¿Cuál será el futuro de la movilidad urbana?

Un nuevo informe de Bloomberg New Energy Finance y McKinsey & Company; estima que para el año 2030, los vehículos eléctricos dominarán buena parte del transporte, considerando que hasta dos tercios de todos los automóviles en circulación en algunas ciudades desarrolladas podrían ser eléctricos.

Pero además, el estudio concluye que la expansión del vehículo eléctrico podría acelerarse entre cinco y siete años si se impulsa desde los propios gobiernos, en vez de limitarse solamente a los consumidores; lo cual exigirá de la toma de duras decisiones políticas por parte de los gobiernos.

La rápida caída del costo de las baterías de iones de litio, un 65% desde 2010 y se espera que vuelvan a reducirse hasta la mitad durante los próximos 10 años; explican en parte el gran desarrollo de las ventas de vehículos eléctricos; que además se refleja en el anuncio del lanzamiento de nuevos modelos por parte de distintos empresas; por caso BMW, que considera que los coches eléctricos podrían a llegar a representar hasta el 25% de sus ventas, unos 500.000 vehículos anuales; durante los próximos 10 años.

uducyhy6
Caída del precio de la baterías de iones litio. Fuente: Bloomberg New Energy Finance

Sin embargo, el informe de Bloomberg-McKinsey sugiere que una adopción únicamente impulsada por los consumidores podría tardar entre cinco y siete años más que otra impulsada por la regulación y la legislación, es decir por los propios gobiernos.

En este sentido, la semana pasada el Consejo Federal de Alemania; aprobó una resolución para prohibir el motor de combustión interna para 2030 por toda la UE. Se trata de una iniciativa aislada, al depender de la UE tomar una determinación de este tipo; pero plantea un antecedente y envía un mensaje muy claro acerca de las intenciones del gobierno de Alemania al respecto, si consideramos la fuerte influencia de Alemania sobre la legislación de la UE.

También la UE ya dispone de borradores de Directivas que exigen por ejemplo, que cada vivienda nueva o renovada en Europa, deberá contar con un punto de recarga para vehículos eléctricos, o la que exigirá que al menos el 10% de las plazas de estacionamiento en edificios nuevos incluyan un punto de recarga.

Estas son el tipo de iniciativas políticas necesarias para acelerar la expansión de vehículos eléctricos, según se señala en el estudio.

Resumen Ejecutivo:

https://www.bbhub.io/bnef/sites/4/2016/10/BNEF_McKinsey_The-Future-of-Mobility_11-10-16_ExecSum.pdf

Informe completo:

https://www.bbhub.io/bnef/sites/4/2016/10/BNEF_McKinsey_The-Future-of-Mobility_11-10-16.pdf

Las proyecciones a largo plazo de Bloomberg para el sector de la energía mundial

NEO-2016-PR-chartGeneración anual de electricidad por tecnología, 2016-40, mil TWh

Fuenbatte: Bloomberg New Energy Finance NEO 2016

El último informe de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), New Energy Outlook 2016; plantea una visión de largo plazo sobre la evolución de los mercados de energía en el mundo.

De acuerdo con esta nueva edición del informe de Bloomberg, la inversión en la generación de energía mundial alcanzará los u$s11,4 trillones de dólares durante los próximos 25 años; de esa cantidad u$s2.1 trillones se destinarán a los combustibles fósiles y u$s7,8 trillones se invertirán en energías renovables.

Esto significa que para ese año 2040, el 60% de la capacidad mundial de energía provendrá de fuentes de energía no contaminantes; siendo las tecnologías eólica y solar las que se convertirán en las formas más baratas de producir electricidad en muchos países durante la década de 2020 y en la mayor parte del mundo en la década de 2030. Los costos de la energía eólica terrestre caerán según los pronósticos en un 41% y los costos de energía solar fotovoltaica disminuirán en un 60% para el 2040.

Esta previsión de disminución de los costos en las tecnologías renovables, se da en un contexto caracterizado por un lado, la debilidad de los precios del carbón en la actualidad y que se mantendría a la baja; y los costos del gas con expectativas de algún crecimiento a futuro.

La mayor parte de las inversiones previstas se direccionarán hacia Asia y el Pacífico; que sumarán tanta capacidad en los próximos 25 años como el resto del mundo combinado; siendo China el país que atraerá más de la mitad de las inversiones en dichas regiones.

La India deberá enfrentar un rápido aumento de la demanda de electricidad debido a la expansión económica y demográfica y la creciente electrificación. El carbón seguirá siendo el combustible dominante hasta el 2040, pero también la energía solar comenzará a desempeñar un papel más importante, pudiendo llegar a representar el 29% de la nueva capacidad instalada de energía.

Para Estados Unidos las previsiones de Bloomberg indican una fuerte inversión en energías renovables en los próximos 25 años, que le permitirán llegar al 50% de la capacidad instalada de energía en el año 2040. Un fuerte salto si consideramos que en la actualidad, las energías renovables representan menos de una quinta parte.

Para Europa, las previsiones marcan una significativa descarbonización en la región; alcanzando las energías renovables el 70% de la generación en el 2040.

Otro sector con pronóstico muy alentador es el de almacenamiento de energía, con expectativas en más de 250.000 millones de dólares de inversiones en 2040, con una capacidad de almacenamiento, carga y descarga, de 759 GWh. En los próximos 12 años, BNEF estima un despliegue de 25 GW de dispositivos de almacenamiento, los cuales suponen aproximadamente la misma potencia que el conjunto de sistemas fotovoltaicos que hay instalados en las azoteas del mundo en la actualidad.

La analista de almacenamiento de energía de Bloomberg New Energy Finance, Julia Attwood; dijo “las baterías tendrán un gran impulso, ya que los costos bajan y los desarrolladores ven la posibilidad de nuevas fuentes de ganancias”; agregando que “las baterías podrían ofrecer toda una gama de servicios a la red, ya que tienen la flexibilidad que permitirá a las energías renovables tener una mayor participación en la generación de energía”.

Uno de los principales impulsores de la masiva ampliación del mercado de almacenamiento de energía; es una esperada caída del precio de la tecnología de baterías de ion-litio; que probablemente provenga de un aumento de la demanda de los vehículos eléctricos, al considerar que para el año 2040, el 35% de todos los vehículos ligeros vendidos serán eléctricos, lo que equivale a un mercado de 41 millones de automóviles, o sea alrededor de 90 veces más que en 2015.

Con estas previsiones, BNEF estima que los costos de las baterías de ion- litio bajen a 120 dólares por kilovatio-hora en 2030, en comparación con los más de u$s300 en la actualidad o los u$s1.000 que costaban en el año 2010.

evolución-de-los-costes-de-las-baterías-de-Litio-ion-645x420

Pero, a pesar de estas estimaciones muy favorables a nivel global para las energías renovables; los combustibles fósiles mantendrán una cuota del 44% de la generación en el 2040; estimándose que se añadirán unos 963GW de nueva capacidad a base de carbón; casi exclusivamente en los países en desarrollo; donde el recurso es relativamente barato y las políticas de cambio climático son débiles o aún deben aplicarse.

Con respecto a las emisiones de gases de efecto invernadero, para el año 2040 las emisiones del sector energético global son todavía un 5% mayor que en la actualidad; ya que la reducción de emisiones en la UE, Estados Unidos y China se compensan con fuerte aumento en la India y el Sudeste Asiático.

Ver Resumen Ejecutivo del Informe: New Energy Outlook 2016

En el 2015 se invirtieron dos dólares en energías renovables por cada dólar en combustibles fósiles

bloombergEl año 2015 ha marcado un cambio en el destino de las inversiones en el sector energético, al dirigirse dos dólares a las energías renovables por cada dólar destinado al petróleo, carbón o gas natural.

La respuesta a este cambio está en la fuerte caída de los costos de las tecnologías limpias, según expresó Michael Liebreich, presidente del consejo consultivo de Bloomberg New Energy Finance (BNEF); en su discurso en la reunión de BNEF en Nueva York. Destacando además, que esta situación se da en un ambiente de bajo costo del petróleo, lo que no ha detenido las inversiones en energías renovables.

Algunos datos que explican la fuerte caída en los costos de las tecnologías limpias, son que el costo de la energía solar se ha reducido 150 veces de su nivel en la década de 1970, mientras que la cantidad total de energía solar instalada ha aumentado en 115.000 veces.

Otro dato importante es la participación de las energías renovables en la cantidad de electricidad producida a nivel global durante los años 2000-2015, período en que la energía solar se duplicó en siete ocasiones durante esos quince años; y la energía eólica lo hizo durante cuatro años en el mismo lapso de tiempo.

Con respecto a la tecnología de almacenamiento, se estima que el precio por kWh de las baterías de iones de litio, se habrá reducido un 77% entre 2010 y el 2018.

También la retirada del carbón de las principales economías mundiales explica la mayor participación de las energías renovables, considerando que países de la OCDE han reducido su demanda hasta niveles de 10 años atrás; y China, ha planteado una política energética muy agresiva y una transformación económica basada en menor demanda de carbón.

Además señaló Liebreich; la fuerte caída del precio del crudo ha llevado al sector a niveles que prácticamente no se recordaban, con parálisis total en exploración y la producción; con las consecuentes deudas que carcomen a las compañías, tanto que muchas de ellas han alcanzado niveles de endeudamiento muy peligrosos. “Se va a poner feo”, afirmó.

Para los expertos, las renovables han alcanzado en la actualidad una posición ventajosa con respecto a los combustibles fósiles, y la tendencia parece imparable.

Ver presentación de Michael Liebreich:

http://about.bnef.com/content/uploads/sites/4/2016/04/BNEF-Summit-Keynote-2016.pdf

Ver transcripción de la presentación:

http://about.bnef.com/content/uploads/sites/4/2016/04/BNEF_Summit_Keynote_2016-Michael_Liebreich-Transcript.pdf

Las renovables se han convertido en un fenómeno imparable

Bloomberg New Energy Finance (BNEF) y la organización no gubernamental Ceres realizaron un informe denominado “MAPPING THE GAP: The Road from Paris”, en el que se estima la inversión en potencia nueva de energías renovables en los próximos 25 años.

En la presentación de este informe participó el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon; quien expresó: “Hoy, hago un llamamiento a la comunidad de inversores para aprovechar el fuerte impulso de París y aprovechar las oportunidades de crecimiento de las energías limpias. Yo reto a los inversores para duplicar – como mínimo – sus inversiones en energía limpia para el 2020″, dijo Ban a una multitud de líderes financieros, que en conjunto representan más de 20 billones de euros en activos.

En el informe se presentan dos escenarios; uno referido a como se han hecho las cosas hasta ahora; lo que se conoce como “business as usual” (BAU) y otro escenario que tiene en cuenta el compromiso asumido por los países para mantener el aumento de temperatura por debajo de los 2°C en el resto del siglo.

Según las estimaciones que se señalan en el informe, la inversión en nueva potencia de energías renovables en el mundo superará los 12 trillones de dólares (11 billones de euros) hasta 2040, o lo que es lo mismo, una inversión media de 485.000 millones de dólares (446.000 millones de euros) cada año.

El presidente y fundador de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), se refirió a la contribución que pueden realizar las energías renovables al logro de los compromisos asumidos por las partes en el Acuerdo de París en diciembre último, expresando al respecto: “La industria de las energías limpias podría hacer una contribución muy importante al logro de las ambiciones expresadas en el Acuerdo de París”; para ello, sin embargo; el volumen de la inversión va a necesitar ser más del doble, y hacerlo en los próximos cinco años”.

En este escenario según el informe, las energías eólica y solar son las tecnologías renovables que ya están preparadas para el despliegue debido a la disminución de los costos que en algunos casos, las hacen a estas tecnologías totalmente competitivas frente a los combustibles fósiles incluso sin subvención.

Teniendo en cuenta que en el año 2015 se han invertido en todo el mundo 329.000 millones de dólares (302.000 millones de euros) en energías renovables, el potencial de crecimiento es de un 47% si el crecimiento de las inversiones fuese lineal durante estos años. Para Mindy Lubber, presidente de Ceres, “Los inversores están en mejores condiciones que nunca para hacer frente a los riesgos climáticos y aprovechar las oportunidades económicas que ofrecen las renovables”.

Además Lubber pidió a todos los inversores a nivel mundial para que establezcan ambiciosos compromisos de inversión en energías limpias; establecer metas claras para reducir la exposición práctica los requisitos obligatorios de divulgación del riesgo climático; y para seguir abogando por políticas, como los precios de carbono, económicamente significativas y terminar con los subsidios a los combustibles fósiles.

Ver informe completo:

http://elperiodicodelaenergia.com/wp-content/uploads/2016/01/CERES_BNEF_MTG_Overview_Deck_27January.pdf

Informe interactivo de las inversiones en energías limpias en mercados en desarrollo

alternative

Climascopio es una evaluación hecha país por país, con un informe interactivo e indexado que evalúa el clima de inversiones para la energía limpia en 55 países en desarrollo y mercados emergentes, proporcionando una gran cantidad de información a disposición del público, cuya edición 2015 está próxima a publicarse.

Un adelanto de la edición 2015 se publica en Bloomberg New Energy Finance; socio en la investigación y autor del informe, se destaca que las inversiones en energías limpias aumentaron un 17% en el año 2014; alcanzando inversiones por u$s 270 billones, muy cerca de las inversiones realizadas en 2011, que fueron de u$s278 billones.

En el informe se incluyen los mercados emergentes más importantes como así también países en desarrollo más pequeños; todos los cuales han aumentado el despliegue de las energías limpias, con lo que han reducido la brecha con los países desarrollados; aumentando su capacidad en 54,43 GW, superando por primera vez en la historia la adición de capacidad de los países de la OCDE, que adicionaron 48,19 GW en 2014.

El actor principal de este crecimiento de capacidad es China, que instaló 35 GW; más de lo que instalaron Europa y Estados Unidos en el período y el 70% del total de los países analizados en el informe. Otros países que se destacan en inversiones en energías limpias, medidas como porcentaje del PBI; son Sri Lanka (0,59%), India (0,42%), por debajo de los 0,8% de China.

También África está empezando a atraer inversiones, pero aún sin superar los valores alcanzados en 2012 y 2013; destacándose en el continente Sudáfrica (u$s 1,44 billones), como el país con mayores niveles de inversiones en energías renovables, seguido de Kenia (u$s1,05 billones). Con respecto a las tecnologías, el mayor aumento de capacidad instalada en la región, se verificó en la energía solar con 1,1GW; seguido por la geotérmica (0,95GW), la eólica (0,77GW).

En América Latina y el Caribe, el año 2014 represento un record de aumento de capacidad instalada de renovables con respecto a años precedentes, destacándose el aumento en biomasa y residuos (15,56GW), pequeñas centrales hidroeléctricas (11,73GW) y eólica (9,46GW).

Se espera para los próximos días el lanzamiento del informe completo, pudiéndose consultar el informe interactivo en:

https://www.bnef.com/dataview/climatescope-2015/index.html

La era de la abundancia energética

nasa-140304_1920

Bloomberg New Energy Finance celebró en Londres la Cumbre “El futuro de la Energía”; un foro que proporciona un punto de encuentro para todos las partes interesadas del mercado de la energía, la industria, la tecnología, las finanzas y la política; para debatir las tendencias cambiantes en el sistema energético y sus impactos en los distintos sectores a nivel mundial.

Para Michael Liebreich, fundador y presidente de Bloomberg New Energy Finance (BNEF); la principal conclusión es que estamos ante “la era de la abundancia energética” y lo plantea a partir de la consideración de tres grandes tendencias del mercado energético para los próximos años:

  1. Los combustibles fósiles baratos están aquí para quedarse, porque los costos de producción están cayendo.

Para Liebreich el precio del petróleo se acercará más a los 50 dólares que a los 90 dólares el barril en los próximos años, como resultado del desarrollo de la industria del fracking, que ha conseguido reducir sus costes de una manera drástica.

“El costo del shale gas se está hundiendo rápidamente y cada pozo está produciendo más”, dijo Liebreich. Agregando que la curva de costos ha caído de una manera muy parecida a la de la energía solar fotovoltaica.

“Ha habido una enorme cantidad de innovación en la industria del gas no convencional”, comentó Liebreich.

  1. Las renovables, aunque intermitentes, dominarán el suministro de electricidad en 2040, con enormes desafíos para los gestores de la red.

En este punto considera que mientras los precios de las renovables continúan a la baja, los correspondientes a las tecnologías tradicionales se están incrementando. Según BNEF, el aumento de los costos para el funcionamiento de una planta de carbón y la caída de precios de los paneles solares, dan señales de que la fotovoltaica podrá competir con los combustibles fósiles en el precio dentro de 10 años. Además, en todo el mundo se apostará por las renovables, ganando importantes cuotas en todos los mercados.

  1. La demanda de electricidad se está aplanando, perdiendo su relación con el crecimiento económico.

Ya es una realidad que la eficiencia y el ahorro energético están ganado terreno en todo el mundo, a partir de una mayor preocupación de ciudadanos y empresas por los gastos energéticos, potenciada la misma por la crisis económica.

Por estos tres factores que están cambiando totalmente el panorama energético, Liebreich sostiene que estamos ante la era de la abundancia energética. Sobra energía, y solo los más competitivos y sostenibles lograrán el éxito. Esa es la cuestión. Ahora solo falta esperar la respuesta, que no tardará mucho tiempo en llegar.

Fuente:

Presentación de Michael Liebreich

http://about.bnef.com/content/uploads/sites/4/2015/10/Liebreich_BNEF-Summit-London.pdf

El futuro de las renovables en los próximos 25 años

windrader-659035_1280

Sin duda alguna estamos en presencia de grandes cambios en el sector de las energías renovables, los cuales se están acelerando con el desarrollo y la innovación tecnológica, que conllevan a la reducción de los costos, según lo abalan una importante cantidad de informes y estudios.

Bloomberg New Energy Finance (Compañía financiera de inversiones a nivel mundial) ha presentado un interesante informe, con el que se atreve a pronosticar un futuro caracterizado por grandes cambios.

Se destaca del informe, la presentación interactiva de los datos; que nos permite visualizar los cambios en el sector entre hoy y el año 2040 en la demanda de electricidad y sus características según se trate de países en desarrollo o desarrollados; la adición de capacidad por tecnología, la variación de costos, la capacidad de generación por tecnología y la trayectoria de las emisiones de CO2 de los tres principales emisores.

El resumen ejecutivo del informe nos presenta las claves económicas del sector de las renovables, que nos permiten tener una aproximación a un futuro energético en el que las renovables tendrán una participación destacada; señalándose tres hitos que modificarán las reglas establecidas en el sector eléctrico:

  • A nivel global se invertirán $ 12.2 Trillones en la nueva generación de energía, siendo China el mayor aportante. Dos tercios de las inversiones en energía estarán destinadas al sector de las energías renovables, en particular la eólica y la solar; permitiendo una generación constante de nuevos puestos de trabajo en el sector.
  • Las energías renovables representarán el 60% de la producción de energía a nivel mundial, pasando los combustibles de origen fósil a representar sólo un tercio de la capacidad de generación de energía en el mundo en el año 2040.
  • En el 2026 las renovables marcaran la transición a un mercado definitivamente barato, convirtiéndose para ese año el viento como la forma más barata de generación de energía en el mundo y el 2030 se caracterizará por la disponibilidad de paneles solares con un alta eficiencia y tecnología.

Puede ser que el informe se atreva a pronosticar un futuro totalmente incierto y más en un mundo tan cambiante, pero la realidad es que estamos ante una revolución energética sin precedentes que ya comenzó.

Fuente:

Gráficos interactivos:

https://www.bnef.com/dataview/new-energy-outlook/index.html

Resumen Ejecutivo:

http://about.bnef.com/content/uploads/sites/4/2015/06/BNEF-NEO2015_Executive-summary.pdf

Avance de las energías renovables sobre los combustibles fósiles

capacidad instalada

Fuente: Bloomberg New Energy Finance

Según un informe de Michael Liebreich, Presidente de la Junta Consultiva del grupo Bloomberg New Energy Finance, el mundo agrega cada año más capacidad de energía renovable y menos en carbón, gas natural y petróleo juntos.

El punto de inflexión se produjo en el año 2013, cuando se incrementó en el mundo la capacidad instalada de energías renovables en 143 gigavatios, impulsada fundamentalmente por la energía solar y eólica; frente a los 141 gigavatios en nuevas instalaciones convencionales.

En cuanto las inversiones en dólares en energías renovables, excluidas los grandes proyectos hidroeléctricos; las realizadas en el año 2014 representaron el primer incremento anual en tres años, después de las caídas de 2012 (-8%) y 2013 (-9%) y además se situaron a tan solo un 3% por debajo del récord histórico de del año 2011, en el que las inversiones en energías renovables fueron de 279.000 millones de dólares.

Según Naciones Unidas a través de su Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la capacidad añadida de las energías renovables en 2014 equivale a la capacidad de producción de energía de los 158 reactores de las centrales nucleares que operan en Estados Unidos.

Además en 2014, las energías eólica, solar, de biomasa y de residuos, geotérmica, hidroeléctrica en pequeña escala y marina aportaron un porcentaje aproximado del 9,1% a la producción mundial de electricidad, frente al 8,5% del año 2013. Esto significa que el año pasado el sistema mundial de electricidad emitió 1,3 gigatoneladas de CO2 menos de lo que hubiera emitido si ese 9,1% hubiera sido producido por la misma combinación energética dominada por los combustibles que generó el 90,9% restante de la energía mundial.

 Achim Steiner, Subsecretario General de la ONU y Director Ejecutivo del PNUMA, señala que “una vez más en el 2014, las renovables generaron casi la mitad de la capacidad de energía neta agregada en todo el mundo”, y destacando que: “Estas tecnologías energéticas inocuas para el clima son ahora un componente indispensable de la combinación energética mundial y su importancia solo aumentará a medida que maduren los mercados, los precios de la tecnología sigan descendiendo y la necesidad de frenar las emisiones de carbono se torne cada vez más acuciante.»

A futuro, Michael Liebreich considera en su informe; que el cambio en el aumento de la capacidad instalada anual de energías renovables con respecto a las energías convencionales; se acelerará y en el año 2030 se agregarán cuatro veces más de capacidad en energías renovables; agregando que: “A pesar de la caída de los precios del petróleo y el gas, va a  haber un sustancial crecimiento de las energías renovables que es probable que sea de una magnitud mayor que el del carbón y el gas”.

Los precios de la energía eólica y de la solar continúan cayendo y en el caso particular de la energía solar fotovoltaica, distintas estimaciones consideran que en un par de años alcanzará la paridad de red en la 80% del mundo.

En el año 2014, los países con mayores inversiones en energías renovables fueron: en primer lugar China que registró, la mayor inversión y alcanzó la cifra record de 83.300 millones de dólares, un 39% más que en 2013. Estados Unidos ocupó la segunda posición con 38.300 millones de dólares, lo que supone un incremento del 7% con respecto al año anterior. En tercer lugar se ubicó Japón con 35.700 millones de dólares, un 10% más que en 2013. China y Japón se destacaron por su expansión sin precedentes en energía solar; que invirtieron en conjunto 74.900 millones de dólares, que representan casi la mitad del total mundial.

Con respecto a la inversión en tecnologías renovables, en 2014 el mercado estuvo dominado por las inversiones récord en energía solar y eólica, que representaron un 92% de la inversión total en energías renovables y combustibles. La inversión en energía solar aumentó un 25% y llegó a los 149.600 millones de dólares, la segunda cifra más alta de la historia; por otra parte, la inversión en energía eólica creció un 11% y alcanzó una cifra récord de 99.500 millones de dólares. En 2014, se añadieron unos 49 GW de capacidad eólica y 46 GW de energía solar fotovoltaica en todo el mundo; en ambos casos la cifra estableció un récord.

De persistir esta tendencia positiva en el incremento de la capacidad instalada de las energías renovables, en especial la solar y la eólica; es cada vez más evidente que se necesitarán grandes reformas del mercado eléctrico para adaptarse a esta nueva realidad.

Fuente:

http://about.bnef.com/content/uploads/sites/4/2015/04/bnef_2015-04-14-summit-keynote-11.pdf

¿Qué opinas de este avance de las energías renovables?

Dejá tu comentario