La temperatura media en Argentina aumentó 0,5 grados

IMG-20140112-00486Fotografía: Lago del Desierto, Provincia de Santa Cruz, Argentina

La Secretaría de Ambiente de Argentina presentó el Inventario de Gases de Efecto Invernadero, en el marco del informe que llevará a la cumbre climática de París.  Los primeros resultados informados en la Tercera Comunicación Nacional sobre Cambio Climático (TCNCC) indican que en la mayor parte de la Argentina continental no patagónica, el aumento de temperatura fue de hasta medio grado entre 1960 y 2010 (confianza media), con un menor aumento en el centro del país, registrándose incluso disminuciones en algunas zonas.

Este aumento de temperatura fue inferior al promedio global en las regiones continentales, explicándose sus causales en las condiciones predominantemente oceánicas del Hemisferio Sur, según señalan los expertos del Centro de Investigaciones del Mar y la Atmósfera (CIMA) en su estudio para la TCNCC; agregando que también podría deberse a que los cambios de la temperatura en el sur de Sudamérica no solo obedecen al calentamiento global sino además a procesos internos del sistema climático como son los cambios en la circulación atmosférica que pueden exacerbar o morigerar regionalmente el impacto del calentamiento global.

El aumento de la temperatura media en los últimos 50 años ha sido más alto en la Patagonia Argentina, llegando en algunas zonas a superar 1°C; lo que ha provocado una generalizada retirada de los glaciares existentes en esa región.

Las precipitaciones aumentaron en casi todo el país en el período 1960-2010 con variaciones interanuales; registrándose los mayores aumentos en el este del país con más de 200 mm en algunas zonas y menores precipitaciones sobre los Andes patagónicos, donde las precipitaciones tuvieron un cambio negativo en el período 1960-2010.

Las proyecciones del clima para el siglo 21, indican que la temperatura media aumentaría en todo el país, tanto para el futuro cercano como para el lejano y en ambos casos los aumentos de temperatura son mayores hacia fin de siglo. En el futuro cercano, se proyectan aumentos con valores entre 0,5 y 1°C en casi todo el país. Esto implicaría una aceleración del calentamiento observado entre 1960-2010, que en casi todo el país fue menos de 0,5°C.

El aumento de la temperatura proyectado es mayor en el norte que en el sur, con un máximo en el noroeste con más de 3,5°C que se prolonga hacia el sur en los escenarios de mayor calentamiento llegando hasta el centro de la Patagonia.

La región de máximo calentamiento sería la del noroeste que no solo está muy alejada del mar, sino que está encerrada entre las sierras pampeanas desde Salta hasta San Luis por el este, por los Andes al oeste y por la Puna al norte, lo que aumenta su aislamiento de las masas de aire provenientes del mar.

Las proyecciones de la temperatura media para el siglo 21 indican un aumento en todo el país en los escenarios utilizados, siendo mayor hacia fin de siglo; y de acuerdo a lo esperado, en el escenario de mayores emisiones.

En el futuro cercano, el aumento de la temperatura media no depende mucho de los escenarios y sería de 0,5 a 1°C en casi todo el país, lo que implicaría una aceleración del calentamiento observado en los últimos 50 años (confianza media). El aumento de la temperatura proyectado es mayor en el norte que en el sur, con un máximo en el noroeste que, con valores decrecientes, se prolonga por el oeste hasta el centro de la Patagonia.

Los cambios proyectados en la precipitación media en todo el país no serían relevantes, y excepto para el escenario de mayor emisión en el futuro lejano, los cambios proyectados estarían entre menos 10% y más 10% . Habría un descenso moderado en el oeste de la Patagonia norte y central y en la zona cordillerana de Mendoza. Debido a la todavía limitada calidad de los modelos climáticos para representar los procesos relacionados con la precipitación, existe una gran dispersión entre las diferentes proyecciones, especialmente en el futuro lejano. En el caso de Cuyo, si esta tendencia de largo plazo continuara como indican las proyecciones se reduciría la disponibilidad de agua de riego necesaria para mantener los niveles actuales de la actividad vitivinícola y frutihortícola en los oasis de riego. Ante este riesgo potencial, sería importante implementar investigaciones y desarrollos integrales sobre el funcionamiento de tales oasis, que teniendo en cuenta su complejidad física y socioeconómica, contribuyan a determinar futuras medidas de adaptación.

Finalmente, las proyecciones indican en promedio un aumento de los índices extremos relacionados con las altas temperaturas y las precipitaciones extremas en la mayoría de las regiones del país (confianza media). Aunque por lo antes mencionado, la cuantificación de este cambio proyectado exhibe considerable niveles de incertidumbre.

Fuente:

http://www.ambiente.gov.ar/archivos/web/ProyTerceraCNCC/file/03-Resumen%20Ejecutivo.pdf

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s