Argentina aprobó Ley de generación distribuida con energías renovables

solar-panels-1477987_960_720El Senado argentino aprobó la Ley “Régimen de Fomento a la Generación Distribuida de Energía Renovable”, la cual ya tenía media sanción de la Cámara de Diputados. Su aprobación se alcanzó con el apoyo de todas las fuerzas políticas, lo cual marca una continuidad en las políticas de desarrollo de las energías renovables en el país.

Por esta ley, todos los usuarios de la red de energía eléctrica residenciales y Pymes; “tienen derecho a instalar equipamiento para la generación de energía eléctrica, a partir de fuentes renovables, hasta una potencia equivalente a la que éste tiene contratada con el distribuidor para su demanda”.

Además, establece que todos los proyectos de construcción de edificios públicos deberán “contemplar la utilización de algún sistema de generación distribuida proveniente de fuentes renovables, conforme al aprovechamiento que pueda realizarse en la zona donde se ubique, previo estudio de su impacto ambiental en caso de corresponder”.

El esquema de facturación contemplado en la ley aprobada, fija que el valor final a pagar por el usuario-generador será el cálculo neto entre el valor monetario de la Energía Demandada y el de la Energía Inyectada. También se dispone que “el distribuidor no podrá añadir ningún tipo de cargo adicional por mantenimiento de red, peaje de acceso, respaldo eléctrico o cualquier otro concepto asociado a la instalación de equipos de generación distribuida”.

También se crea el “Fondo para la Generación Distribuida de Energías Renovables”, el que se conformará como un fideicomiso de administración y financiero, que regirá en todo el país.

Ahora el siguiente e importante paso para la aplicación efectiva de esta ley será su reglamentación, que se espera sea a la brevedad, según lo expresado por el Subsecretario de Energías Renovables de la Nación, Sebastián Kind a medios periodísticos: “se está trabajando en lo que es el texto reglamentario, a través de un Decreto del Presidente. Estamos trabajando para sacarlo, ojalá, muy pronto”. Agregando con respecto a los plazos de reglamentación: “ojalá este año y si no será el primer trimestre del año que viene. Pero no de cualquier manera. Nos vamos a tomar el tiempo prudente para poder sacar un buen decreto reglamentario que nos permita hacer operativa la ley

En este proceso de desarrollo de la energía distribuida en todo el país, será de suma importancia la adhesión que tengan los distintos estados provinciales, invitados según el texto de la ley a adherir al marco nacional; considerando de que muchas provincias ya tienen su propia normativa; por lo que en este sentido será importante la concreción de los incentivos que ofrezca el fondo económico establecido en la ley, para que las provincias terminen adhiriendo aunque conservando cierta autonomía en lo que respecta a metodologías de conexión de medidores, tarifas y otros puntos que ya fueron objeto de análisis durante el tratamiento del texto legal aprobado.

 

Anuncios

Desarrollo argentino de medicamentos personalizados en 3D

farmacos 3dArgentina ha completado su primera impresora 3D específicamente diseñada para la fabricación de medicamentos; la cual fue fabricada por una pyme nacional: Life Solutions Integrales, a partir del requerimiento de científicos de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba y el financiamiento de la Secretaría de Ciencia y Tecnología (Secyt – UNC), el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), y la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica.

Esta innovación significa un salto tecnológico importante que modifica las prácticas tradicionales de la industria farmacéutica; al introducir cambios y ahorros en todos los procesos incluidos a lo largo de la cadena de valor, desde los centros de producción hasta los centros de consumo en hospitales y centros de salud; ayudando de tal manera a que los fármacos sean más accesibles a la población.

Esta tecnología facilita la fabricación de medicamentos con dosis que se pueden personalizar de acuerdo a la condición particular de cada paciente; al permitir producir pastillas o cápsulas combinando distintos materiales a partir de diseños creados en la computadora y la posibilidad de producir una variedad de formas geométricas que posibilita controlar el momento y lugar exacto en el cual el fármaco se libera en el organismo.

Para la impresión del fármaco, se utilizan dos materiales biocompatibles: lípidos o grasas y polímeros hidrosolubles y se mezcla el principio activo (fármaco), responsable del efecto terapéutico, que luego queda “retenido” dentro del medicamento impreso.

Santiago Palma, Doctor en Ciencias Químicas e integrante del grupo de científicos que lleva a delante el proyecto; expresó que: “La geometría de un medicamento y el modo en que son combinados (estratificados) sus materiales son dos factores que influyen directamente en la liberación del principio activo”.

Tradicionalmente, los medicamentos se obtienen mediante la fusión de los materiales y su posterior solidificación. Se trata de una técnica muy utilizada para la producción de diversas formas farmacéuticas (como, por ejemplo, supositorios), pero que presenta la desventaja de requerir de un molde, lo que limita la producción a una sola forma predeterminada. En cambio, la impresión 3D, al no usar molde, permite obtener cualquier forma deseada. “Experimentamos con algunos activos y realizamos diversas pruebas de liberación con excelentes resultados”, señala Palma, y precisa que, actualmente, el proyecto se encuentra en etapa de realización de ensayos.

Según se señala en el portal UNCIENCIA, la Agencia universitaria de comunicación de la ciencia, el arte y la tecnología; “el aporte en términos de innovación tecnológica, la impresora que funciona en la UNC podría tener gran impacto en el ámbito sanitario, para pacientes que necesitan un ajuste de dosis personalizada según sus necesidades.

“La industria farmacéutica busca la producción masiva, necesita homogeneizar. Le conviene que todos consumamos 500 miligramos de medicamento cada ocho horas, es decir, una dosis y frecuencia fijas. Pero la realidad es que no todos necesitamos la misma dosis, y muchas veces estamos infra o sobre medicados”, asegura Palma.

Actualmente, la producción personalizada de medicamentos se resuelve de manera casi “artesanal” en las farmacias u hospitales, donde, bajo prescripción médica, se ajusta la dosis de los fármacos convencionales a la requerida para el paciente, adaptándola en cápsulas comunes (por ejemplo, en el caso de las enfermedades poco frecuentes y en pediatría). En ese sentido, la impresión 3D podría resultar una herramienta útil para producir, en tiempo real, medicamentos a la medida de cada paciente.

Fuente: UNCIENCIA

Ver video:

https://youtu.be/Va8DssimaLo