¿Puede la energía renovable causar conflictos como la energía de origen fósil?

photo-1443866451220-8377d57c426a

André Månsson de la Universidad de Lund en Suecia, ha investigado sobre el rol de la energía renovable en el nuevo escenario que se plantea a nivel global a partir de su desarrollo, su mayor participación en la matriz energética mundial, con políticas de mitigación del cambio climático a favor de mejoras energéticas y eficiencia renovables.

El mundo ha sido testigo en las últimas décadas, de conflictos suscitados por el dominio de los recursos energéticos de origen fósil, pero el investigador se pregunta ¿qué pasa ahora con los sistemas de energía renovables?, ¿podría esto llevar a un conflicto al igual que los sistemas de energía fósil?

Su estudio de carácter exploratorio, utilizó un marco conceptual para analizar si y cómo la expansión de las energías renovables puede dar lugar a cambios estructurales en los sistemas de energía que afectan el riesgo de conflicto. Básicamente el marco conceptual del autor, analiza las características de todo el sistema energético socio-técnico, diferenciando cuatro etapas en la cadena de suministro: recursos primarios, comercio internacional, conversión y distribución, y uso final; y dos grandes tipos de sistemas de energía renovable: bioenergía y biocombustibles, y la electricidad renovable generada por el viento, la hidráulica y la energía solar fotovoltaica.

A modo de resumen con respecto a las cuatro etapas de la cadena de suministro, el autor señala que los Recursos Primarios como la Bioenergía y biocombustibles, tienen más posibilidades de interactuar con conflictos locales (inestabilidad social) que con conflictos interestatales, ya que los recursos tienen características de una baja densidad de potencia y extendidos geográficamente, pero tienen grandes necesidades de tierras y barreras de entrada bajas para la producción.

Con respecto a los Recursos Primarios para la Electricidad Renovable, considera bajos riesgos de conflictos interestatales e intraestatales, ya que los recursos son abundantes y geográficamente extendidos y existen barreras de entrada a la producción que restringen las oportunidades de los beligerantes. Una excepción es la energía hidroeléctrica que puede aumentar la tensión entre los actores locales y los estados.

La etapa referida al Comercio Internacional y considerando la Bioenergía y los Biocombustibles, entiende que es Bajo el riesgo de conflicto, ya que se supone un número elevado de exportadores en un futuro sin carbono. La Electricidad Renovable tiene más posibilidades de incentivar la colaboración interestatal que conflictos, ya que los beneficios mutuos se pueden lograr de un aumento del comercio (regional) y la interdependencia.

En la Conversión y Distribución, el autor estima con respecto a la Bioenergía y Biocombustibles, que el riesgo es similar a los sistemas actuales de los combustibles fósiles líquidos, ya que el sistema tiene una estructura similar. Electricidad renovable: los sistemas de pequeña escala tienen un muy bajo riesgo de ser atacados (es decir, utilizados como medio de conflictos). En el Caso de los sistemas de gran escala que utilizan sistemas de control; están expuestos a ataques virtuales de estados hostiles y el riesgo de ataques físicos es similar a la de los sistemas de fósiles.

El Uso final de la Bioenergía y los Biocombustibles, plantea para André Månsson una interacción incierta y depende de que se apliquen tecnologías de uso final de la energía (que afectan la flexibilidad de la demanda). Políticas de sostenibilidad auxiliares (por ejemplo, mayor cambio de la intensidad energética, combustible y modal) pueden reducir el riesgo. Electricidad renovable: Igual que la bioenergía y los biocombustibles.

Para André Månsson, así como el siglo 20 fue testigo tanto del surgimiento de la era de los combustibles fósiles y los conflictos interestatales motivados por la competencia por el acceso y el control de estos recursos; el siglo 21 resulta ser el “siglo de las energías renovables” y este estudio sugiere que podemos anticipar un conjunto de diferentes conflictos energéticos.

El riesgo de conflicto interestatal violento será menor, pero la utilización a gran escala de los recursos energéticos renovables; podría aumentar el riesgo de inestabilidad local en las sociedades que tienen insuficiente capacidad institucional, y donde los medios de vida de los distintos actores se vean afectados negativamente.

El incentivo geopolítico y económico para los estados a participar en conflictos interestatales para el acceso y el control de las energías renovables es baja, ya que los recursos renovables tienen un valor estratégico relativamente bajo debido a sus propiedades físicas (es decir, la distribución geográfica, la baja densidad de potencia, los flujos de energía en lugar de stocks que son difíciles de acumular y control sobre el espacio y el tiempo).

Los sistemas que son diversificados y / o flexible (por ejemplo, puede cambiar entre los diferentes recursos y portadores de energía) tienen menos probabilidades de causar conflictos.

El incentivo para atacar a un sistema de energía renovable depende más de cómo estos sistemas están diseñados y cómo se desarrolla el lado de la demanda que sobre si el recurso es renovable o no.

Sistemas de energía renovables pueden ser diseñados para tener un bajo riesgo de ser atacados. Por ejemplo, los sistemas renovables descentralizados con un alto nivel de resiliencia tienen un muy bajo riesgo de ser atacados, ya que los efectos de un ataque serían bajos.

La energía renovable puede causar conflictos locales que involucran a actores no estatales, como los conflictos ecológicos. La prevención de este tipo de conflictos requiere el desarrollo de las capacidades institucionales locales. La participación de los actores no estatales en los conflictos a escala subnacional, ilustra que puede ser beneficioso para abordar los conflictos de energías renovables desde una perspectiva más amplia y profunda sobre la seguridad, que los conflictos relacionados con los recursos fósiles.

Referencia:

A resource curse for renewables? Conflict and cooperation in the renewable energy sector. André Månsson, Environmental and Energy Systems Studies, Lund University, Sweden

Autor:

http://miljo.lth.se/personal/andre-maansson/?L=2

Publicación:

http://lup.lub.lu.se/luur/download?func=downloadFile&recordOId=7456540&fileOId=7456564

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s