¿Se considera el desarrollo sostenible en las estrategias de inversión?

banner-1398363_1920Boston Consulting Group (BCG) en colaboración con el MIT Sloan Management Review, realizaron una encuesta sobre sostenibilidad a más de 3.000 ejecutivos y gerentes de más de 100 países, cuyos resultados se publican en el informe: “La inversión para un futuro sostenible: los inversores se preocupan más por la sostenibilidad de lo que muchos ejecutivos creen”.

Se destaca en el informe, que el 75% de los altos directivos de las empresas de inversión ven el desarrollo sostenible de una empresa como algo materialmente importante para sus decisiones de inversión y casi la mitad no invertiría en una empresa con un pobre historial de sostenibilidad.

Lo cual contrasta con la creencia de muchos altos ejecutivos, que consideran que los inversores se preocupan poco por la actuación de una organización con respecto los factores de sostenibilidad: ambientales, sociales y de gobierno (ESG por sus siglas en inglés). Este comportamiento de los ejecutivos, se manifiesta en el poco empeño que demuestran en comunicar su desempeño en sostenibilidad, por considerar que los inversores no cambiarán sus inversiones basados en este indicador.

Sin embargo, un número creciente de inversores le están prestando mayor atención a este rendimiento ESG, en la creencia de que un buen desempeño en este sentido, es básico para alcanzar el éxito financiero de una empresa en el tiempo.

¿Por qué sería importante para los altos ejecutivos de una empresa tener una comprensión de las prioridades de los inversores?

Porque sobre la base de la comprensión de los intereses de los inversores que tengan, su liderazgo en la empresa se centrará en un sentido u otro; según crean que sus inversores dan prioridad sólo a los beneficios a corto plazo o al contrario; les interesa invertir sobre la base del rendimiento de sostenibilidad como factor de éxito.

Entonces, ¿cómo los líderes empresariales deben responder a este creciente interés por la sostenibilidad de los inversores convencionales?

El informe sugiere varias acciones que los líderes empresariales pueden desarrollar para responder a este creciente interés de los inversores en la sostenibilidad:

  • Generar una mayor conciencia sobre los retos y los programas, tanto dentro de las empresas como entre las partes interesadas, incluidos los inversores de sostenibilidad.
  • Identificar y analizar los problemas materiales de sostenibilidad que pueden afectar al rendimiento y alinear la organización para asegurar una respuesta integrada.
  • Invertir y centrarse en los resultados de sostenibilidad tangibles y medibles en lugar de las posiciones en las listas de notas.
  • Formular una estrategia de sostenibilidad e incorporarla a la estrategia global de la empresa, incluyendo un modelo de negocio claro.
  • Participar a los inversores y a una amplia gama de partes interesadas para discutir la estrategia de sostenibilidad de la empresa y su progreso.

La posibilidad de los inversores en la actualidad de acceder y analizar una mayor cantidad datos, ha puesto de manifiesto que la sostenibilidad y el rendimiento no son mutuamente excluyentes, según se señala en el informe; ya que el 75% de los inversores piensan ahora que el aumento de la eficiencia operativa a menudo acompaña un mayor progreso en sostenibilidad.

La investigación mostró que aunque el 90% de los ejecutivos ven la sostenibilidad como algo muy importante, sólo el 60% de las empresas tienen una estrategia de sostenibilidad, y sólo el 25% ha desarrollado un modelo de negocio claro de sostenibilidad que pueda resultar atractivo para los inversores. Estos resultados de la encuesta ponen de manifiesto que muy pocas empresas están realmente preparadas para atraer inversores con conocimientos de la importancia de un buen desempeño en sostenibilidad.

Descargar informe completo:

“La inversión para un futuro sostenible: los inversores se preocupan más por la sostenibilidad de lo que muchos ejecutivos creen”.

La AIE confirma desacoplamiento de las emisiones globales y el crecimiento económico

disminucion co2Según el análisis de los datos preliminares para 2015 publicados por la Agencia Internacional de Energía (AIE), las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía se mantuvieron estancadas por segundo año consecutivo, y la capacidad de generación por energías renovables aumentó en el mismo período.

El director ejecutivo de la AIE, Fatih Birol aseguró al respecto: “Los nuevos datos confirman una noticia sorprendente pero bienvenida del año pasado: ahora tenemos dos años consecutivos de emisiones de gases de efecto invernadero desacopladas del crecimiento económico”.

En el año 2015, las emisiones de CO2 se situaron en 32,1 millones de toneladas, después de haber permanecido estables desde 2013. Para la AIE, estos datos preliminares sugieren un desempeño fundamental de la electricidad generada por energías renovables, al representar el 90% de la nueva generación de electricidad en el año en análisis. Al mismo tiempo, la economía mundial continuó creciendo por encima del 3%, ofreciendo así una prueba más de que el vínculo entre el crecimiento económico y el crecimiento de las emisiones se está debilitando.

Los anteriores períodos en los que las emisiones disminuyeron con respecto al año anterior, que fueron en los años 1980, 1992 y 2009; estuvieron asociadas con la caída de la actividad económica a nivel mundial. Distinto es el caso de los dos últimos años, en los que la disminución de las emisiones viene asociado a un período de expansión económica global, con un crecimiento del PIB mundial del 3,4% en 2014 y 3,1% en 2015; según datos publicados por el Fondo Monetario Internacional.

Entre los países con mayores niveles de emisiones y con compromisos de disminución asumidos en la última reunión sobre el cambio climático realizada en París en diciembre de 2015, se destaca China; que redujo sus emisiones en un 1,5% sobre la base de la disminución del uso del carbón en los dos últimos años y la reestructuración económica hacia industrias menos intensivas en energía y los esfuerzos del gobierno para descarbonizar la generación de electricidad.

Los resultados alcanzados en al 2015, indican que China genera menos del 70% de la electricidad utilizando carbón, lo cual representa diez puntos porcentuales menos que en el año 2011. En el mismo período se incrementó la capacidad instalada de energía hidráulica y eólica, en un 9%, pasando del 19% al 28% de participación en la matriz energética del país.

Estados Unidos, el otro gran generador de gases de efecto invernadero; redujo sus emisiones en un 2% a partir del uso de gas natural para la generación de energía eléctrica en lugar del carbón.

En contraste, se observa un aumento en la mayoría de las economías en desarrollo de Asia y el Medio Oriente, y también un aumento moderado en Europa; compensando las disminuciones de China y Estados Unidos.

Según informa AIE, más detalles de los datos y del análisis se incluirán en el próximo informe especial sobre energía y calidad de aire, World Energy Outlook; que será publicado a finales de junio y que proporcionará un primer análisis en profundidad del papel que el sector de la energía desempeña en la contaminación del aire, una cuestión política fundamental, que hoy en día representa unas 7 millones de muertes prematuras al año. El informe proporcionará la perspectiva para las emisiones y su impacto en la salud, y ofrecerá a los políticos estrategias para mitigar la contaminación del aire relacionada con la energía en el corto y largo plazo.

Fuente:

http://www.iea.org/newsroomandevents/pressreleases/2016/march/decoupling-of-global-emissions-and-economic-growth-confirmed.html

Se debe acelerar la transición energética para limitar el calentamiento global

re2015El Director General de la Agencia Internacional de Energía Renovable (IRENA, por sus siglas en inglés); Adnan Z. Amin, dijo: “La transición rápida hacia un futuro alimentado por energía renovable, acompañado por el aumento de la eficiencia energética, es la forma más eficaz para limitar el aumento de la temperatura global. Esta transición está en marcha, pero debe acelerarse si queremos limitar el aumento de la temperatura global a dos grados centígrados”.

Lo expresó en la presentación de la segunda edición del informe “REthinking Energy 2015 – Renewable Energy and Climate”, que expone el avance en la transición hacia un futuro energético sostenible; durante la 10ª. Reunión del Consejo de IRENA que se realiza en Abu Dhabi. Este Consejo se reúne dos veces al año y congrega a unos 250 participantes de más de 80 países para facilitar la cooperación entre los miembros, supervisar la aplicación del programa de trabajo de IRENA y completar los preparativos sustantivos para la Asamblea de la entidad.

En esta segunda edición del informe, se considera que la reducción de emisiones a partir de energías renovables, junto con mejoras en la eficiencia energética, debe estar en el centro de cualquier esfuerzo para limitar el aumento de la temperatura global. Alcanzar una participación del 36 por ciento de energía renovable para el año 2030; daría lugar a la mitad de todas las reducciones necesarias para mantener la temperatura global por debajo de los 2°C; mientras que las medidas de eficiencia energética podrían suministrar el resto.

Además, la ampliación de la participación de las energías renovables hasta el nivel requerido para cumplir los objetivos climáticos globales, contribuiría a por lo menos doce de los diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas; a través del aumento del acceso a la energía, la mejora de la calidad de vida y reducción de la pobreza.

En la actualidad el sector de la energía renovable emplea a 7,7 millones de personas en el mundo, creando más puestos de trabajo por unidad de electricidad generada que el carbón o el gas natural. Alcanzar una participación de las energías renovables del 36% para el año 2030, permitiría alcanzar en ese año, un nivel de empleo superior a los 24 millones de empleos.

Para lograr la participación señalada en la matriz energética total, la incorporación de energías renovables tendría que aumentar seis veces desde los niveles actuales; lo cual requiere duplicar la inversión mundial anual, de manera de superar los USD 500 billones hasta el 2020, y más del triple para superar los USD 900 billones entre 2021 y 2030.

En el informe se describen las acciones necesarias para alcanzar un futuro energético sostenible, que incluye: el fortalecimiento de los compromisos políticos, la movilización de las inversiones, la creación de capacidad institucional, la vinculación de las energías renovables a los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la mejora de la participación regional.

“El fuerte caso de negocios de las energías renovables ha hecho la transición energética inevitable”, dijo Amin. “Ahora no es una cuestión de transición definitiva del mundo hacia un futuro de energía renovable, sino más bien si lo hará con la suficiente rapidez. En las próximas negociaciones sobre el clima en París, le corresponderá a los países comprometerse a objetivos fuertes, y a su vez, dar una señal política fuerte para catalizar más inversiones en energías renovables”.

Descargue el informe completo:

 http://www.irena.org/rethinking/IRENA%20_REthinking_Energy_2nd_report_2015.pdf

¿Hay conflicto entre crecimiento económico y acción climática?

paris

Varios grupos empresariales se han quejado de los costos de la mitigación del cambio climático y Andrzej Duda, el primer ministro polaco; recientemente también se expresó en el mismo sentido; al sostener que la reducción de emisiones comprometida por la Unión Europea, sería costosa y perjudicial para Polonia.

“En comparación con el resto de Europa, tenemos enormes reservas de carbón y, por lo que entiendo que la descarbonización no es de nuestro interés”, dijo Duda a principios de esta semana. También sugirió que Polonia podría abandonar los objetivos climáticos de la UE, si no fueran correspondidos en París. Recordemos que el año pasado, la UE se comprometió por unanimidad reducir sus emisiones de carbono en un 40% de los niveles de 1990 dentro de los próximos 15 años.

Estas posiciones han tenido una respuesta en el sentido contrario por parte del reconocido economista climático Nicholas Stern, quien ha condenado la contraposición entre el crecimiento económico con la acción climática, al considerarla una táctica de distracción falsa y que podría dañar las perspectivas de un acuerdo en las negociaciones sobre el clima de París en diciembre.

Hablando a una audiencia de embajadores en París, el profesor Stern, presidente del Instituto de Investigación Grantham sobre el cambio Climático y el Medio Ambiente, dijo que se trataba de una falsa dicotomía postular crecimiento o acción climática.

“Es no entender el desarrollo económico y las oportunidades que ahora tenemos de pasar a una economía baja en carbono”, dijo. “Pretender lo contrario es de distracción y de hecho crea una carrera de caballos artificial, que puede causar daños reales a las perspectivas de acuerdo en París a finales de año”.

Partidos verdes en Europa a menudo han argumentado que la descarbonización requiere el fin del modelo de crecimiento económico “a toda costa”. Pero Stern dijo que ahora había “mucho mayor comprensión de cómo el crecimiento económico y la responsabilidad climática pueden unirse y, de hecho, cómo su complementariedad puede ayudar a dar un impulso hacia adelante”.

“Hay un gran peligro de afianzar un alto contenido de carbono”, advirtió Stern.

La Agencia Internacional de la Energía ha advertido previamente que objetivo 2C del mundo para el calentamiento global, podría ser echado por tierra por la construcción actual de fábricas, plantas de energía e infraestructuras con emisiones elevadas, que echaría por tierra la reducción de carbono en las próximas décadas.

Fuente:

http://www.theguardian.com/environment/2015/aug/26/lord-stern-hits-out-at-claims-about-cost-of-climate-cuts

COP 21 de París: ¿hay razones para ser pesimistas?

fog-1795_640En el mes de febrero 2015, el Secretario General de la ONU destacaba los avances logrados durante la reunión sobre cambio climático celebrada en diciembre pasado en Lima, Perú; como parte de las negociaciones con miras a la adopción de un documento en la conferencia de este año en París.

Ban Ki-moon informó a los Estados miembros, que los pasos importantes dados en 2014 dejaron preparado el escenario para el éxito en 2015 y los llamó a finalizar el acuerdo universal sobre la adaptación y mitigación del cambio climático.

Agregando que abordar ese fenómeno es esencial para el desarrollo sostenible y que fallar en ese terreno significaría no poder construir un mundo capaz de dar una vida de dignidad para todos. En cambio, si la respuesta de la comunidad internacional está a la altura del reto, la gente se beneficiará con un mundo más sostenible y equitativo, concluyó Ban.

La próxima Conferencia de Partes sobre el Cambio Climático será en diciembre próximo en París y hay grandes expectativas por conocer si se alcanzará el éxito que asegure un mundo más sostenible y equitativo, como señalaba Ban Ki-moon.

Un informe publicado por el Oxford Institute for Energy Studies, analiza esta próxima cumbre de París 2015, desde cuatro perspectivas: a) pesimismo de alcanzar un acuerdo, en especial de mitigación; b) a pesar del pesimismo, porqué se espera alcanzar un acuerdo; c) los retos de la negociación y d) las posibles soluciones para reducir la brecha entre los compromisos de reducción requeridos por la ciencia y el acuerdo que se espera que se adopte.

El informe concluye que hay buenas razones para ser pesimistas sobre las perspectivas de un acuerdo ambicioso en París; pero al mismo tiempo plantea que existen muchas otras razones para presionar por un acuerdo que sea lo más ambicioso posible en términos de mitigación, y que garantice que los compromisos puedan fortalecerse con el tiempo. Además se reconoce a favor de alcanzar un acuerdo, la creciente sensibilidad internacional con respecto a las consecuencias del calentamiento global, los compromisos que están adoptando los principales países para reducir sus emisiones o que ninguna nación quiere ser vista como la causante de que no se llegue a un acuerdo en París.

Pero más allá de París, es un imperativo la aplicación de políticas diferentes y más ambiciosas, tanto a nivel nacional como internacional; para fomentar la eficiencia energética, la innovación en el desarrollo de tecnologías de baja emisión de carbono, la reducción o eliminación por parte de los gobiernos de los subsidios a los combustibles fósiles.

Los gobiernos nacionales en este sentido, están llamados a desempeñar un papel crítico; pero serán la sociedad civil, los gobiernos subnacionales, y especialmente las comunidades de negocios, las que deberán acelerar la descarbonización, a través de acciones tangibles; en especial en el desarrollo comercial de las tecnologías inteligentes para un uso más eficiente de la energía y la accesibilidad de las fuentes de energía renovables.

Fuente:

http://www.oxfordenergy.org/wpcms/wp-content/uploads/2015/02/Paris-2015-just-a-first-step.pdf

¿Es posible alcanzar un acuerdo sostenible y equitativo sobre el Cambio Climático?

Dejá tú comentario:

El “aeroapocalipsis” de China

Source: www.lagranepoca.com

China ha tenido en las últimas décadas un crecimiento económico tan notable, acelerado y continuo como nunca antes visto en la historia mundial.

A futuro se espera que continuará haciendo una contribución significativa al crecimiento económico global, a pesar de que ha reducido su meta de crecimiento al 7,5% en el presente año, ha indicado recientemente la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde.

Otra opinión en el mismo sentido es la del investigador asociado al Centro Internacional de Económía e Intercambio de China, Zhang Monan quien indicó que: “pese a que China está encontrándose dificultades y desafíos sin precedentes, el país sigue siendo uno de los motores económicos más importantes de mundo”. “El enorme mercado chino será el nuevo controlador que liderará el crecimiento económico chino e internacional”, dice Zhang Monan.

Nicholas Borst, director del programa de China del Instituto Internacional Peterson de Economía, observa que el mundo debería estar agradecido de que el crecimiento económico de China se está desacelerando a un nivel sostenible. Una sólida economía en China hará una mayor contribución al crecimiento económico global.

Evidentemente hay grandes expectativas a nivel internacional para que China no detenga su tracción de la economía mundial. No hay duda que China tiene los mismos derechos de impulsar su crecimiento económico como lo hicieron oportunamente las potencias occidentales; pero para ello deberá enfrentar serios retos para detener y mitigar los graves problemas ambientales que trajo aparejado su acelerado desarrollo industrial y urbano; con graves consecuencias de contaminación del aire, del agua y del suelo.

Las mismas consideraciones se deberán plantear los países proveedores de las diversas materias primas que alimentan esta gran estructura de producir y consumir que es China; aplicando formas de explotación y transformación de los recursos de mas límpias y sostenibles.

See on Scoop.itambiente

¿QUÉ OPINÁS?

Políticas de referencia para el IA de las grandes ciudades.

RROLLA

Source: www.rio20bogota.idu.gov.co

Se desarrolla en Bogotá, con la presencia de representantes y expertos de 13 países; el encuentro en que se analizará el impacto de las grandes ciudades sobre el medio ambiente, en el marco de una reunión de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20).

El objetivo del encuentro es el de generar un esquema de política publica referente para las distintas ciudades del mundo.

Los temas centrales a tratar están referidos al uso eficiente de los recursos, el transporte y la movilidad sostenible, y el turismo sostenible; todos elementos a incorporar necesariamente en la planificación urbana.

See on Scoop.itambiente

¿QUÉ OPINÁS?

Objetivos de Desarrollo Sostenible post 2015

Source: sustainabledevelopment.un.org

Según informa Naciones Unidas a través de su Centro de Noticias: el Grupo de Trabajo que ha estado diseñando los objetivos desarrollo sostenible que deberán abordarse después 2015 ha elevado ya su propuesta a la Asamblea General de la ONU y será evaluada durante la cumbre a celebrar en septiembre de ese año.

La propuesta recoge 17 objetivos con 169 cotas y cubren un amplio espectro de asuntos relacionados con el desarrollo y la mejora de las condiciones de vida de la gente.

En esas metas se incluye acabar con la pobreza y el hambre, mejorar la salud y la educación, hacer ciudades más sostenibles, combatir el cambio climático y proteger los océanos y los bosques, se informó en un comunicado.

También, lograr la igualdad entre los géneros y fortalecer el rol de las mujeres y las niñas, garantizar el acceso universal y el buen uso del agua y de la energía y reducir la inequidad dentro de los países y entre ellos.

Además, se insta a promover un crecimiento económico sostenible e inclusivo y la innovación, así como un empleo productivo y decente para todos, entre otras metas.

Con los Objetivos de Desarrollo Sostenible se pretende dar continuidad a los progresos conseguidos con los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), una agenda para la que se estableció el 2015 como plazo de referenca.

See on Scoop.itambiente

¿Qué opinás?