La AIE confirma desacoplamiento de las emisiones globales y el crecimiento económico

disminucion co2Según el análisis de los datos preliminares para 2015 publicados por la Agencia Internacional de Energía (AIE), las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía se mantuvieron estancadas por segundo año consecutivo, y la capacidad de generación por energías renovables aumentó en el mismo período.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol aseguró al respecto: “Los nuevos datos confirman una noticia sorprendente pero bienvenida del año pasado: ahora tenemos dos años consecutivos de emisiones de gases de efecto invernadero desacopladas del crecimiento económico”.

En el año 2015, las emisiones de CO2 se situaron en 32,1 millones de toneladas, después de haber permanecido estables desde 2013. Para la AIE, estos datos preliminares sugieren un desempeño fundamental de la electricidad generada por energías renovables, al representar el 90% de la nueva generación de electricidad en el año en análisis. Al mismo tiempo, la economía mundial continuó creciendo por encima del 3%, ofreciendo así una prueba más de que el vínculo entre el crecimiento económico y el crecimiento de las emisiones se está debilitando.

Los anteriores períodos en los que las emisiones disminuyeron con respecto al año anterior, que fueron en los años 1980, 1992 y 2009; estuvieron asociadas con la caída de la actividad económica a nivel mundial. Distinto es el caso de los dos últimos años, en los que la disminución de las emisiones viene asociado a un período de expansión económica global, con un crecimiento del PIB mundial del 3,4% en 2014 y 3,1% en 2015; según datos publicados por el Fondo Monetario Internacional.

Entre los países con mayores niveles de emisiones y con compromisos de disminución asumidos en la última reunión sobre el cambio climático realizada en París en diciembre de 2015, se destaca China; que redujo sus emisiones en un 1,5% sobre la base de la disminución del uso del carbón en los dos últimos años y la reestructuración económica hacia industrias menos intensivas en energía y los esfuerzos del gobierno para descarbonizar la generación de electricidad.

Los resultados alcanzados en al 2015, indican que China genera menos del 70% de la electricidad utilizando carbón, lo cual representa diez puntos porcentuales menos que en el año 2011. En el mismo período se incrementó la capacidad instalada de energía hidráulica y eólica, en un 9%, pasando del 19% al 28% de participación en la matriz energética del país.

Estados Unidos, el otro gran generador de gases de efecto invernadero; redujo sus emisiones en un 2% a partir del uso de gas natural para la generación de energía eléctrica en lugar del carbón.

En contraste, se observa un aumento en la mayoría de las economías en desarrollo de Asia y el Medio Oriente, y también un aumento moderado en Europa; compensando las disminuciones de China y Estados Unidos.

Según informa AIE, más detalles de los datos y del análisis se incluirán en el próximo informe especial sobre energía y calidad de aire, World Energy Outlook; que será publicado a finales de junio y que proporcionará un primer análisis en profundidad del papel que el sector de la energía desempeña en la contaminación del aire, una cuestión política fundamental, que hoy en día representa unas 7 millones de muertes prematuras al año. El informe proporcionará la perspectiva para las emisiones y su impacto en la salud, y ofrecerá a los políticos estrategias para mitigar la contaminación del aire relacionada con la energía en el corto y largo plazo.

Fuente:

http://www.iea.org/newsroomandevents/pressreleases/2016/march/decoupling-of-global-emissions-and-economic-growth-confirmed.html

Anuncios

¿Nunca dejaremos de usar combustibles fósiles?

comb fosiles

Con este título se publica un estudio en el Journal of Economic Perspectives de American Economic Association (AEA); en el cual se pone en duda la capacidad del mundo para detener el uso de combustibles fósiles, al concluir que es probable que continúe creciendo el uso de combustibles fósiles, sin acciones globales claras y decisivas para poner un precio adecuado a las emisiones de dióxido de carbono y, aumentar el gasto en investigación y desarrollo en tecnologías de energía limpia.

Uno de los autores del trabajo es el Director del Energy Policy Institute de la Universidad de Chicago (EPIC), Michael Greenstone; quien dice que “El acuerdo de París expuso una nueva visión dramática, pero todavía hay mucho trabajo por hacer para lograr que los grandes cambios en la política climática se concreten en todo el mundo, necesarios para reducir el consumo de combustibles fósiles y las probabilidades de que el cambio climático sea perjudicial”.

Greenstone y los coautores del estudio, Thomas Covert de la Universidad de Chicago y Christopher Knittel del Massachusetts Institute of Technology, demuestran en su trabajo que el uso continuado de combustibles fósiles podría conducir a cambios dramáticos en el planeta. En la medición de su impacto en el calentamiento, el estudio encuentra que la quema de los combustibles fósiles como conocemos hoy en día, incrementaría la temperatura global entre 10 ° F y 15 ° F; sin considerar en estas estimaciones los avances en las técnicas de extracción de combustibles fósiles, que podrían hacer viable económicamente la extracción de recursos que hoy no podemos extraer, situación esta que podría añadir entre 1,5 ° C a 6,2 ° C de calentamiento.

Los economistas exploraron si las fuerzas del mercado por sí solas pueden causar una reducción en la oferta o la demanda de los combustibles fósiles y mediante el estudio de la historia de la exploración de combustibles fósiles, y el progreso tecnológico de las tecnologías tanto limpias y sucias; llegaron a la conclusión de que es poco probable que el mundo va a dejar de depender principalmente de los combustibles fósiles en el corto plazo.

La evidencia para esta conclusión según los autores del estudio, está en que durante los últimos 30 años, las reservas de petróleo y gas natural han crecido por lo menos tan rápido como el consumo; según comprobaron al estudiar la cantidad de reservas en el terreno en los últimos tres decenios en comparación con el consumo mundial. Como resultado, el mundo siempre ha tenido 50 años de consumo futuro almacenado como reservas en el suelo. Esto era igualmente cierto en los años de auge cuando los precios eran altos y en los años menos favorables con precios deprimidos.

El progreso tecnológico, tales como el desarrollo de la fracturación hidráulica y la capacidad de extraer petróleo de las arenas bituminosas, es al menos parcialmente responsable de un patrón a largo plazo, del crecimiento consistente a nivel mundial en reservas de combustibles fósiles. En cuanto a la tasa media de crecimiento de estas reservas, el estudio muestra que tanto petróleo y gas natural crecieron a una tasa constante de 2,7 por ciento.

“Mientras los mercados no dan cuenta de los daños ambientales del uso de combustibles fósiles, siempre habrá incentivos para desarrollar nuevas técnicas para acceder de manera más eficiente estos recursos”, dice Thomas Covert, profesor asistente de microeconomía en Booth School of Business de la Universidad Chicago. “Parece poco probable que nuestras capacidades tecnológicas para recuperar los combustibles fósiles, dejen de mejorar en el corto plazo. Con la mejora continua de la tecnología, el mundo probablemente será inundado de combustibles fósiles por décadas y quizás por los siglos venideros”, afirmó Covert.

Las mejoras significativas en la tecnología y en los costos de las energías limpias, no son aún suficientemente fuertes como para representar una reducción importante en la demanda de combustibles fósiles. En este sentido, se cita como ejemplo el costo normalizado de la energía solar, que se redujo de casi u$s 450 / MWh en 2009 a u$s 150 / MWh en 2014; pero a pesar que esta tendencia a la baja continúa en la actualidad, el costo del gas natural que se quema para generación es todavía más barato, incluso al considerar los costos relacionados de daños al clima.

También se plantea una situación similar cuando se considera el uso del vehículo eléctrico en lugar del consumo de combustibles fósiles en el sector transporte: al precio actual de la batería de u$s325 por kWh para vehículos eléctricos, los autores encuentran que el precio del petróleo tendría que superar antes los u$s350 por barril para que un vehículo eléctrico tenga un costo de adquisición menor que un vehículo a gasolina equivalente. Desafortunadamente, el petróleo se cotizaba a un promedio de u$s 49 por barril durante el año 2015 y actualmente está operando por debajo de $ 30 por barril. Por lo tanto, las baterías necesitan ser mucho más baratas antes que los vehículos eléctricos puedan causar una reducción importante en la demanda de combustibles fósiles.

“Mientras que las fuentes alternativas y tecnologías de almacenamiento de energía han mejorado enormemente, reduciendo los costes, que todavía tienen un largo camino por recorrer antes de que su costo es competitivo con los combustibles fósiles”, dice uno de los autores del estudio, Chris Knittel. “Para cambiar esta situación, los gobiernos deberían poner un precio a las emisiones de carbono y comenzar a inyectar más dinero hacia la I + D básica que es fundamental para hacer estas tecnologías más competitiva en costos.”

Fuente:

https://www.aeaweb.org/articles.php?doi=10.1257/jep.30.1.117

Ver Informe completo:

http://pubs.aeaweb.org/doi/pdfplus/10.1257/jep.30.1.117

Infografías:

https://epic.uchicago.edu/news-events/news/infographic-will-we-ever-stop-using-fossil-fuels

El impacto de las energías renovables en la economía global

Release_SocioEconomicUn informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA por sus siglas en inglés), cuantifica por primera vez el impacto macroeconómico de duplicar la cuota mundial de las energías renovables en el mix energético para el año 2030.

El estudio denominado Beneficios de las Energías Renovables: La medición de la economía”; proporciona el primer análisis global del impacto del despliegue de las energías renovables en la economía y las interdependencias entre sectores y mercados; demostrando que si se alcanzara un 36 % de generación renovable en el mix energético global en el año 2030; se lograría un incremento del producto interior bruto (PIB) a nivel mundial del 1,1 %, o sea unos u$s 1,3 trillones; una mejora del bienestar humano de hasta el 3,7 por ciento y la generación de más de 24 millones de empleos en el sector, un importante incremento considerando los 9,2 millones de personas empleadas en el sector en la actualidad; siendo este incremento mayor en el sector de los biocombustibles con 9 millones de nuevos puestos de trabajo, seguido por la energía solar con 6,4 millones, la hidráulica con 5,5; la eólica con 3,3 y 0,2 millones para otras energías renovables.

Además el estudio proporciona evidencia empírica de que el crecimiento de la economía y la conservación del medio ambiente son totalmente compatibles, contradiciendo lo tradicionalmente aceptado en este sentido. “Este nuevo análisis nos dice que la tan necesaria transición energética no sólo serviría para luchar contra el cambio climático, sino también para estimular el crecimiento económico y la generación de empleo”, dijo Adnan Amin; director del IRENA.

Se destaca que las mejoras en el bienestar humano irían mucho más allá de las ganancias en el PIB, ya que los beneficios del despliegue de las energías renovables supera la tradicional y limitada medición del desempeño económico, si se considera un indicador combinado de bienestar; el cual contempla un número de factores que incluyen: el impacto económico basado en el consumo y la inversión; los impactos sociales sobre la base de los gastos en la salud y la educación; los impactos ambientales, medidos como las emisiones de gases de efecto invernadero y el consumo de materiales.

También se estima que aumentará el comercio de equipos, bienes y servicios relacionados con la energía renovable, como resultado de la implementación de inversiones a mayor escala en la generación y en el uso final de la energía renovable; pero al mismo tiempo esta situación derivará en una disminución en el comercio de otras fuentes de energía, en particular de los combustibles fósiles.

En este sentido, el aumento de la cuota de energía renovable en el sistema energético mundial, impactará tanto a países importadores como a exportadores de combustibles fósiles. Para los primeros, el cambio a una mayor proporción de energías renovables tiene implicaciones potencialmente favorables en sus economías, al tener que importar menos combustibles fósiles; y así como una mejora en la seguridad energética, debido a una mayor dependencia de sus propias fuentes de energía. Los exportadores estarían en una posición más vulnerable frente a este cambio en los modelos comerciales; dado el alto grado de dependencia de sus economías a los ingresos generados a partir de las exportaciones de combustibles fósiles; aunque este cambio también podría tomarse como una oportunidad para la diversificación de sus economías y posicionamiento en los nuevos mercados a crearse.

Por cierto que será responsabilidad de los políticos justamente poder maximizar los beneficios de la transición a la energía sostenible en favor de sus economías nacionales, potenciando un conjunto de factores que favorezcan la diversificación de la economía, la creación de nuevos puestos de trabajo, la formación y educación para desarrollar el personal hábil y versátil que será necesario.

Descargar estudio completo aquí

Sin mitigación del cambio climático habrá recesión económica

world

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de California, Berkeley; demuestra que sin mitigación del cambio climático, se verán afectados todos los países, incluidos los más desarrollados; provocando una recesión económica hacia el año 2100.

El estudio presentado ofrece la imagen más clara hasta la fecha de cómo el cambio climático va a dar forma a la economía mundial. Esta ha sido una pieza faltante fundamental para la comunidad internacional sobre el clima, previo a las conversaciones de París en diciembre próximo. Entender cuanto será el costo que tendrá el cambio climático futuro en términos de pérdidas económicas globales, ayudará a los responsables políticos decidir cuánto invertir en la reducción de emisiones en el día de hoy.

El trabajo de investigación publicado en la revista Nature, trata de responder a dos preguntas principales: ¿cómo se ha visto afectada la producción económica en todo el mundo por cambios en la temperatura y las precipitaciones? y, ¿qué implican estas respuestas históricas acerca de los posibles impactos futuros del cambio climático?

 Para responder la primera pregunta, se analizaron los cambios de temperatura y los cambios en la producción económica (medida por el producto interno bruto per cápita) para los 166 países entre los años comprendidos entre 1960-2010. Para la segunda pregunta, se combinaron estas estimaciones históricas con las proyecciones del futuro cambio climático, a partir de modelos climáticos globales, y las proyecciones de cómo las economías de los países podrían desarrollarse en ausencia del cambio climático.

Los hallazgos de la investigación, demuestran que los cambios de temperatura han conformado sustancialmente el crecimiento económico en los países ricos y pobres en el último medio siglo, y que el calentamiento futuro es probable que reduzca la producción económica mundial, con relación a un mundo sin cambio climático.

Para entender cómo la producción económica en todo el mundo ha respondido históricamente a los cambios en la temperatura, los investigadores reunieron datos sobre la producción económica y sobre las variables climáticas (temperatura y precipitación) para todos los países del mundo de los que se disponía de datos. A continuación, analizaron estos datos utilizando técnicas estadísticas que ayudan a aislar los efectos de la temperatura y la precipitación de otros factores a nivel de país o globales, que también podrían afectar la producción económica.

Los hallazgos demuestran que los países con temperaturas medias frías, como los países del norte de Europa, tienden a un crecimiento superior a la media en la producción económica, cuando las temperaturas son más cálidas que el promedio. Los países con una temperatura media relativamente calientes, como los países en los trópicos; tienden a un crecimiento más lento que el crecimiento económico promedio cuando la temperatura es cálida.

Analizando todos los países del mundo, se encontró que el efecto del calentamiento de la temperatura depende de cual era la temperatura media inicial. Cuanto más caliente que su temperatura media inicial, cuanto más negativo son los impactos del calentamiento adicional. “Los datos nos dicen que hay temperaturas particulares donde los seres humanos son muy buenos para producir cosas”, dijo el profesor Marshall Burke, de la Universidad de Satanford. “En los países que son normalmente bastante fríos, en su mayoría países ricos del norte; las temperaturas más altas se asocian con el crecimiento económico más rápido, pero sólo hasta cierto punto. Después de ese punto, el crecimiento disminuye rápidamente”.

Como las temperaturas medias se mueven más allá de esa marca, los países ricos van a empezar a ver una caída en su producción económica. Los países más pobres, sobre todo en los trópicos, sufrirán pérdidas aún más pronunciadas, porque ya están más allá del umbral de temperatura. Esto tiene el potencial de ampliar la brecha de la desigualdad global, dijo Burke.

 “Muchos otros investigadores han proyectado los impactos económicos bajo el futuro cambio climático”, dijo el profesor Solomon Hsiang, de la Universidad de California, Berkeley; “pero creemos que nuestros resultados mejoran nuestra capacidad para anticipar cómo las sociedades en las próximas décadas podrían responder a las temperaturas más cálidas.”

 En un escenario de cambio climático no mitigado, el estudio muestra que en el 2100 los ingresos per cápita del 77 por ciento de los países del mundo, caerían en relación con los niveles actuales; además los ingresos globales podrían disminuir un 23 por ciento para el 2100, con relación a un mundo sin cambio climático.

Una suposición común entre los investigadores ha sido que la riqueza y la tecnología protegen a los países ricos de los impactos económicos del cambio climático, ya que utilizan estos recursos para adaptarse a temperaturas más altas. “Bajo esta hipótesis, los impactos del calentamiento futuro deben disminuir con el tiempo a medida que más países se hacen más ricos”, dijo Burke. “Pero encontramos evidencia limitada de que este sea el caso.”

El equipo de Burke encontró que, históricamente, los países ricos no parecen responder de forma diferente a los países pobres a los cambios de temperatura. “Los datos definitivamente no proporcionan una fuerte evidencia de que los países ricos son inmunes a los efectos de las altas temperaturas”, dijo Hsiang. “En muchos países ricos simplemente sucede que tiene temperaturas medias más frías para empezar, lo que significa que el calentamiento global futuro será menos dañino que en los países más pobres, más calientes.”

El equipo de investigadores dice que la mitigación, y la forma de pagar por ello; deben estar a la vanguardia de los debates en París. “Nuestra investigación es importante para la COP21, ya que sugiere que estos daños económicos podrían ser mucho mayores que lo que indican las estimaciones actuales”, dijo Burke. “Lo que esto significa para la política es que debemos estar dispuestos a gastar mucho más en la mitigación. Los beneficios de las medidas de mitigación son mucho mayores de lo que pensábamos, porque los costos de la inacción también son mucho mayores de lo que pensábamos”.

Fuentes:

https://earth.stanford.edu/news/high-cost-climate-change

http://web.stanford.edu/~mburke/climate/BurkeHsiangMiguel2015.pdf

China y la nueva economía del clima

SL277026

Las limitaciones de recursos y los graves problemas ambientales, están condicionando el desarrollo de la economía china, que no le permitirían convertirse en un país de altos ingresos, ni cumplir los objetivos sobre el cambio climático recientemente acordados con los Estados Unidos.

Un estudio realizado por la Universidad de Tsingua, denominado China y la Nueva Economía; indica que el país puede alcanzar al mismo tiempo el desarrollo económico, la seguridad energética y la reducción de la contaminación.

Para lo cual se requiere poner en práctica nuevas políticas sobre la reestructuración económica, conservación de la energía, mejora de la eficiencia energética, desarrollo de energías renovables y reducción de la contaminación del aire.

China deberá superar su alta dependencia actual de los combustibles fósiles y redoblar sus esfuerzos para continuar aumentando la eficiencia energética y su gran desarrollo de energías renovables.

Se estima que aún considerando la política energética actual del gobierno chino, para el año 2030 la demanda superará a la oferta local; alcanzando una dependencia del suministro externo del 75% para el petróleo y del 40% para el gas natural; que harán de la economía china mucho más vulnerable a la volatilidad de los precios de la energía mundial

Con respecto al medio ambiente, la contaminación del aire es cada vez más grave y tiene limitado el desarrollo económico y social de China; y según el estudio, los objetivos para alcanzar los estándares exigidos de calidad de aire, sólo podrán alcanzarse a través de una combinación entre la aceleración de la reestructuración de la economía, la conservación de la energía, el cambio de combustibles y de política ambiental; ya no alcanza con regulaciones sobre la contaminación al final de la tubería por estrictas que sean.

En este contexto, los líderes de China se enfrentan a enormes desafíos para asegurar el futuro económico del país, y al mismo tiempo garantizar un saludable medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El informe considera que China debe enfrentar una serie de decisiones que darán forma tanto al futuro de China como del mundo; para lo cual tiene la oportunidad de liderar el desarrollo de soluciones nuevas y renovables de energía; que le permitan una importante reforma del actual sistema energético; limitar las emisiones de GEI y gestionar los riesgos del cambio climático.

Ver Resumen del Informe: http://newclimateeconomy.net/sites/default/files/china-nce-exec-summary-eng_reduced_1.pdf

Dejá tú comentario

Responsabilidad Social Empresarial: ¿proceso transformador o marketing?

drops
Fuente: http://economia.elpais.com/economia/2014/11/13/actualidad/1415915651_828767.html

El autor de esta nota publicada en el diario El País de España, nos plantea la necesidad de realizar un balance sobre la Responsabilidad Social Empresarial, de manera de conocer si ha sido realmente un proceso transformador en el ámbito de las empresas, o se ha tratado y se trata por el contrario de una nueva forma de marketing.
¿Y en America Latina y el Caribe, cuál será la situación?

¿Qué opinas? Dejá tú comentario

Clasificación por país de la facilidad de hacer negocios para las pymes.

clock

La vida de toda empresa, desde su apertura hasta su disolución, esta atravesa por distintas regulaciones, cuyo cumplimiento puede resultar complejo y costoso, en términos de tiempo y dinero para una empresa pyme.

Según un informe del Banco Mundial, en promedio a nivel global; abrir un nuevo negocio requiere siete procedimientos y 25 días, además del pago de tasas oficiales que en conjunto suponen el 32% del ingreso per cápita.

Analizando en detalle los datos del informe, en Nueva Zelanda la apertura de una empresa requiere tan sólo un procedimiento, medio día y prácticamente nada en concepto de tasas, en el otro extremo tenemos los casos de Surinam, país en el que la apertura de un nuevo negocio supone esperar 208 días.

Si consideramos el tiempo horas hombre que una empresa debe dedicar para completar la preparación, presentación y pago de impuestos anuales; se deberán disponer en promedio de unas 268 hs de dedicación de su personal.

Exportar también puede resultar una importante carga burocrática y económica para una empresa pyme, según la economía en la que opere, en promedio para exportar un solo cargamento de su producto final podría llegar a requerir seis documentos, 22 días y más de 1500 USD.

Habilitar un simple almacén para sus operaciones, puede significar tener que realizar unos 26 procedimientos y 331 días para realizar la compra del terreno, su registro de propiedad, construcción y la gestión para obtener los suministros de los distintos servicios que necesite para sus actividades.

Enfrentar algún litigio legal, significa en promedio una espera de 622 días para su resolución y hacer frente a costos por el 35% del valor de la demanda.

Como se destaca en el informe, todas las regulaciones y la aplicación de normas ambiguas por parte de los entes estatales, suponen para las pequeñas y medianas empresas una verdadera y costosa carga burocrática; que afecta a la competitividad de los países, de las empresas y sus posibilidades de generar nuevas fuentes de trabajo.

Para la realización del informe y seguimiento de los cambios en las regulaciones aplicadas a las pequeñas y medianas empresas, se consideró la ciudad más relevante para la economía en estudio, y diez áreas claves: apertura de una empresa, manejo de permisos de construcción, obtención de electricidad, registro de propiedades, obtención de crédito, protección de inversores, pago de impuestos, comercio transfronterizo, cumplimiento de contratos y resolución de la insolvencia.

Sobre un total de 189 economías estudiadas, se destacan como las 5 mejores con facilidades para hacer negocios: Singapur, Hong Kong, Nueva Zelanda, Estados Unidos y Dinamarca.
En el otro extremo tenemos: República del Congo, Sedán del Sur, Libia, República Centroafricana y Chad.
En el caso de América Latina y el Caribe, Chile es el país más destacado en el puesto 34, Puerto Rico en el 40, Perú 42, Colombia 43 y México en el puesto 53. Y entre los de menores facilidades para realizar negocios en la región, se encuentran: R. B. de Venezuela 181, Haiti 177.
Considerando los países del Mercosur solamente: Uruguay 88, Paraguay 109, Brasil 116 y Argentina 126.

Según el Banco Mundial, se debe entender la facilidad para hacer negocios, no como la carencia de regulaciones, sino aquellas economías cuyos gobiernos han logrado crear un sistema regulatorio que facilite las interacciones en el mercado y proteja intereses públicos importantes, sin obstaculizar de forma innecesaria el desarrollo del sector privado: un sistema regulatorio con instituciones robustas y costos de operación bajos

Estas economías cuentan tanto con un sector privado bien desarrollado como con un sistema regulatorio razonablemente eficiente con el que se ha conseguido un sensato equilibrio entre las protecciones que ofrecen las buenas normas y la necesidad de contar con un sector privado dinámico, libre de regulaciones excesivamente gravosas.

Fuente: http://espanol.doingbusiness.org/~/media/GIAWB/Doing%20Business/Documents/Annual-Reports/Foreign/DB14-minibook-spanish.pdf

¿Qué opinás?

Compartí tú comentario

China no cerrará la brecha de riqueza con Estados Unidos

Source: www.lagranepoca.com

Esta es la opinión de la Fundación Heritage  (en inglés, The Heritage Foundation); que es un centro de investigación política conservador de Estados Unidos.

Afirman que es un mito que China está cada vez más cerca de superar económicamente a Estados Unidos y que sólo lo lograría con la ayuda de errores de los propios estadounidenses.

Fuente:

http://www.lagranepoca.com/32757-tres-mitos-china-parte-1

See on Scoop.itEMPRESAS

¿Qué opinás?

Negar el cambio climático es un suicidio

Source: www.lagranepoca.com

Stephen Harper, el Primer Ministro Canadiense, dijo: “Digan lo que digan, ningún país va tomar cualquier acción que destruya directamente los empleos y el desarrollo de su país”.

Lo expresaba en rechazo a la idea de establecer un impuesto al carbono, que en su opinión destruirá empleos; ignorando la realidad del calentamiento global y sus conseciuencias ambientales, sociales y económicas.

En la opinión del autor de la nota, el Dr. Dr. David Suzuki científico, presentador, autor  y cofundador de la fundación David Suzuki:

Quienes temen o rechazan los cambios se están quedando sin excusas mientras que a la humanidad se le va el tiempo. Poniendo el ambiente natural en contra de la economía, que fue inventada por humanos, y luego darle mayor valor a lo económico, es absurdo.

Es hora de relegar esa falsa dicotomía al mismo basurero, tal como otras ideas absurdas descreditadas por quienes lucran sembrando duda y confusión sobre el calentamiento global”.

See on Scoop.itambiente

¿Qué opinás?

¿El default de Argentina tendrá un impacto global?

El default argentino tendrá consecuencias más allá de ese país, sobre el mercado de la deuda soberana y sobre Nueva York como plaza financiera, así como en las bolsas europeas.

Source: www.bbc.co.uk

Economistas de Estados Unidos, entre ellos el premio Nobel Robert Solow, solicitaron al Congreso de Estados Unidos que intervenga para evitar un daño innecesario “al sistema financiero internacional, los intereses económicos de EE.UU., de Argentina y a 15 años de política bipartidista para las reestructuraciones de deudas”.

Así se suman a varios países y organismos internacionales, como el G77 y el Fondo Monetario Internacional (FMI), que han alertado sobre las consecuencias que puede el caso argentino sobre las futuras reestructuraciones de deuda.

En la opinión de especialistas, existe el temor de que este fallo del juez Thomas Griesa que favoreció a los llamados “fondos buitre”; siente un precedente a futuro que imposibilite la negociación cuando un país entra en crisis y no puede pagar su deuda.

Un comentario destacado es el del exministro de Hacienda de Colombia y profesor de la Universidad de Columbia en EE.UU., José Antonio Ocampo, que indicó que esta situación podría llegar a tener hasta impactos sobre la plaza financiera de New York como centro financiero: “Londres y Nueva York son grandes plazas financieras, entre otras razones porque sus sistemas judiciales son suficientemente flexibles. “Pero este fallo sobre Argentina es lo contrario de la flexibilidad. Creo que por esta razón Londres se puede volver más competitivo que Nueva York en el mercado de emisión de deuda soberana”.

See on Scoop.itEMPRESAS

¿Qué opinás?