COP 21: Decepción por el bajo nivel de respaldo de los países desarrollados

Las potencias emergentes, Brasil, Sudáfrica, India y China; dejaron en segundo plano sus diferencias en las negociaciones de París sobre el clima (COP21) e hicieron frente común ante los países industrializados.

El grupo Basic, como se conoce a estas potencias emergentes; reiteró además su “compromiso de unidad” con los países en desarrollo, pese a las discrepancias que existen entre ellos en lo que respecta a las metas de contención del calentamiento global.

El grupo proclama en un comunicado, su defensa del principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” recogido en la Convención de Río de 1992, que designa a los países industrializados como los responsables históricos del calentamiento global.

“Estamos decepcionados por el bajo nivel de ambiciones y de respaldo por parte de los países desarrollados”, dijo el ministro indio de Medio Ambiente, Prakash Javadekar, en una rueda de prensa junto a sus tres colegas del Basic en Le Bourget, afueras de París, donde se negocian el acuerdo que debe entrar en vigor en 2020.

“Es importante que los países desarrollados, que tienen la responsabilidad histórica y la capacidad, tomen la delantera en la reducción de emisiones y aporten los fondos y las tecnologías que necesita el mundo en desarrollo. Desafortunadamente, no es eso lo que sucede”, agregó Javadekar.

Muchos otros países en desarrollo reclaman que las negociaciones fijen una estrategia para contener el aumento de la temperatura del planeta a 1,5° respecto a los niveles de la era preindustrial, algo que los grandes emergentes no están dispuestos a conceder, por temor de que esas medidas amenacen su crecimiento económico.

“Nosotros ponemos énfasis en los 2° y somos conscientes de que ellos defienden 1,5°. Es un tema que les preocupa claramente, y que estamos discutiendo activamente. Espero que alcancemos un entendimiento global”, dijo la ministra brasileña, Izabella Teixeira.

Posteriormente a este anuncio, la Unión Europea (UE) y los 79 países que forman el grupo África, Caribe y Pacífico (ACP, por su siglas en inglés) anunciaron su alianza a favor de un acuerdo “legalmente vinculante, inclusivo, justo, ambicioso, sostenible y dinámico”, en palabras del comisario europeo Miguel Arias Cañete; quien reiteró que es necesario actualizar el reparto de responsabilidades para que aporten más a la lucha contra el cambio climático economías potentes consideradas en desarrollo, como China o India.

“Estas negociaciones no son sobre “nosotros” y “ellos”. Estas negociaciones son sobre todos nosotros, tanto los países desarrollados como aquellos en desarrollo, buscando un terreno común y soluciones juntos”, recalcó hoy el comisario.

Pero los países en desarrollo encabezados por los Basic, defienden la postura de la diferenciación y solicitan que se les marquen diferentes obligaciones y exigencias respecto a las naciones ricas, perpetuando así el esquema del Protocolo de Kioto y poniendo en cuestión el alcance global del posible acuerdo de París, según las fuentes.

Con respecto a otra discusión clave como es la financiación, China estaría dispuesta a incluir una referencia en el acuerdo sobre la necesidad de ampliar la base de donantes a la financiación contra el cambio climático, una reivindicación clave para la UE. Pero China daría este paso siempre y cuando sea sobre bases voluntarias, lo que significa que la parte obligatoria solo la asumirían los países desarrollados, que deberían “asumir el liderazgo” en esta cuestión, según indicaron fuentes diplomáticas.

Otro tema clave que se plantea en las negociaciones, es el referido a la transparencia; aspecto sobre el cual tanto China como India se muestran reticentes ante la obligación de informar sobre sus acciones para cumplir con las acciones comprometidas. Una posible salida a esta diferencia, sería la posibilidad de que China acepte un sistema de “transparencia reforzada”, aunque la UE está empujando por un “mecanismo único de transparencia”; es decir, un sistema que se aplique a todos los países por igual, con un cierto margen de flexibilidad para las naciones menos desarrolladas.

Las expectativas están puestas en el próximo día viernes a la medianoche, en el que se espera que los negociadores políticos puedan haber resuelto de aquí a ese día, todas estas diferencias y ofrecer al mundo un acuerdo global justo y legalmente vinculante.

Fuente:

http://conexioncop.com/

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s