Sexto llamado del Fondo Argentino de Eficiencia Energética

light-bulbs-1125016_1920Se encuentra abierto el Sexto Llamado del Fondo Argentino de Eficiencia Energética (FAEE), desarrollado por la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética en conjunto con el FONAPYME (Ministerio de Producción) con fondos que provienen de una donación del Fondo Mundial para el Medio Ambiente.

Se trata de una línea de créditos de mediano y largo plazo, con características financieras muy atractivas orientado a Pequeñas y Medianas Empresas (PyMEs) y adjudicados mediante llamados a concurso público de proyectos.

La Tasa de Interés es del 9% nominal anual, fija y en pesos, con un plazo de repago de hasta 84 meses y un periodo de gracia de hasta 12 meses. Los montos a financiar son entre $100.000 y $3.000.000, financiándose hasta el 70% del costo total del proyecto

Para acceder a estos créditos, las PyMES interesadas deberán presentar proyectos de inversión en eficiencia energética mediante la adquisición de tecnologías más eficientes, cambios en los procesos productivos y cualquier otra acción que lleve a una reducción en el consumo de energía.

La prioridad en este llamado es para proyectos cuyo desarrollo determine una mejora objetiva de la eficiencia energética en:

  • Sistemas térmicos (vapor, agua caliente, hornos y/o secadores).
  • Sistemas de refrigeración.
  • Sistemas motrices.
  • Iluminación.
  • Procesos productivos.
  • Riego agrícola.

Para participar, los interesados deberán:

  • Registrarse y completar el formulario en la sección “Pre-Inscripcion”. En esta etapa se inicia el proceso de contacto entre el interesado y el equipo de trabajo del FAEE, correspondiente a la Subsecretaría de Ahorro y Eficiencia Energética.
  • Pasada esta instancia, los proyectos continúan en las oficinas del FONAPYME.

La vigencia del llamado será desde su publicación y hasta el 30 de junio de 2017, inclusive o hasta agotar el cupo de disponibilidad de los recursos, lo que ocurra primero.

Fuente:

https://www.minem.gob.ar/www/835/25615/fondo-argentino-de-eficiencia-energetica-faee.html

Importantes ahorros de energía con la Norma ISO 50001

echo-1976741_1920Desde su publicación en 2011, la norma internacional ISO 50001 sobre Sistemas de Gestión de la Energía se ha convertido en la referencia mundial para la correcta gestión de la energía, según destaca un comunicado de la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor).

Son 11.985 organizaciones certificadas en un centenar de países, que con la aplicación de esta Norma han conseguido generar en las organizaciones un ahorro sistemático de entre el 5% y el 30% del coste energético, según un reciente balance realizado por la Organización Internacional de Normalización (ISO), con motivo de los cinco primeros años de vida de la ISO 50001.

Para el 95% de los usuarios su aplicación les ha ayudado a identificar las actividades que consumen más energía, según ISO. Además, ha sido un impulso a la cultura del ahorro energético y una importante contribución a la obtención de beneficios económicos derivados de su certificación.

La citada norma ISO 50001, tiene vocación universal y está dirigida a cualquier organización, tanto pública como privada, independientemente del sector de actividad y establece un marco metodológico para que empresas industriales, comerciales, instituciones gubernamentales y de otro tipo; puedan gestionar la energía.

Su importancia radica en que la energía es fundamental para las operaciones de cualquier tipo de organización y puede llegar a representar un costo importante para las mismas, independientemente de su actividad.

Por lo tanto, mejorar el rendimiento energético puede proporcionar beneficios rápidos a una organización, maximizando el uso de sus fuentes de energía y los activos relacionados con la energía, lo que reduce tanto el costo de la energía como el consumo. Además, la organización contribuye positivamente en la reducción del agotamiento de los recursos energéticos y la mitigación de los efectos del uso de energía en todo el mundo, tal como el calentamiento global.

La norma tiene por objeto:

  • Ayudar a las organizaciones a aprovechar mejor sus actuales activos de consumo de energía.
  • Crear transparencia y facilitar la comunicación sobre la gestión de los recursos energéticos.
  • Promover las mejores prácticas de gestión de la energía y reforzar las buenas conductas de gestión de la energía.
  • Ayudar en la evaluación y dar prioridad a la aplicación de nuevas tecnologías de eficiencia energética.
  • Proporcionar un marco para promover la eficiencia energética a lo largo de la cadena de suministro
  • Facilitar la mejora de gestión de la energía para los proyectos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero
  • Permitir la integración con otros sistemas de gestión organizacional, como ser el ambiental, y de salud y seguridad.

La Norma no fija objetivos para mejorar la eficiencia energética, ya que esto depende de cada organización; por lo cual e independientemente de su situación actual de gestión de la energía, puede aplicar la norma ISO 50001 para establecer una línea de base y luego mejorarla a un ritmo adecuado a su contexto y capacidades.

Fuente:

http://www.aenor.es/aenor/actualidad/actualidad/noticias.asp?campo=1&codigo=44784&tipon=1#.WLmAEtKGPIU

 

La economía mundial necesitó menos energía para crecer

eficiUn nuevo informe de la Agencia Internacional de Energía (AIE): “Informe del Mercado de Eficiencia Energética 2016”; pone de relieve los progresos realizados por las políticas de eficiencia energética en todo el mundo durante el año pasado, sobre todo en China y otras economías emergentes.

El informe examina el papel de la eficiencia energética en la transición energética mundial, a partir de los compromisos asumidos por los países en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático 2015 de París (COP 21), para ahorrar energía y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Según el informe citado, la intensidad energética; o sea la cantidad de energía utilizada por unidad de PIB; mejoró en un 1,8% por ciento el año pasado, lo que significa que la economía mundial necesitó menos energía para crecer. Esta situación se da en un contexto económico caracterizado por los precios más bajos de la energía, lo que siempre es un incentivo para el no ahorro energía.

También se destaca que a pesar de esta mejora en la intensidad energética, el progreso global es todavía demasiado lento; si se considera que para alcanzar un sistema energético sin carbono a nivel global, se necesita mejoras superiores al 2,6% por año.

Para el Dr. Fatih Birol, Director ejecutivo de la AIE: “La eficiencia energética es el único recurso energético que todos los países poseen en abundancia”; y en función del resultado alcanzado en 2015, dijo: “Doy la bienvenida a la mejora de la eficiencia energética global, sobre todo en un momento de menores precios de la energía. Esta es una señal de que muchos gobiernos empujan las políticas de eficiencia energética y funciona”.

Algunos números destacados del informe señalan que las políticas de eficiencia energética aplicadas para el ahorro de combustible en todo el mundo en los vehículos, permitieron ahorrar 2,3 millones de barriles diarios de petróleo el año pasado, es decir el 2,5% de la oferta de petróleo.

En el análisis por países, se muestra que las ganancias de intensidad en 2015 fueron más altos en los países fuera de la OCDE, que es una tendencia que se espera continúe. “Las grandes economías emergentes se están moviendo al centro del escenario en la transición hacia energías limpias y la lucha contra la contaminación del aire; impulsando la eficiencia energética y las energías renovables”, dijo el Dr. Birol.

Particularmente China mostró un progreso significativo, al mejorar su intensidad energética en un 5,6%; lo que significó un aumento de una tasa anual de 3.1% en la década anterior, según el informe.  Este progreso de China en la eficiencia energética se basó en un menor crecimiento de la demanda de energía primaria, que sólo creció un 0,9% en 2015, siendo su nivel más bajo desde 1997; mientras que la economía creció un 6,9%. Sin este importante aporte de China, la mejora de la intensidad energética global habría sido sólo un 1,4% en 2015.

La AIE identifica a la eficiencia energética como un “combustible” crítico en la transición hacia una economía baja en carbono. Su análisis ha demostrado que más de un tercio de todas las reducciones de emisiones necesarias para alcanzar los objetivos climáticos para el 2040 debe provenir de políticas de eficiencia energética.

El informe pone de manifiesto el papel central de las políticas gubernamentales en el impulso de la eficiencia energética; las cuales deben fortalecerse y ampliarse para impulsar las ganancias potenciales de eficiencia energética.

Como parte de su mayor énfasis en la eficiencia energética, la AIE también ha introducido un Índice del Progreso de las Políticas de Eficiencia (Efficiency Policy Progress Index);  con el que hace un seguimiento de aplicación de políticas que favorezcan la eficiencia energética y establece una línea de base para monitorear el progreso futuro.

Descargar diapositivas de la presentación del informe

Descargar Informe Completo

Descargar Resumen Digital

Lanzan el mayor proyecto colaborativo para la rehabilitación energética de edificios

photo-1447678523326-1360892abab8

Con la financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea (UE); el Green Building Council puso marcha oficialmente el proyecto BUILD UPON de colaboración más grande del mundo en la renovación energética de edificios.

En él participan 13 países: Bulgaria, Croacia, República Checa, Finlandia, Irlanda, Italia, Letonia, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Turquía, y con el apoyo de la Red regional de Europa del World Green Building Council.

El objetivo del proyecto es abordar uno de los mayores desafíos del clima para la región, como son sus edificios existentes, que representan el 36% del total de las emisiones de CO2 de la UE.

A través de la participación activa de gobiernos, industria y sociedad civil; se busca la construcción de las llamadas “estrategias nacionales de renovación”, que son planes a largo plazo para la renovación energética de casas y edificios comerciales de cada país, para alcanzar altos niveles de eficiencia energética; las cuales deberán estar incluidas en la legislación de la UE para el 30 de abril de 2017.

Para lo cual se convoca a colaborar con esta iniciativa a una diversa gama de organizaciones: gobiernos y autoridades locales, empresas constructoras, fabricantes de productos, proveedores de energía, bancos y otras instituciones financieras y organizaciones no gubernamentales; para que en un trabajo conjunto abordar esta problemática de la eficiencia energética en edificios.

Terri Wills, director general del World Green Building Council, expresó: “Los edificios existentes son uno de los mayores retos de Europa cuando se trata de hacer frente al cambio climático. Podemos convertir este reto en una solución, pero se necesita nada menos que una renovación revolucionaria”.

“El proyecto BUILD UPON provocará una revolución mediante la recopilación de un número sin precedentes de jugadores clave, como gobiernos, empresas y organizaciones no gubernamentales, en una comunidad de colaboración en el que van a trabajar juntos para transformar los edificios existentes en Europa en edificios verdes”.

El proyecto se apoya en dos pilares clave para canalizar los aportes de todas las partes interesadas:

  • El portal “RenoWiki“, que permite cargar iniciativas de la vida real en la renovación de edificios en Europa, con el fin de compartir las mejores prácticas y las iniciativas exitosas. Al momento hay más de 550 iniciativas cargadas y disponibles para la consulta.
  • La realización de una serie de más de 80 eventos en la capital y las principales ciudades de los 13 países del proyecto, para consultar e involucrar a los actores clave; en lo que podría ser incluido en sus estrategias de actualización, como medidas de política, mecanismos de financiación, programas de habilidades e iniciativas de sensibilización.

Fuentes:

Proyecto BUILD UPON: www.buildupon.eu

Portal Renowiki: http://buildupon.eu/initiatives/#the-renowiki

Informe evalúa el impacto de la Eficiencia Energética en la reducción de GEI

MTEEMR_2015_Cover_HRLas mejoras en eficiencia energética en los 29 países integrantes de la Agencia Internacional de Energía (AIE), impidió desde el año 1990 la emisión de más de 870 millones de toneladas de CO2, permitiendo además reducir el gasto en energía en 2014 en 550.000 millones de dólares (488.650 millones de euros), según un estudio de la AIE, denominado “Informe de Mercado de Eficiencia Energética 2015” (Energy Efficiency Market Report 2015).

El Informe evalúa el impacto de la eficiencia energética en el sistema energético y las perspectivas de una mayor inversión en eficiencia energética utilizando datos de los indicadores detallados país por país. En particular se evalúa en profundidad el mercado de la eficiencia energética de los edificios y el sector eléctrico. Las inversiones en eficiencia energética en el sector de edificios totalizaron unos USD 90 mil millones en 2014. En el sector de la electricidad, la eficiencia energética ha resultado fundamental para reducir el consumo de electricidad en los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo.

La promoción y expansión de los mercados de eficiencia energética es un fenómeno mundial, y el informe EEMR 2015 presenta una serie de estudios de casos a nivel nacional, estatal y municipal; incluyendo exámenes de las dos economías más grandes de América Latina, Brasil y México; que buscan la eficiencia energética como medio para impulsar la productividad y el desarrollo social.

También están recurriendo cada vez más a la eficiencia energética, países exportadores de energía, como Arabia Saudita y la Federación de Rusia; para aumentar sus exportaciones y reducir los costos del consumo creciente de energía doméstica. Además de los gobiernos nacionales, las principales zonas urbanas como Tokio, Seúl y París; están realizando cada vez más inversión en eficiencia energética, señala el informe de la AIE.

La eficiencia energética no sólo reduce las emisiones y las facturas de energía de los consumidores, sino que también mejora la seguridad y el balance del comercio energético. El informe muestra que en 2014, las inversiones en eficiencia energética en los últimos 25 años de los países miembros de la AIE, permitieron ahorros por USD 80 mil millones en importaciones de combustibles fósiles. Alemania evitó USD 30 mil millones en importaciones de energía el año pasado, al aumentar su superávit comercial en un 12%; Japón ahorró USD 10 mil millones al recortar su déficit comercial en un 8%.

El ritmo de las mejoras de la eficiencia, está aumentando el optimismo en torno a la viabilidad de una transición hacia un sistema energético que permita limitar el calentamiento global a los 2 grados centígrados. La intensidad energética, o la cantidad de energía necesaria para producir el producto interno bruto, tuvo una mejora del 2,3% en 2014 en los países de la OCDE, cercano al objetivo de 2,6% por año para frenar el aumento de temperatura global de la iniciativa Energía Sostenible para Todos de Naciones Unidas.

Informe e imagen:

http://www.iea.org/publications/freepublications/publication/MediumTermEnergyefficiencyMarketReport2015.pdf

¿Cuál es el potencial de ahorro energético en los procesos de fabricación?

factory-671598_1280

Un estudio realizado por Siemens Financial Services, indica que las industrias a nivel mundial disponen de un importante potencial de ahorro energético, que oscila entre el 14% y el 20% entre las regiones analizadas, y señala como condición para alcanzar estos ahorros, la instalación de equipos más eficientes energéticamente.

Ante la necesidad de continuar siendo competitivos a futuro, el sector manufacturero debe innovar y reinventarse continuamente, en particular en el uso y consumo de electricidad. En los últimos 40 años el uso de la electricidad en el sector ha tenido un gran crecimiento, aumentando tres veces más rápido que el uso total de energía, representando en la actualidad más de una cuarta parte del consumo energético industrial. Además, se estima que los sectores manufactureros a nivel mundial representan el 42% del consumo total de electricidad anual.

El aumento del uso de la electricidad para la fabricación, fue acompañado también por un incremento del costo unitario de la electricidad en los últimos diez años, situación que condiciona aún más a las empresas a ser eficientes, optimizado al máximo el uso de los recursos aplicados a la producción, en una búsqueda permanente de hacer más con menos.

La pregunta es: ¿cómo lograrlo?, y una posible respuesta a este interrogante, es siendo más eficientes y consumiendo menos, mediante la aplicación de tecnologías que nos permitan obtener buenos resultados sin necesidad de derrochar.

Hoy el mercado ofrece soluciones que ayudan a reducir el consumo de electricidad, las pérdidas, los costos y a cumplir con las regulaciones ambientales.

La investigación de Siemens Financial Services entre los 20 principales fabricantes mundiales de equipos industriales, proporciona una estimación sobre el potencial sin explotar aún para la eficiencia energética; o sea, uso y ahorro de costos, expresado como porcentaje del consumo total de electricidad.

Esas estimaciones del potencial por país, son las siguientes: Rusia 19,1%; India 17,9%; China 17,2%, Polonia 16,2%, Turquía 16,1%, Escandinavia (Noruega, Suecia, Finlandia, Dinamarca) 15,6%, Estados Unidos 15,3%, Francia 15,1%.

Rusia tiene el mayor porcentaje de potencialidad, al contar con un sector industrial con equipos menos eficientes y más antiguos; situación que le permite contar con muchas oportunidades para obtener ganancias en eficiencia energética a través de la modernización y la sustitución de maquinaria.

Un factor limitante para desarrollar todo este potencial, es el acceso a la financiación de las inversiones en equipos de mayor eficiencia energética, que sigue siendo relativamente limitado en muchos países, especialmente para los más pequeños y para las operaciones de fabricación de tamaño mediano.

El acceso a soluciones financieras innovadoras y a medida, resultará fundamental para la expansión y desarrollo de la eficiencia energética en el mercado de la manufactura global, que permita al sector abordar su desempeño futuro y sus retos de competitividad.

Ver estudio:

http://finance.siemens.com/financialservices/global/en/press/studies/documents/whitepaper_2015_more-from-less.pdf

La Gran Transición a la Energía Renovable

wind-power-631749_1280

La “Gran Transición: el cambio de los combustibles fósiles a la energía solar y eólica”, por Lester Brown, Janet Larsen, Matt Roney, y Emily Adams; expone una enorme gama de acontecimientos que están impulsando un cambio desde la vieja economía, basada en el carbón y el petróleo; hacia una nueva economía energética mundial basada en las energías renovables, especialmente solar y eólica. Este cambio se ve acelerado por la reducción de los recursos energéticos de origen fósil, el  agravamiento de los problemas relacionados con la contaminación del aire y el aumento de las preocupaciones por la inestabilidad del clima a nivel global.

La “Gran Transición…” detalla el ritmo acelerado de esta revolución energética global y como muchos países se vuelven menos dependientes del carbón y la energía nuclear, adoptando una serie de energías limpias y renovables.

Entre los acontecimientos que explican esta rápida transición energética en los últimos tiempos, se citan los diversos proyectos de energía en el mundo, que ya tienen escala comercial; como la construcción de enormes complejos de parques eólicos en China, que permitirán producir tanta electricidad como varias plantas de energía nuclear.

Un factor determinante de este rápido crecimiento de las energías limpias, está dado por el precio de los paneles solares fotovoltaicos; que ha disminuido un 99% durante las últimas cuatro décadas, desde los 74 dólares por vatio en 1972 a menos de 70 centavos de dólar por vatio en 2014; lo que ha permitido un crecimiento de las instalaciones fotovoltaicas globales del 50% por año entre 2009 y 2014; y tasas promedio de electricidad residencial, comercial o industriales competitivas en 14 países y en California, incluso sin subvenciones.

Otro acontecimiento está relacionado con el crecimiento durante la última década de la capacidad eólica mundial, que creció más de 20 por ciento al año, basada en las características atractivas de la tecnología, por las políticas públicas de apoyo a su expansión, y por la reducción de los costos. A finales de 2014, la capacidad mundial de generación eólica ascendió a 369.000 megavatios, suficiente para abastecer a más de 90 millones de hogares estadounidenses. China está generando más electricidad desde los parques eólicos que desde las centrales nucleares, y tiene un objetivo oficial de alcanzar para el año 2020 los 200.000 megavatios de energía eólica. Para ponerlo en perspectiva, eso sería suficiente para satisfacer las necesidades de electricidad anuales de Brasil.

En el medio oeste de Estados Unidos, los contratos de energía eólica se están firmando a un precio de 2,5 centavos por kWh, muy por debajo del precio de red promedio nacional, que es de  10 a 12 centavos por kWh.

Otro factor que está permitiendo este importante desarrollo, son las políticas nacionales y subnacionales; que por un lado promueven a las energías renovables, y por otro, fijan precio al carbono. Pero aún hay que superar la subvención a la industria de los combustibles fósiles, que superan en cinco veces los subsidios a las energías renovables.

El sector financiero también está adoptando las energías renovables, y empieza a volverse en contra de los fósiles y nuclear. Por citar un ejemplo, en enero de 2013, Warren Buffett dio a la energía solar un gran impulso financiero cuando su MidAmerican Energy Holdings Company, al anunciar una inversión de hasta U$S 2,5 mil millones para un proyecto solar en California, que con 580 megavatios, se convertirá en el proyecto fotovoltaico más grande del mundo cuando esté terminado a finales de 2015. Otros inversores como Ted Turner, grupos de inversión como Morgan Stanley y Goldman Sachs, están canalizando miles de millones de dólares hacia las energías renovables.

Con respecto al uso del carbón, el mismo está en cayendo en los Estados Unidos y probablemente caerá a nivel mundial mucho antes de lo que se pensaba como posible. En Estados Unidos disminuyó 21% por ciento entre 2007 y 2014, y más de un tercio de las centrales de carbón del país ya han cerrado o anunciaron planes para el cierre futuro. En  China también se redujo el consumo de carbón en el 2014 e India duplicó su impuesto sobre el carbón que desalienta su uso y proporciona capital de inversión para la generación de energía solar.

En el transporte se está avanzando rápidamente hacia los vehículos eléctricos y además se extiende el uso de la bicicleta como medio de transporte en las ciudades. Los vehículos eléctricos y los híbridos desafiarán el dominio de los combustibles de origen fósil, y esto puede suceder antes de lo que la mayoría de la gente piensa.

La energía nuclear está sufriendo los crecientes costos y los problemas de seguridad generalizados; que la llevaron a alcanzar su punto máximo de generación en el 2006, para reducirse casi un 14% en el año 2014 en todo el mundo.

En los Estados Unidos, el país con el mayor número de reactores, la generación nuclear alcanzó su punto máximo en 2010 y ahora también está en descenso. La razón está en que la energía nuclear de Estados Unidos se está volviendo demasiado costoso, ya que el costo de operación por envejecimiento de sus plantas está aumentando cinco por ciento por año.

“La transición en todo el mundo a partir de combustibles fósiles a fuentes de energía renovables está en marcha”, y “está sucediendo más rápido de lo previsto”, dice Brown, autor principal de la publicación.

Fuente:

http://www.earth-policy.org/books/tgt/tgt_presentations

La demanda de energía limpia, clave de negocios para las empresas de servicios

solar-cells-191689_1280El último informe presentado en marzo pasado por GTM Research y la Asociación de Industrias de Energía Solar (SEIA) de los Estados Unidos, indicaba que la capacidad de energía solar fotovoltaica (PV) instalada en ese país en el año 2014, alcanzó un crecimiento del 30 por ciento sobre el total de 2013.

Con lo cual la energía solar representó el 32 por ciento de la nueva capacidad de generación del país, superando a la energía eólica y al carbón, por segundo año consecutivo y sólo superada por el gas natural en el aumento de la capacidad de generación de ese año.

De acuerdo a un nuevo ranking elaborado por la Asociación de Energía Eléctrica Solar (SEPA), publicado en su informe Utility Solar Market Snapshot; la energía solar ya forma parte de la estrategia de negocio de las empresas de servicios; al considerar que las principales empresas del sector ejecutaron el 72% de las nuevas instalaciones de aumento de capacidad, con más de 134.000 instalaciones en el año 2014.

De ellas se destacaron Pacific Gas and Electric (CA) con 1.504 MW y Southern California Edison (CA) con 1.043 MW, que en conjunto representa el 48% de la capacidad instalada en el año.

Como factores que explican este crecimiento del interés de las empresas de servicios por la energía solar, se señalan a la disminución de los costos de producción, las políticas de apoyo a esta tecnología y los niveles de venta al por menor, según el informe de SEPA.

La tendencia de crecimiento de las energía renovables y especialmente la solar, se sigue consolidando; al registrarse en el primer trimestre de este año, la instalación de un total de 1.919 MW de nueva capacidad, de los cuales 904 han sido de tecnología solar, 647 MW de eólica, 302 MW de gas, 45 MW de geotérmica y 21 MW de hidráulica; lo que indica que el 84% de las nuevas instalaciones eléctricas en Estados Unidos corresponden a tecnologías renovables.

Este cambio en las estrategias comerciales de las empresas de servicios eléctricos en Estados Unidos, está obligando a las mismas a cambiar sus estructuras internas para ofrecer mejores servicios con la integración de la energía solar, así como otras tecnologías de red de última generación.

De acuerdo a SEPA, innovar para satisfacer la demanda de electricidad limpia y accesible es probable que sea un tema clave de negocios para las empresas de servicios públicos en los próximos años, por lo que tendrán que ajustar sus prácticas de negocio y procedimientos de planificación técnica; a medida que la energía solar se convierte cada vez más en la opción de generación de energía de menor costo.

Fuente:

http://www.solarelectricpower.org/media/322918/solar-market-snapshot-2014.pdf

Para el G7 la eficiencia energética es una decisión central

consumption-19150_1280Para los países integrantes del G7 (EEUU, Francia, Alemania, Italia, Reino Unido, Japón y Canadá), la eficiencia energética es una decisión central en una estrategia futura que garantice el suministro eléctrico, la reducción de los costos y la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero.

En la reunión realizada en Hamburgo y presidida por Alemania, los responsables de energía de los países del G7, aprobaron una resolución conjunta en la que: “Subrayamos que un aumento de la eficiencia energética es decisivo para asegurar el suministro eléctrico y contribuirá a la competitividad de nuestras economías”. Además, consideraron en el documento aprobado, que el aumento de la eficiencia debe considerarse como el “generador de energía número uno” y como el camino más económico para cubrir la demanda.

También los representantes expresaron su preocupación por el riesgo que representa el conflicto ucraniano para el suministro energético en la región y exigieron que no se utilice la energía “como una arma de coacción política ni como una amenaza”.

El ministro alemán de Economía y Energía, Sigmar Gabriel; manifestó al presentar la resolución final del encuentro: “Lo que necesitamos es una estrategia para asegurar el suministro energético mundial”; y destacó los esfuerzos que se están realizando en todos los países del G7, que muestran el enorme potencial que existe y que no se utilizó durante mucho tiempo.

Para Gabriel, la estrategia y los riesgos también, pasan por la creación de redes inteligentes, que permitan optimizar la distribución de acuerdo con las necesidades de suministro; al señalar: “Para un aumento de la eficiencia energética necesitamos mejorar nuestra infraestructura y no sólo se trata de crear redes más largas, sino también redes inteligentes. Eso implica digitalización y eso trae el peligro de los ciberataques”.

Los países del G7 apostaron además por la diversificación de la matriz energética, una reducción paulatina de la dependencia de fuentes fósiles de energía e inversiones en el desarrollo de tecnologías innovadoras para la producción de energía.

“Subrayamos que la ciencia muestra que se necesita una reducción importante de las emisiones de los gases responsables del efecto invernadero y resaltamos la necesidad de un cambio en la política energética para separar las emisiones de carbono del crecimiento económico”, destacaron.

Los resultados de esta reunión de los titulares de Energía, serán trasladados a la cumbre de jefes de Estado y de gobierno del G7 que se celebrará en junio en Baviera (Alemania).

China y la nueva economía del clima

SL277026

Las limitaciones de recursos y los graves problemas ambientales, están condicionando el desarrollo de la economía china, que no le permitirían convertirse en un país de altos ingresos, ni cumplir los objetivos sobre el cambio climático recientemente acordados con los Estados Unidos.

Un estudio realizado por la Universidad de Tsingua, denominado China y la Nueva Economía; indica que el país puede alcanzar al mismo tiempo el desarrollo económico, la seguridad energética y la reducción de la contaminación.

Para lo cual se requiere poner en práctica nuevas políticas sobre la reestructuración económica, conservación de la energía, mejora de la eficiencia energética, desarrollo de energías renovables y reducción de la contaminación del aire.

China deberá superar su alta dependencia actual de los combustibles fósiles y redoblar sus esfuerzos para continuar aumentando la eficiencia energética y su gran desarrollo de energías renovables.

Se estima que aún considerando la política energética actual del gobierno chino, para el año 2030 la demanda superará a la oferta local; alcanzando una dependencia del suministro externo del 75% para el petróleo y del 40% para el gas natural; que harán de la economía china mucho más vulnerable a la volatilidad de los precios de la energía mundial

Con respecto al medio ambiente, la contaminación del aire es cada vez más grave y tiene limitado el desarrollo económico y social de China; y según el estudio, los objetivos para alcanzar los estándares exigidos de calidad de aire, sólo podrán alcanzarse a través de una combinación entre la aceleración de la reestructuración de la economía, la conservación de la energía, el cambio de combustibles y de política ambiental; ya no alcanza con regulaciones sobre la contaminación al final de la tubería por estrictas que sean.

En este contexto, los líderes de China se enfrentan a enormes desafíos para asegurar el futuro económico del país, y al mismo tiempo garantizar un saludable medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

El informe considera que China debe enfrentar una serie de decisiones que darán forma tanto al futuro de China como del mundo; para lo cual tiene la oportunidad de liderar el desarrollo de soluciones nuevas y renovables de energía; que le permitan una importante reforma del actual sistema energético; limitar las emisiones de GEI y gestionar los riesgos del cambio climático.

Ver Resumen del Informe: http://newclimateeconomy.net/sites/default/files/china-nce-exec-summary-eng_reduced_1.pdf

Dejá tú comentario