de que siga habiendo sistemas de respaldo para las mismas.

Las baterías de almacenamiento aportan un nuevo elemento al debate, al proponer una solución económica para su uso en el hogar y en los negocios; además de evitar los costos asociados al mantenimiento de las actuales redes eléctricas.

El informe considera los cuatro segmentos que componen este mercado, como son el almacenamiento eléctrico a gran escala, el de comunidades, el residencial y el comercial y una primero conclusión destacada en el mismo, es que los ingresos en todo el mundo del sector de las tecnologías de almacenamiento crecerán desde los 605 millones de dólares previstos para el 2015, a  más de 21.000 millones en el año 2024.

Con respecto a los costos de las tecnologías asociadas, la analista jefe de Navigant Research, Anisa Dehamma, afirmó: “Ahora que los precios de las baterías están respondiendo a la presión de los costes, las tecnologías asociadas serán las siguientes en seguir este camino”.

La distribución del mercado entre los segmentos de las tecnologías de almacenamiento de energía, avanzará seguramente hacia los sistemas de integración, según el informe. La conversión de electricidad es un mercado de hardware, por lo que la capacidad de reducir los costos se relaciona directamente con las estrategias de fabricación. A medida que el mercado crece, la cadena de suministro responderá, y cada vez con más fuerza, tal y como ha ocurrido con la industria de las baterías de ion-litio.

También se sugiere que las baterías de almacenamiento podrían hacer innecesaria la utilización de las plantas de gas de respaldo para cubrir las necesidades en los picos de la demanda, convirtiendo la combinación del almacenamiento y los ciclos combinados en algo redundante.

El almacenamiento de energía, está siendo emparejado con las energías renovables como la eólica y solar para proporcionar el mismo servicio que ofrecen  los ciclos combinados de respaldo.  De esta manera, el almacenamiento basado en energías renovables haría innecesarias o reduciría considerablemente el número de plantas de combustibles fósiles.

Son las baterías de ión-litio, la tecnología de almacenamiento de mayor desarrollo en el mercado; la que permitiría el acceso de hogares y negocios, que encontrarían más económico utilizar paneles fotovoltaicos y desconectarse de la red en un futuro, según expresa el informe.

Además se destaca que los precios de las baterías siguen cayendo a un ritmo del 10-15% anual como consecuencia del aumento de la fabricación y de la demanda.

Aunque no se aventura una fecha en el informe, se indica que el almacenamiento más tarde o más temprano desplazarán a los ciclos combinados de energía.

Fuente:

https://www.navigantresearch.com/newsroom/revenue-from-energy-storage-technologies-is-expected-to-exceed-21-billion-annually-by-2024