Los biomateriales en la industria automotriz

nafilean-value-chainLa empresa Faurecia que dispone de 300 sitios que incluyen 30 centros de I + D en 35 países de todo el mundo, es el proveedor número uno del mundo de estructuras y mecanismos de asientos, tecnologías de control de emisiones e interiores de vehículos

Hace 10 años Faurecia comenzó un trabajo de investigación para identificar un material que pudiera usarse para los componentes ligeros de los automóviles y que permitiera generar impactos ambientales positivos. El resultado es NAFILean, un compuesto ligero reciclable con un 20% de fibras naturales que sustituyen a las fibras de vidrio en el moldeo por inyección de piezas estructurales para paneles de instrumentos, paneles de puertas y consolas centrales.

Weight-breakthrough-NAFILean

El compuesto a base de polipropileno reforzado con fibras de cáñamo al 20%, permite crear formas y arquitecturas complejas a la vez que proporciona una reducción de peso de hasta el 25% en comparación con piezas inyectadas con materiales convencionales y mejoras del 40% en las tolerancias de fabricación.

Además, la proporción de fibras en la mezcla es renovable, habiendo la industria validado su reciclabilidad al final de su ciclo de vida, gracias a un proceso de separación de la fibra del polipropileno.

Después de su registro inicial con Peugeot PSA, los biomateriales ahora se utilizan en las piezas de automóvil de seis fabricantes de equipos originales OEM (Original Equipment Manufacturer); siendo una de las últimas Future Mobility (FMC), una startup china que presentó su SUV mediano eléctrico que comenzará a comercializar en Europa en 2020.

Este crecimiento del mercado para este material, está creando una nueva demanda para la producción agrícola de cáñamo, la materia prima principal de NAFILean; un tema planteado por Faurecia en la última Feria Internacional Salon de l’Agriculture de París.

El cáñamo fue seleccionado entre más de 20 candidatos agrícolas en función de su buen rendimiento técnico, la renovabilidad como fibra cultivada y el bajo consumo de agua. También repone el suelo para otros cultivos posteriores; no requiere pesticidas; y no está sujeto a variaciones de precios influenciadas externamente.

Después de un período de dos años para desarrollar el material y un año adicional para el registro inicial con PSA, el primer éxito comercial se logró en 2013 en paneles de puertas para el Peugeot 308. Los 1,2 kg del material arrojaron una reducción de peso del 25% y una reducción del impacto ambiental del 25%, cifras validadas mediante la norma ISO 14040-44 “Life Cycle Assessment”, que abarca la producción, el uso y el final de la vida del material.

NAFILean-Market-Reference

Tras la solicitud comercial inicial, NAFILean ha sido adoptado por los OEM en una serie de vehículos:

PSA (marcas Peugeot Citroën DS Opel): “Peugeot 308” y “DS7 Crossback”

FCA (Fiat Chrysler Automotive, incluida la marca Alfa Romeo): “Alfa Romeo GIULIA”

JLR (Jaguar Land Rover): “Grand Evoque” y “E-Pace”

RSA (Grupo Renault, incluidos Nissan y Mitsubishi): “Megane”

Los cálculos realizados muestran que la implementación en serie de los biomateriales livianos en los vehículos de gran volumen generará beneficios ambientales significativos: una reducción de 40.000 toneladas de emisiones de CO 2 y la capacidad de conducir 325 millones de kilómetros adicionales con la misma cantidad de combustible.

El compuesto de cáñamo se comercializa abiertamente a través de APM (Automotive Performance Materials), una empresa conjunta entre Faurecia y una cooperativa agrícola en la región francesa de Borgoña. Este joint venture proporciona a Faurecia un suministro confiable y la libertad de operar en el mercado y desplegar aún más sus capacidades de innovación.

Además de los biomateriales automotrices, otras partes de la planta de cáñamo son también la fuente de coproductos como el aislamiento de edificios y aceites alimentarios, un punto subrayado por Faurecia en la presentación del Salón de la Agricultura. Las preocupaciones por el uso de la tierra y la desviación de alimentos tampoco son un problema en el cultivo de cáñamo, ya que sería posible abastecer a todos los fabricantes de equipos originales (OEM) en Europa con solo 5.000 hectáreas de tierra.

Ahora los OEM revisan la aplicación de los biomateriales para vehículos adicionales y se proyecta que la producción se triplicará en los próximos tres años. Los equipos de Faurecia están trabajando en las nuevas generaciones de NAFILean, así como en los esfuerzos para aumentar el porcentaje de biomateriales en composites. Estos incluyen resinas de origen biológico junto con los refuerzos de fibra natural, un material 100% libre de petróleo ya disponible para la industrialización futura.

Fuente:

http://www.faurecia.com/en/innovation/discover-our-innovations/nafilean

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s