Google, Hawking y los robots autodidactas

robot google

El pasado año, Stephen Hawking expresaba en una conferencia desarrolla en Londres (Zeitgeist-2015): “Las computadoras rebasaran la inteligencia humana en los próximos 100 años. Cuando eso ocurra, necesitamos asegurarnos de que las metas de las máquinas estén alineadas con las nuestras.

A ese respecto Hawking recalcó que en vez de preocuparnos por quién controla la Inteligencia Artificial (IA), deberíamos determinar si esta puede ser controlada; ya que “el desarrollo de la inteligencia artificial completa podría significar el fin de la raza humana”, dijo Hawking.

La solución posible según el físico británico, pasa por quienes tienen el desarrollo de la tecnología, coordinen cuidadosamente sus acciones para asegurar que los avances de la IA se mantenga dentro de nuestro control: “Nuestro futuro es una carrera entre el creciente poder de la tecnología y la sabiduría con la que usamos”, dijo.

También en un documento elaborado por el Future of Life Institute (FLI), una organización de beneficencia y de divulgación que trabaja para asegurar que las tecnologías del mañana sean beneficiosas para la humanidad, conformada por personalidades destacadas en distintos ámbitos; un grupo de científicos y empresarios, entre ellos Elon Musk y Stephen Hawking, firmaron una carta abierta en la que se comprometen a garantizar que la investigación en IA sea beneficiosa para la humanidad.

En esa carta se afirma que en el corto plazo la inteligencia artificial podría dejar a millones de personas sin trabajo; y a largo plazo; podría tener el potencial de desempeñarse como una distopía, en la que una inteligencia superior a los seres humanos, comenzaría a actuar en su contra.

Para Elon Musk, el fundador de SpaceX y Tesla; la inteligencia artificial es una amenaza que incluso podría ser más peligrosa que las propias armas nucleares; describiendo el desarrollo de las máquinas autónomas, como una manera de “invocar al demonio”.

Pero un punto de vista distinto lo expresó el profesor de la Universidad de Kent, Mark Bishop; quien aseguró que la inteligencia artificial debería preocupar a la humanidad, pero por razones opuestas a las que indicó el profesor Hawking. Bishop sostiene su punto de vista al considerar que los objetos de inteligencia artificial carecen de capacidades humanas fundamentales, como la comprensión y la conciencia; y que es precisamente eso lo que evitará que se hagan realidad los pronósticos de Hawking; aunque si cree que la inteligencia artificial puede poner en peligro a la humanidad aun sin llegar a superarnos en inteligencia, al señalar: “Me preocupa que los sistemas de armas robotizados se desplieguen militarmente sin haber recibido órdenes humanas de hacerlo, puesto que la inteligencia artificial actual no es muy buena”.

Ahora en esta carrera hacia el futuro, entre el creciente poder de la tecnología y sabiduría de como la utilizamos como plantea Hawking; podríamos pensar que los seres humanos tenemos una cierta ventaja cuando se trata de robots que nos sustituyen, ya que como seres humanos tenemos la ventaja sobre ellos porque somos quienes los construimos y los programamos; pero parece que no es necesariamente así.

Investigadores de Google han publicado un informe en el cual muestran cómo un conjunto de brazos robóticos pueden aprender a través de ensayo y error en combinación con una red neuronal, de la misma manera que un niño aprende cómo hacer algo al verlo hacer a otras personas.

Con la idea de que los robots en el futuro sean capaces de interactuar con objetos desconocidos sin ser pre-programados, de manera de reducir la brecha entre las habilidades sensoriomotoras de ellos y los seres humanos; los investigadores de Google montaron un conjunto de 14 brazos robóticos conectados a una red neuronal artificial, omitiendo el paso de programar las funciones de cada uno, para correr este sistema de inteligencia artificial con el cual los robots aprenderían unos de otros por imitación, como tomar y manipular distintos objetos a su alrededor.

En el experimento, los investigadores hicieron que los robots recogieran objetos en cajas durante días y después de 800.000 intentos, se observó que los brazos mejoraron sus destrezas para recoger los objetos, y además; comenzaron a ajustar sus métodos de trabajo automáticamente, para adaptarse a cada tarea sin ninguna intervención externa.

Con el tiempo, los robots comenzaron a desarrollar técnicas para cada una de sus tareas e incluso comenzaron a posicionar objetos en el suelo antes de recogerlos de manera de facilitar la tarea. Todo ello, sin necesidad de programación adicional de los investigadores.

Los resultados del experimento, que se pueden observar en el video; muestran que los brazos robóticos no sólo aprendieron como operar, sino que  además mostraron avances explícitos en la ejecución de sus técnicas; por lo que debiéramos preguntarnos si realmente los seres humanos tenemos la ventaja sobre ellos o si realmente carecen de comprensión y conciencia.

Fuentes:

http://arxiv.org/pdf/1603.02199v1.pdf

Ver video:

https://youtu.be/l8zKZLqkfII

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s