Almacenamiento de energía para vencer al cambio climático

photovoltaic-533688_1280

El informe Renewables and ELECTRICITY STORAGE. Remap 2030, publicado por La Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA, por sus siglas en inglés); plantea que con el objetivo de evitar las peores consecuencias del cambio climático y acelerar la transición energética hacia un sistema energético basado en energías renovables; se debe duplicar la participación de las renovables en el sector eléctrico hasta alcanzar el 45% de participación, y elevar la capacidad de almacenamiento hasta unos 475 GW para el año 2030.

Para duplicar la participación de las energías renovables en el año 2030 como se señala, es necesario disponer mínimamente de 150 GW de capacidad de almacenamiento en sistemas de baterías y 325 GW de centrales hidroeléctricas de bombeo. La condición para alcanzar estos objetivos será que gobiernos y organizaciones internacionales impongan un fuerte ritmo de crecimiento a las inversiones para el desarrollo y construcción de instalaciones de almacenamiento, desde sistemas de baterías a bombeo hidroeléctrico.

Adnan Z. Amin, director de IRENA, explicó que “después de desarrollar la producción, ahora es el momento de pensar en la integración de almacenamiento de energía en grandes sistemas dentro del sistema energético mundial. Para llegar al siguiente paso en el camino de la conversión de energía, es necesario asegurar el crecimiento de los sistemas de almacenamiento de energía”.

IRENA identifica 14 acciones como prioritarias para duplicar la producción mundial de electricidad a partir de fuentes renovables, y cinco áreas de acción prioritaria: el desarrollo de almacenamiento en las islas y en zonas remotas; la implementación de sistemas de almacenamiento para el consumo interno; la eficiencia de los sistemas para integrarse en redes de energía de los países con limitaciones de infraestructura; herramientas de análisis y desarrollo de sistemas de almacenamiento para los países que se están preparando para la transición de los combustibles fósiles a las energías renovables.

Ruud Kempener, analista de la agencia para el sector de las tecnologías renovables, explicó: “Los sistemas de acumulación y almacenamiento de energía están detrás de la producción de energía a partir de fuentes renovables. Nuestra hoja de ruta es una invitación a los gobiernos a una intervención rápida, para que se desarrollen de acuerdo con las estrategias individuales pero coordinadas a nivel mundial”.

La hoja de ruta elaborada por la Agencia, indica prioridades y señala acciones específicas en que gobiernos, industria y otras partes interesadas, deben trabajar conjuntamente para avanzar en sistemas de almacenamiento, como parte de la infraestructura para un futuro energético sostenible.

En el corto plazo, el almacenamiento de la batería puede ayudar a la transición desde grupos electrógenos Diesel a opciones renovables en el caso de los sistemas aislados. Para sistemas más grandes, la central hidroeléctrica de bombeo es una tecnología clave para apoyar la integración de las energías renovables variables. A más largo plazo, la integración de los sistemas de almacenamiento con la energía solar fotovoltaica y los aerogeneradores, podría revolucionar la producción de electricidad. Se estima que en los próximos cinco a diez años, los costos de la energía solar fotovoltaica, combinados con sistemas de almacenamiento de electricidad avanzados, se reducirán a niveles en los que puede llegar a ser rentable en regiones con altos precios de la electricidad residencial.

Lo cual podría significar que un gran número de consumidores comiencen a producir y consumir su propia electricidad a un costo más barato que la red. Aunque esta situación no va a disminuir la importancia de la infraestructura de transmisión y distribución de la red, afectará a los modelos de negocio existentes de servicios públicos.

Como consecuencia de ello, los responsables políticos y los reguladores, deben establecer un marco regulatorio, formalizando métodos y procedimientos que faciliten la integración de los sistemas.

En el informe se han identificado las principales partes interesadas para cada elemento de acción, destacándose a la cooperación internacional como un elemento clave para asegurar el alcance de los objetivos. Esta hoja de ruta reconoce que las características y costos de la tecnología evolucionarán a medida que pasa el tiempo. Algunos elementos de acción quedarán obsoletos, mientras que otros tendrán que ser reforzados o reestructurados.

Fuente:

http://www.irena.org/DocumentDownloads/Publications/IRENA_REmap_Electricity_Storage_2015.pdf

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s