Diez propuestas para reducir las emisiones de GEI en Argentina

factory-613319_1280

La Secretaría de Ambiente de la Nación, tiene en estudio un documento elaborado por dos consultoras con propuestas para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Se trata de diez medidas que van desde una transformación en la tecnología de los calefones hasta la captura de gases en las centrales eléctricas.

El informe detalla los costos y resultados a futuro de las acciones propuestas; que permitirían reducir en casi 674 millones de toneladas de dióxido de carbono (CO2) en 15 años; con un promedio anual de reducción de unos 45 millones de toneladas.

Para tener una referencia de la magnitud de esta reducción a alcanzar con las medidas propuestas, consideremos que según el último inventario de gases de efecto invernadero, Argentina emitió 183 millones de toneladas desde el sector energético en el año 2012, incluyendo el consumo de combustible de vehículos, centrales eléctricas e industrias; por lo que el conjunto iniciativas evitaría un cuarto de la contaminación generada actualmente por este sector.

Las medidas propuestas están referidas concretamente a:

  • Energías limpias en la red, a través de la incorporación paulatina de la energía solar y eólica para la generación de electricidad, hasta alcanzar un 15% del total de capacidad instalada en Argentina.
  • Impulsar la generación distribuida, favoreciendo la instalación de paneles solares y aerogeneradores en viviendas e instituciones. En este punto, el informe señala la necesidad de apoyo gubernamental para subsidiar la compra e instalación de los equipos; que permitirían la reducción de 4,7 millones de CO2 en 15 años.
  • Cambio tecnológico en los calefones, mediante la aplicación de un sistema de encendido electrónico que permitiría ahorrar 42 millones de toneladas de CO2 en 15 años; considerando que mantener encendida la llama del piloto de los calefones; produce un consumo diario de 0,5 metros cúbicos de gas.
  • Ampliar el uso de calefones solares, lo cual permitiría ahorrar hasta el 82 por ciento de la energía usada para el calentamiento de agua sanitaria. Con una penetración progresiva, la reducción calculada para el período 2015-2030 sería de 10,8 millones toneladas de CO2. También en este caso, el documento destaca la necesidad de que la medida sea impulsada con apoyo estatal, como sería la transferencia de los actuales subsidios a los combustibles fósiles.
  • Ahorradores de agua, a través del uso de perlizadores o aireadores en las canillas. Con esta medida de bajo costo para los usuarios y una incorporación gradual hasta 2030, se lograría un ahorro de 27,6 millones toneladas de CO2 en 15 años. No es una medida costosa para los ciudadanos.
  • Transporte de cargas por ferrocarril, mediante la sustitución gradual de hasta el 20 por ciento de las cargas actualmente transportadas por camiones, lo cual permitiría evitar la emisión de 131 millones de toneladas de CO2 en 15 años. La implementación de esta medida supone una inversión del orden de los 1.200 millones de dólares en mejoras en los trenes de carga; un costo elevado, pero que tendría un beneficio marginal por el ahorro de combustible y la generación de empleo.
  • Plan canje de autos, para modernizar el parque automotor actual por vehículos que son un 20% más eficientes en el uso de combustible. Reemplazando un 25 por ciento de los 4 millones de autos con más de 15 años de antigüedad se dejarían de emitir 6,2 millones de toneladas de CO2 en 15 años, se señala en el documento.
  • Utilización de motores eléctricos eficientes en la industria, mediante el reemplazo gradual de los actuales motores, que consumen el 60% de la energía en la industria; por equipos modernos un 5% más eficiente; con lo que se podría evitar la emisión de 10,8 millones de toneladas de CO2 entre 2015-2030. Como en otros casos, esta opción puede requerir de un impulso del Estado, ya sea por medio de subsidio, incentivos o un cambio en la normativa.
  • Aprovechar la biomasa como combustible en la industria, mediante la utilización de desechos y otros productos con poder calorífico suficiente para alimentar calderas y hornos en la industria y en la generación de energía eléctrica. Las emisiones podrían reducirse en más de 70 millones de toneladas de CO2 en el período 2015-2030.
  • Captura de carbono en centrales eléctricas para su almacenamiento en reservorios geológicos de petróleo o gas, Esta medida representa por sí solo casi la mitad de la reducción propuesta en el informe: 370 millones de toneladas de CO2 en 15 años. Por sus características, esta propuesta es analizada por separado en el documento; y considera capturar el 60% de las emisiones generadas por las centrales eléctricas que funcionan con combustibles fósiles.
Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s