Cambio climático: 2014 el peor año de la historia

arctic-139399_1280

La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA, por sus siglas en inglés), publicó el estudio denominado “Estado del Clima 2014”, en el cual se señala al año 2014, como el año en el que se han batido todos los records de las principales variables del clima, como ser: mayores concentraciones de gases de efecto invernadero, clima más caluroso en el planeta, mayor temperatura de la historia en las primeras capas de los océanos, crecimiento del nivel del mar, regreso del fenómeno de El Niño, descongelamiento del Ártico en contraste con el crecimiento de la Antártida, y mayor registro de tormentas tropicales que la media.

En la elaboración del estudio han participado más de 413 científicos de casi 60 países, los cuales señalaron los hechos científicos que marcaron al año 2014, como el más crítico con respecto al cambio climático.

En el referido año, las concentraciones de la mayor parte de las decenas de variables climáticas esenciales monitoreados cada año continuaron aumentando; alcanzando valores históricos. Por caso, las concentraciones atmosféricas de CO2 aumentaron en 1,9 ppm; llegando a un valor medio global de 397,2 ppm en el año 2014

Acompañando este aumento de las concentraciones de los GEI, se verificaron altas temperaturas en la superficie de la Tierra, colocando al año 2014 de entre todos los registrados, como el año más cálido. Europa soportó su año más cálido en el registro por un amplio margen, con cerca de dos docenas de países rompiendo sus anteriores registros de temperatura nacionales. Además África reportó temperaturas superiores a la media en la mayor parte del continente a lo largo del año, Australia vio su tercer año más caluroso de la historia, México tuvo su año más cálido registrado, y Argentina y Uruguay cada uno tenían su segundo año más cálido registrado. El este de América del Norte fue la única región importante que experimentó temperaturas por debajo del promedio anual.

Pero fueron los océanos los que alcanzaron un nuevo record de temperatura, al ser el promedio global de temperatura superficial del mar, el más alto de la historia; particularmente notable en el Océano Pacífico Norte. En el invierno 2013/14, el agua inusualmente cálida en el noreste del Pacífico, se asoció con la elevación del nivel del mar en la región. A nivel global, el nivel medio del mar llegó a máximos históricos, manteniéndose constante el ritmo de crecimiento del nivel del mar en las dos últimas décadas en 3,2 ± 0,4 mm al año.

También se verificaron crecimiento en la última década, en los indicadores de salinidad superficial del mar, sugerente de un aumento del ciclo hidrológico sobre el océano como se esperaba con el calentamiento global.

Las precipitaciones fueron muy variables en todo el mundo. La precipitación sobre los océanos estuvo por encima del promedio, mientras que en toda la superficie terrestre, estuvieron por debajo del promedio. La sequía continuó en el sureste de Brasil y el oeste de Estados Unidos, en contraste con las desbastadoras inundaciones registradas en las praderas orientales de Canadá.

En altas latitudes y elevaciones, el aumento del calentamiento continuó siendo visible en la retracción del balance de masa glaciar, el aumento de las temperaturas del permafrost, y una capa de deshielo más profunda en el suelo estacionalmente congelado. En el Ártico, la temperatura de 2014 en las zonas terrestres, fue el cuarto más alto en el período de 115 años de registros y el deshielo ocurrió 20-30 días antes que la media entre 1998-2010.

La extensión mínima de hielo marino en el Ártico, se alcanzó el 17 de septiembre, el sexto más bajo desde que comenzaron las observaciones por satélite en 1979. En los últimos ocho años se han registrado las ocho extensiones de hielo marino más pequeñas en el Ártico.

En el caso de la Antártida, se verificaron comportamientos muy variables de la temperatura; mostrando fuertes cambios con condiciones más cálidas de lo normal y más frías de lo normal; pero produciéndose el efecto contrario que en el Ártico, al alcanzar por tercer año consecutivo el récord máximo de hielo marino.

 El agujero de ozono de la estratosfera de la Antártida en 2014, fue de 20,9 millones de km2 en promedio del 7 de septiembre al 13 de octubre, el sexto más pequeño en el registro, continuando con su descenso, aunque estadísticamente insignificante en la zona desde 1998.

Otro dato destacado en el estudio, es el referido a los ciclones tropicales; verificándose casos por encima de la media global; con 91 ciclones tropicales en el 2014, muy por encima del promedio de 1981-2010 de 82 tormentas.

Fuente:

http://www2.ametsoc.org/ams/index.cfm/publications/bulletin-of-the-american-meteorological-society-bams/state-of-the-climate/state-of-climate-in-2014/

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s