Usuarios de energía “negavatios”

La demanda de energía eléctrica varía a lo largo de un día en función de las distintas actividades económicas y sociales que desarrollamos; las cual debe ser atendida por las empresas de suministro en consideración la variabilidad en cantidad, la calidad y temporalidad de dicha demanda.

Desde el punto de vista de la generación, lo ideal sería satisfacer la demanda de los usuarios con la máxima flexibilidad posible, sin considerar el grado de necesidad energética en cuanto al momento, lugar y hora de esa demanda

Ese objetivo pronto podría alcanzarse, si los propios consumidores se convierten en consumidores activos de energía, lo que significa tener la capacidad de vender la energía que no han usado devolviéndola a la red a precio de pool.

Con esta capacidad de respuesta de la demanda o “negavatios”, como le llaman a la unidad de demanda de electricidad retirada de la red a través de la reducción de consumo; los consumidores se convierten en actores activos del sistema de suministro de energía mediante la modificación de sus patrones de consumo.

Pero esta conversión en actores activos está fuertemente condicionada con el necesario cambio cultural que significa modificar patrones de consumo generalmente muy arraigados. Entones, ¿cómo hacemos para convencerlos?

Para la consultora EY hay varias formas de lograrlo y para ello proponen varias soluciones posibles, todas las cuales necesitan de la implicación del consumidor final en el proceso y que el sector eléctrico elabore una propuesta lo suficientemente atractiva para que los clientes se replanteen el consumo y uso de la electricidad, y el regulador les premie por ello y les incentive en su compromiso.

Para ello, una posibilidad de solución sería incentivar a los consumidores para que se ajusten a las necesidades del mercado en tiempo real, utilizando para ello mensajería móvil o teléfonos inteligentes. De tal forma que si se necesita que bajen su consumo eléctrico, se les podría ofrecer una recompensa de 10 euros; y si la necesidad de reducción no es tan urgente; la recompensa podría ser de solo 1 euro. Otra opción propuesta es informar a los consumidores sobre recompensas automáticas; por las cuales se premia la reducción del consumo eléctrico a una hora determinada todos los días.

En definitiva, se trata de que los consumidores jueguen un papel activo en tiempo para lograr el equilibrio de la red, de tal manera de crear un sistema de oferta y demanda verdaderamente dinámico y flexible.

Fuente:

http://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/ey-negawatts-the_answer-to-the-volatile-grid/$FILE/ey-negawatts-the%20answer-to-the-volatile-grid.pdf

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s