Los compromisos climáticos asumidos por Latinoamérica y Caribe

Las Contribuciones Nacionales Determinadas (INDC, por sus siglas en inglés) son compromisos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) y acciones de adaptación a los efectos del cambio climático, que cada país presenta de manera voluntaria, de acuerdo a sus realidades.

Estas Contribuciones se basan en medidas sectoriales y constituyen un aporte clave a las negociaciones que culminarán en la COP21 de París en diciembre próximo, en la que se espera que los países alcancen un acuerdo que permita limitar el calentamiento global a menos de 2° C.

Al 23 de octubre pasado, 150 países sobre un total de 195 de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC), han dado a conocer las acciones que ejecutarán para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

Estos 150 países que han presentado su Contribución Nacional Determinada (INDC), representan en conjunto más del 85% de las emisiones de GEI del planeta y de este universo; Latinoamérica y el Caribe representan solo el 7% de las emisiones del planeta (9.6% si se incluye las emisiones vinculadas a la deforestación y uso del suelo).

INDC-LAC-23oct-2015-final

Los más grandes emisores de la región son Brasil con 1823 MtCo2eq (Megatoneladas de CO2 equivalente), seguido por México (748 MtCo2eq), Argentina (405 MtCo2eq), Venezuela (396 MtCo2eq) y Colombia (200 MtCo2eq).

Se puede consultar los compromisos de reducción de emisiones de GEI al 2030, asumidos por los países de Latinoamérica y el Caribe en:

 http://conexioncop.com/wp/wp-content/uploads/2015/10/INDC-LAC-23oct-2015.pdf

Consulta de INDCs presentados por las partes:

http://www4.unfccc.int/submissions/indc/Submission%20Pages/submissions.aspx

Anuncios

La inversión en energías renovables en América Latina y el Caribe

earth-11015_1280América Latina y el Caribe (ALC) están desempeñando un papel destacado en la transición energética que se lleva a cabo a nivel global, ante la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

La región es considerada una de las más promisorias para la inversión en energía limpia. Desde 2006 a 2013, ALC ha atraído un acumulado de US$132.000 millones para biocombustibles, biomasa, geotérmica, solar, pequeñas centrales hidroeléctricas (de hasta 50MW) y eólica.

De este total, US$93.400 millones se destinaron a la construcción de nuevos proyectos; los restantes US$38.600 millones fueron usados para financiar la adquisición de proyectos.

Más importante aún, esta inversión ha producido activos operativos que en 2013 aportaban aproximadamente 92,7TWh a los 600 millones de habitantes de ALC, lo que representa un 6,4% de la generación total.

La actividad en el desarrollo de las energías limpias en toda la región, se ha vuelto sustancialmente más diversa en los últimos años, haciendo que Brasil ya no represente la amplia mayoría de las actividades o inversiones. Debido a las reformas en las políticas y a una explosión de capital extranjero, algunos países de la región están dando grandes pasos, mientras que otros, que cuentan con reservas locales de fósiles, lo están haciendo en menor medida, según señala el informe Climascopio 2014, que es elaborado por Bloomberg, UK AID, Power Africa y el BID.

El informe Climascopio 2014, clasifica a los países según su capacidad pasada, presente y futura de atraer inversiones para sus empresas y proyectos de energía limpia; considerando energías limpias a los biocombustibles, biomasa y residuos, geotérmica, solar, eólica, y pequeñas centrales hidroeléctricas (de hasta 50MW), pero no a las grandes plantas hidroeléctricas.

El estudio se enfoca exclusivamente en las nuevas fuentes de generación con baja emisión de carbono, por ser generalmente las más avanzadas en tecnología y porque por lo general se pueden desarrollar mucho más rápido que los grandes proyectos hidroeléctricos, que pueden llevar años o incluso décadas para entrar en funcionamiento.

El estudio consta de cuatro parámetros que abarcan 55 indicadores, y el puntaje final asignado a cada país se determina por una combinación ponderada de sus puntajes en los cuatro parámetros: I. Marco Propicio, que representa el 40%; II. Inversiones en Energía Limpia y Créditos para Proyectos Relativos al Cambio Climático el 30%; III. Negocios de Bajas Emisiones de Carbono y Cadenas de Valor de Energía Limpia el 15% y IV. Actividades de Gestión de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero el 15%.

Respecto al Parámetro I, Marco Propicio; Brasil obtuvo el puntaje más alto, debido a su régimen de políticas y a sus tarifas de electricidad relativamente elevadas.

En cuanto a Inversiones en Energía Limpia y Créditos para Proyectos Relativos al Cambio Climático (Parámetro II), fue Uruguay el país más destacado, ya que logró atraer inversiones por US$2.200 millones en nuevas energías limpias en 2013, logrando un impresionante crecimiento del 142% respecto al año anterior.

El Parámetro III, referido a Negocios de Bajas Emisiones de Carbono y Cadenas de Valor de Energía Limpia; que incluye una evaluación detallada de los segmentos de la cadena de producción de energías limpias; los mejores resultados se corresponden con algunas de las mayores economías de la región: Brasil, Chile, Argentina, México y Perú.

Con respecto del Parámetro IV, Actividades de Gestión de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero, fue Chile quien obtuvo el puntaje más alto en este parámetro, ya que posee un nivel comparativamente alto de actividades de compensación de GEI.

Si se consideran también las grandes centrales hidroeléctricas, que no se tuvieron en cuenta para la evaluación del Climascopio 2014; la región obtuvo 54,4% de su demanda eléctrica a través de fuentes libres de emisión de CO2.

El estudio también destaca que el recurrir de la región a las grandes centrales hidroeléctricas es un arma de doble filo. Por un lado, estos generadores no producen nuevas emisiones de CO2, y pueden ser recursos eléctricos de bajo costo. Por el otro, pueden ser fuentes variables en cuanto a su capacidad de generación de electricidad. Esto se puso de manifiesto durante las recientes sequías que se presentaron en la región, comprometiendo la provisión eléctrica de Brasil y Panamá; que tuvieron que volver a la costosa generación térmica de emergencia para dar abasto a las necesidades de corto plazo.

Por lo tanto, energías limpias que no sean de base hídrica pueden jugar un papel fundamental, tornando a las matrices eléctricas de ALC más resistentes para cubrir tanto la demanda básica como los picos de consumo, señala el estudio.

Estudio completo:

http://global-climatescope.org/es/download/reports/climatescope-2014-lac-es.pdf

Situación por país del sector fotovoltaico en América Latina y el Caribe

Magallanes-20140106-00252

La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), organización intergubernamental dedicada a la coordinación de sus países miembros en materia energética, ha publicado un estudio sobre la situación actual del sector fotovoltaico en cada uno de los países miembros de la Organización; denominado “Estado actual de la energía solar fotovoltaica en Latinoamérica y el Caribe”.

El sector fotovoltaico (FV) de Latinoamérica y el Caribe (LAC), ha tenido un crecimiento acelerado durante el 2014 con mayor presencia tanto de centrales fotovoltaicas de gran escala como de proyectos de menor escala conectados a la red; además de continuar desarrollándose los proyectos orientados a la provisión de acceso a la electricidad en las zonas más remotas.

Particularmente en los últimos 5 años se observa un impulso del sector, en respuesta a la alta volatilidad e incertidumbre en los precios del petróleo, incremento de las tarifas eléctricas, caída en los precios de los módulos FV, necesidad de diversificar la matriz eléctrica, impactos del cambio climático en la generación hidroeléctrica, avances tecnológicos, concientización ambiental, universalización del acceso a la energía, seguridad nacional, generación de nuevos empleos, entre muchos otros motivos que han estimulado de alguna manera u otra el sector, se señala en el estudio.

En el mismo se presenta un detalle de cada país con respecto a las políticas y marco institucional vigente para la promoción de proyectos solar fotovoltaico, las características del mercado y sus actores, la capacidad instalada, el recurso solar disponible, y un comparativo entre las distintas políticas aplicadas por los países

Chile con 400 MWp, es el país que más sistemas FV ha instalado en la región a fines de 2014, además de ser el país con mayor cantidad de centrales con permisos otorgados; y el mayor desarrollo de instalaciones en zonas aisladas lo tiene Bolivia, en donde el sector rural ha utilizado la FV como una opción flexible, modular y accesible para las zonas más remotas; que permite brindar acceso básico a iluminación en la mayoría de los casos. Este importante desarrollo ha permitido inclusive el establecimiento de fábricas de componentes para sistemas FV para zonas rurales.

Una característica de la región es su gran diversidad con respecto a los caminos elegidos por cada país para el avance que ha tenido el sector FV, considerando el marco legal vigente, mecanismos de incentivo, fondos disponibles, investigación, actores involucrados y el desarrollo de proyectos, los países han optado por distintos caminos.

Como conclusión se destaca como primordial la necesidad de que se faciliten las condiciones y que  exista la voluntad política para el desarrollo de los proyectos, entendiendo que a mayores facilidades, habrá una mayor respuesta y desarrollo; pero evitando el riesgo de una apertura excesiva que convierta al mercado en insostenible, como ha sucedido en algunos países europeos.

La aplicación de políticas transparentes, no especulativas, ordenadas, bien monitoreadas, sostenible a largo plazo, y que permitan un crecimiento constante pero no acelerado creará las mejores condiciones para el desarrollo de la energía solar fotovoltaica FV en la región.

El potencial solar es sin duda el recurso renovable más abundante en la región, donde el límite de generación será impuesto por la capacidad de absorción de energía solar intermitente por parte de las redes eléctricas. Esto abrirá campo al desarrollo de redes más inteligentes, opciones de almacenamiento de bajo costo, entre otras opciones que permitan una mayor penetración de este abundante recurso.

Fuente:

http://expertosenred.olade.org/energiasrenovables/documentos/estado-actual-de-la-energia-solar-fotovoltaica-en-latinoamerica-y-el-caribe/

Según nuevo informe del BM, aumentan los riesgos del cambio climático.

Lago Argentino-20140111-00398Source: www-wds.worldbank.org

Cada vez hay más pruebas de que la Tierra sufrirá un calentamiento cercano a los 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales debido a las emisiones pasadas y previstas de gases de efecto invernadero, y es probable que los impactos del cambio climático, sean ya inevitables.

Un nuevo informe, publicado por el Banco Mundial; analiza los riesgos que el agravamiento del cambio climático representa para el bienestar y los medios de subsistencia de las personas en las regiones de América Latina y el Caribe, Europa oriental y Asia central, y Oriente Medio y Norte de África.

Todos serán afectados por los impactos, en especial los pobres, a medida que los fenómenos extremos relacionados con el clima lleguen a ser más comunes y aumenten los riesgos para la producción agrícola, la generación de energía y la disponibilidad de recursos hídricos.

Cuando más se acerque el calentamiento a los 4 °C, mayores serán los riesgos y las consecuencias para el desarrollo, ya que se reducirían las cosechas, cambiaría la disponibilidad de recursos hídricos, las enfermedades alcanzarían nuevas proporciones y subiría el nivel del mar.

Con 2 °C de calentamiento, será mucho más difícil erradicar la pobreza, aumentar la prosperidad mundial y reducir la desigualdad, metas de por sí complicadas. Con un incremento de 4 °C, la posibilidad de alcanzar dichas metas se pone seriamente en duda.

El informe, que es el tercero de la serie Bajemos la temperatura, fue realizado por los científicos del Postdam Institute for Climate Impact Research y Climate Analytics, y la consigna de trabajo fue analizar los posibles impactos del calentamiento actual (0,8°C) y las proyecciones de 2°C y 4°C en la producción agrícola, recursos hídricos, centros urbanos y ecosistemas de américa Latina y el Caribe, Oriente Medio y Norte de África y partes de Europa y Asia central.

Como indica Jim Yong Kim, Presidente del Grupo Banco Mundial; en el Prólogo del Resumen Ejecutivo del informe; los  resultados son alarmantes:

  • En América Latina y el Caribe, las olas de calor y el cambio en los patrones de precipitación tendrán efectos adversos en la productividad agrícola, el régimen hidrológico y la biodiversidad.
  • En Brasil, con un calentamiento de 2 °C, las cosechas podrían reducirse hasta un 70 % en el caso de la soja y hasta un 50 %  en el del maíz.
  • La acidificación de los océanos, el aumento del nivel del mar, los ciclones tropicales y los cambios de temperatura incidirán negativamente en los medios de vida costeros, el turismo, la salud y la seguridad alimentaria e hídrica, especialmente en el Caribe.
  • El derretimiento de los glaciares constituirá un riesgo adicional para las ciudades andinas.
  • En Oriente Medio y Norte de África, un aumento importante de las olas de calor, combinado con temperaturas promedio más cálidas, ejercerá una intensa presión en los ya escasos recursos hídricos, con consecuencias graves para la seguridad alimentaria regional.
  • Las cosechas en Oriente Medio y Norte de Africa, podrían reducirse hasta un 30 %  con un aumento de la temperatura de entre 1,5 °C y 2 °C, y hasta un 60 % si el aumento va de 3 °C a 4 °C. 
  • Al mismo tiempo, las presiones sobre los recursos derivadas de la migración y el clima podrían incrementar el riesgo de conflicto.
  • En los Balcanes occidentales y Asia central, la menor disponibilidad de agua en algunos lugares se convierte en una amenaza, a medida que las temperaturas suben hasta 4 °C.
  • El derretimiento de glaciares en Asia central y las alteraciones en los períodos de alta y baja de los cursos de agua llevarán a tener menos recursos hídricos en los meses de verano y un alto riesgo de inundaciones torrenciales.
  • En los Balcanes, un mayor riesgo de sequía podría generar reducciones de las cosechas y mayores problemas para la salud urbana y la generación de energía.
  • En la ex República Yugoslava de Macedonia, se pronostica que las pérdidas de cultivos llegarán al 50 % en el caso del maíz, el trigo, las hortalizas y las uvas con un calentamiento de 2 °C.
  • En el norte de la Federación de Rusia, la desaparición paulatina de los bosques y el deshielo del permafrost amenazan con amplificar el calentamiento global, ya que el carbono y el metano allí almacenado se liberarían a la atmósfera y se generaría un círculo vicioso de retroalimentación.

Jim Yong Kim también señala que muchos de los peores impactos climáticos previstos que se mencionan en este último informe podrían evitarse si se logra mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C, pero esto requeriría un cambio tecnológico, económico, institucional y de conducta considerable. Hará falta liderazgo en cada nivel de la sociedad si se quiere alcanzar esa meta.

Agregando que los líderes mundiales que se reunirán primero en Lima y después en París para las negociaciones sobre un nuevo tratado climático, deberán adoptar decisiones difíciles, que requieren, en algunos casos, sacrificios a corto plazo, pero que conducirán a beneficios duraderos para todos.

Fuente: Banco Mundial

See on Scoop.itambiente

Dejá tú comentario

Los países en desarrollo lideran las inversiones en energía limpia

El Climascopio es un análisis a fondo de 55 países a nivel mundial y un informe e índice interactivo que evalúa el clima de inversión para las energías limpias.

Source: global-climatescope.org

En los países en desarrollo la capacidad instalada de energía limpia creció más rápido que en los países desarrollados; con una tasa de crecimiento de 143% en los últimos cinco años; en comparación, los países más ricos de la OCDE registraron una tasa de crecimiento del 84%.

Los datos surgen de la última edición de Climascopio 2014, un informe interactivo que evalúa un total de 55 países de África, Asia, América Latina y el Caribe y que ofrece un extenso panorama de las energías limpias en el mundo.

La metodología aplicada analiza con rigor cuantitativo, qué hace cada país para atraer inversiones, desarrollo e implementación de energías limpias; considerando por energía limpia a los biocombustibles, biomasa y residuos, geotérmica, solar, eólica y pequeñas centrales hidroeléctricas de hasta 50MW.

Potencias superiores no son consideradas en el estudio, ya que este se enfoca exclusivamente en nuevas fuentes de baja emisión de carbono y de rápida implementación en comparación con las grandes centrales hidroeléctricas que pueden llevar años en entrar en servicio.

El Climascopio 2014, comprende 54 “indicadores” y cuatro “parámetros” temáticos: Marco Propicio (I), Inversión en Energías Limpias y Créditos para Proyectos Relativos al Cambio Climático (II), Negocios de Bajas Emisiones de Carbono y Cadenas de Valor de Energía Limpia (III), y Actividades de Gestión de las Emisiones de Gases de Efecto Invernadero (IV). Cada indicador y el parámetro al que pertenece contribuyen al puntaje final de cada país, pero no son valorados de igual manera. La puntuación mínima es 0 y la máxima es 5.

Si consideramos los países en desarrollo, los primeros diez del ranking son:

1 China, 2 Brasil, 3 Sudáfrica, 4 India, 5 Chile, 6 Uruguay, 7 Kenya, 8 México, 9 Indonesia, 10 Uganda.

China lidera el ranking con una puntuación global de 2,23; obteniendo la máxima calificación de 5 puntos en Cadenas de Valor.

Este parámetro de Cadenas de Valor, evalúa mediante tres indicadores la disponibilidad de la manufactura local u otro tipo de capacidades similares para impulsar del despliegue de las energías limpias; teniendo en cuenta la disponibilidad de: productores locales que puedan proveer los equipos necesarios para construir proyectos, firmas financieras locales que aporten capital, y empresas locales de servicios que provean asistencia legal u otros servicios.

En el caso de los países menos desarrollados, el parámetro se vale de una metodología ampliada que tiene en cuenta la disponibilidad de proveedores de asistencia técnica y servicios en las cadenas de valor específicamente relacionadas con las energías limpias distribuidas.

Brasil se ubica segundo con una puntuación global de 2,17, muy cerca de China; y también obtiene su máxima calificación de 4,41 puntos en Cadenas de Valor.

También se destacan de América Latina, Chile, Uruguay y México; que se ubican dentro de los diez primeros en inversiones en energía limpia; siendo Uruguay el país de América Latina que obtiene la mejor puntuación en Financiamiento e Inversiones, con 2.03 puntos.

América Latina y el Caribe cubren en la actualidad más de la mitad de su demanda de energía a través de fuentes de energía sin emisiones de C02, si se incluyen las grandes centrales hidroeléctricas, no consideradas en el estudio como se indicó.

See on Scoop.itambiente

Dejá tú comentario

Plataforma para impulsar el financiamiento a las pymes

awhCbhLqRceCdjcPQUnn_IMG_0249

La Corporación Interamericana de Inversiones (CII), institución miembro del Grupo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), presentó en Guayaquil InvestAmericas, una innovadora plataforma en línea que conectará a las empresas pymes de América Latina y el Caribe.

El objetivo que se persigue con esta iniciativa, es que InvestAmerica sea el lugar donde las empresas de la región, encuentren financiamiento y los inversionistas accedan a las oportunidades de negocio más interesantes.

Se trata de impulsar las oportunidades de negocio que requieren financiamiento a través de una comunidad colaborativa; para lo cual las empresas, inversionistas, proveedores de servicios, e instituciones de apoyo locales ya se pueden preregistrar para ser los primeros en aprovechar sus beneficios.

En una primera etapa, la plataforma operará en Colombia, Costa Rica, Trinidad y Tobago, Uruguay y Ecuador en el año 2015.

Esta plataforma forma parte de ConnectAmericas, que es la primera red social para empresas, diseñada para ayudar a que las PYME de América Latina y el Caribe crezcan e se internacionalicen.

ConnectAmericas ofrece tres pilares de servicios: Conéctate, Aprende y Finánciate. InvestAmericas se encuentra disponible dentro del pilar de financiamiento de ConnectAmericas.

Fuente: http://www.iadb.org/es/noticias/comunicados-de-prensa/2014-11-05

Como miembro de ConnectAmericas y InvestAmericas, estoy a tú disposición para ayudarte en la gestión de tú proyecto. Contáctame