Las posibilidades de mortalidad prematura por las emisiones excesivas de VW

car-863741_1920

Son 482.000 los vehículos diésel ligeros vendidos entre el 2008 y 2015, a los que la propia automotriz Volkswagen reconoce haberles instalado “dispositivos de desactivación”, por el cual se podía detectar cuando un coche estaba pasando por una prueba de emisiones, y sólo entonces funcionar el sistema de control de emisiones del vehículo. Ya en condiciones normales de circulación, el sistema se desactiva permitiendo a los vehículos mediante este truco, emitir 40 veces más emisiones que las permitidas por la Ley de Aire Limpio.

En la búsqueda de conocer cuáles y de qué magnitud son los impactos en la salud de las personas en Estados Unidos, por este exceso de emisiones de NOx de los vehículos del Grupo Volkswagen; un equipo del MIT y de la Universidad de Harvard; determinaron que la cantidad de exceso de contaminación de NOx entre los años 2008 y 2015, multiplicado por el número de vehículos afectados que se venden en los Estados Unidos y extrapolados sobre distribuciones de la población y los factores de riesgo para la salud de todo el país, tendrá efectos significativos en la salud pública.

Según el estudio, publicado en la revista Environmental Research Letters; el exceso de emisiones de los vehículos de VW, hará que alrededor de 60 personas en los Estados Unidos mueran entre 10 a 20 años antes de tiempo. El retiro completo de circulación de los vehículos afectados hacia finales de 2016, permitiría evitar más de 130 muertes tempranas adicionales; caso contrario se agravaría el problema al provocar 140 muertes prematuras.

Además de las muertes prematuras, los investigadores estiman que el exceso de emisiones de Volkswagen, contribuirá directamente a 31 casos de bronquitis crónica y 34 de ingresos hospitalarios relacionados con enfermedades respiratorias y cardíacas. Estiman que las personas experimentarán unos 120.000 días de actividad restringida por problemas de salud de menor importancia, incluyendo las ausencias al trabajo; y alrededor de 210.000 días de síntomas de menor capacidad respiratoria. Con respecto a los gastos en salud, el estudio estimó que se generarán u$s 450 millones en los gastos de salud y otros gastos sociales; pero retirar los vehículos de circulación, permitiría a finales de 2016 ahorrar hasta u$s 840 millones en mayores costos sanitarios y sociales.

El autor principal del artículo, el profesor Steven Barrett; dice que los nuevos datos aportados en el estudio, pueden ayudar a funcionarios de los entes de regulación a lograr mejores estimaciones sobre los efectos de las acciones de Volkswagen con la manipulación de sus vehículos durante las pruebas; al señalar que “parecía ser un tema importante que nos podría dar información imparcial para ayudar a cuantificar las consecuencias humanas de la cuestión de las emisiones de Volkswagen”, dice Barrett. “La motivación principal es informar al público e informar de la situación reglamentaria”.

El estudio basa sus cálculos en las mediciones de los investigadores de la Universidad de West Virginia, que en su momento encontraron que los vehículos producían hasta 40 veces más emisiones que las permitidas por la ley. Ellos calcularon la cantidad promedio de utilización de cada vehículo durante su vida útil, combinando estos resultados con los datos de ventas entre 2008 y 2015 y con la estimación del total de las emisiones en exceso durante este período.

El cálculo de las emisiones resultantes se realizó analizando las correspondientes a tres escenarios: el escenario actual, en el que 482.000 vehículos ya han emitido un exceso de emisiones a la atmósfera; un escenario en el que Volkswagen retira todos los vehículos afectados a finales de 2016; y un escenario futuro en el que no hay retiro y cada vehículo afectado permanece en la carretera, continuando con la contaminación durante el transcurso de su vida útil.

Posteriormente, el grupo estimó los efectos sobre la salud bajo cada uno de esos escenarios de emisiones, utilizando un método que desarrollaron para asignar estimaciones de las emisiones a la exposición de las personas a las partículas finas y el ozono. Los vehículos diésel emiten óxidos de nitrógeno, que reaccionan en la atmósfera para formar partículas finas y el ozono.

“Todos tenemos los factores de riesgo en nuestras vidas, y el exceso de emisiones es otro factor de riesgo pequeño”, explica Barrett. “Si se tiene en cuenta el riesgo adicional debido a las emisiones excesivas de Volkswagen, aproximadamente 60 personas han muerto o morirán de manera temprana, en promedio una década más temprano.”

Daniel Kammen, el editor en jefe de la revista Environmental Research Letters  y profesor de la Universidad de California en Berkeley, dice que el estudio del grupo proporciona una “evaluación rigurosa de la escala de los impactos, que son potencialmente muy graves”. “El análisis demuestra el valor de la investigación, de fundamental inspiración política; donde se pueden calcular los impactos sobre la calidad del aire y salud provocados por las transgresiones de VW, y puestos a disposición para el debate público”, dice Kammen.

Fuente:

http://iopscience.iop.org/article/10.1088/1748-9326/10/11/114005/pdf

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s