Una segunda vida para las personas y los materiales

audi

La empresa automotriz Audi ahorra anualmente alrededor de 240 toneladas de acero, 100 toneladas de cobre y 80 toneladas de aluminio; a partir de la recuperación de alternadores y motores de arranque en desuso, que de otro modo serían residuos a ser enviados a disposición final de acuerdo a requerimientos legales y con los costos asociados.

Pero Audi recupera estos accesorios para el mercado de repuestos mediante un proceso que se realiza en la planta de Ingolstadt. A modo de referencia, fabricar un nuevo motor de arranque significa un consumo de materiales de 3,5 kilogramos, mientras que para su reacondicionamiento se consumen 0,4 kilogramos de materiales.

Cada unidad a recuperar se desmonta y se verifica completamente, se limpia, lubrica y se vuelve a montar y sólo un cinco por ciento de las piezas requieren ser reemplazadas, como pueden ser rodamientos, árboles y escobillas.

Alrededor de diez días hábiles, es el tiempo que se emplea para convertir un alternador o un motor de arranque en desuso, en un elemento prácticamente nuevo, reconocido como repuesto original Audi, con un período de garantía de dos años y cuya elección por parte del cliente le significará un ahorro del orden del 40% con respecto al costo de un repuesto nuevo.

Hasta acá se ha descrito un proceso conocido y aplicado en mayor o menor medida por empresas del sector automotriz; pero en esta planta de Audi, no solamente los alternadores y motores de arranque tienen una nueva oportunidad para desarrollar una segunda vida, sino también los propios trabajadores.

La mitad de los 90 trabajadores que desarrollan sus tareas en esta planta y que poseen ciertas limitaciones debido a problemas de salud o discapacidad física, tienen su oportunidad de experimentar un nuevo comienzo, una segunda vida laboral.

Estas personas son conocidas en Audi como trabajadores con capacidad alterada, como consecuencia de un accidente o enfermedad, que no les permite a ninguno de ellos realizar su anterior trabajo en la empresa, por lo general en el ensamblado de vehículos; por lo que se los ha reubicado en el equipo dirigido por Michael-Andreas Spreng, Jefe de Remanufactura de Accesorios.

“Se trata de encontrar la tarea adecuada para un compañero de trabajo, con capacidad alterada que le permita hacer el mejor uso posible de sus capacidades actuales”, explica Spreng; quien reclutó a todos sus trabajadores de las filas de Audi, muchos de ellos con 30 años de antigüedad en la empresa.

Una de esas personas es Michael Eberl de 53 años de edad, quien después de una batalla contra el cáncer, regresó al trabajo tras una ausencia de siete años. “Mi trabajo anterior en el ensamblado del motor ya no era posible para mí”; pero volver a Audi “Es lo mejor que me pudo haber pasado”, dice el Michel. Él y sus compañeros de trabajo recuperan hasta 350 motores de arranque cada día, además de otros tantos alternadores de toda la gama de modelos del Grupo Volkswagen, desde los famosos Escarabajos del año 1970 a los actuales Audi Q7.

Otro es al caso de Franz Eichinger de 51 años de edad, que con sólo un 30 por ciento de su visión, puede confiar en su buen sentido del tacto y sus muchos años de experiencia para realizar su trabajo. Franz dice que “Incluso con las gafas especiales, sólo veo en torno al 30 por ciento”; por lo que no puede reconocer detalles visuales como grietas y roscas defectuosas; basando por lo tanto su trabajo en otros sentidos como el tacto y el oído. Además siempre puede confiar en sus compañeros de trabajo. “Si necesito ayuda porque no puedo ver algo con exactitud, siempre hay alguien allí para ayudar”, explica.

El negocio de reacondicionamiento de accesorios en desuso tiene sentido. El departamento es tanto económica como ecológicamente un éxito. Junto a los ahorros en los recursos materiales, el consumo de energía y la reducción de CO₂ en comparación con la producción de nuevas piezas; permite para el caso del motor de arranque, un ahorro de más de dos kilogramos de CO₂.

Spreng añade: “Nuestro equipo es conocido por un alto grado de tolerancia y amabilidad. Compañeros de trabajo dispuestos a ayudar cada vez que sea necesario. “Esta es la única manera de funcionar de manera efectiva con los trabajadores con capacidad alterada. Spreng continúa: “Refuerza la sensación de ser parte del equipo y motiva a todos.”

Audi produce sus vehículos no sólo en Alemania, sino también en instalaciones de producción en distintas partes del mundo, a las cuales se debe abastecer con autopartes, que dependiendo de la proporción de integración local, podría ser de hasta 2.000 partes por vehículo. En este caso es Audi ERC Logística la responsable por embalaje óptimo de las distintas autopartes a ser despachadas a las diversas plantas en el mundo, por lo que todo debe estar perfectamente embalado para asegurar su integridad y utilización en destino. Son alrededor de 60 contenedores de transporte que se preparan cada semana; y como manera de proteger el medio ambiente y los recursos, el espacio en los contenedores y en los propios embalajes tiene que ser utilizado al máximo. “Queremos mantener el exceso de aire que enviamos a todo el mundo a un mínimo absoluto”, explica Hartmut Bartsch, jefe de Audi ERC Logística.

Cada día, unas 160 personas trabajan en esta tarea en dos turnos; de los cuales alrededor del 40 por ciento de ellos son personal cuyos puestos de trabajo se han debido cambiar, al no estar en condiciones de soportar las tareas en la línea de producción a lo largo de un turno de trabajo.

Uno de ellos es Alfred Kopold de 46 años de edad. Él trabajó hasta el 2008 en el montaje del conjunto de la puerta. Después de una operación de rodilla, le era cada vez más difícil desarrollar su tarea en la línea durante largos periodos de tiempo. “Luché con el problema hasta que ya no pude más” Luego pasó a Audi ERC Logística, donde pesa tuercas y tornillos para las unidades de control y los empaqueta en pequeñas cajas de cartón en condiciones de trabajo adecuadas a su situación personal.

Son evidentes los beneficios ambientales y económicos de esta iniciativa, pero el componente social es particularmente de alto valor en este caso, al permitir a los trabajadores experimentar un nuevo comienzo, una segunda vida.

Fuente e imagen:

http://www.audi-encounter.com/magazine/environment/2012/39-2nd-life

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s