Según nuevo informe del BM, aumentan los riesgos del cambio climático.

Lago Argentino-20140111-00398Source: www-wds.worldbank.org

Cada vez hay más pruebas de que la Tierra sufrirá un calentamiento cercano a los 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales debido a las emisiones pasadas y previstas de gases de efecto invernadero, y es probable que los impactos del cambio climático, sean ya inevitables.

Un nuevo informe, publicado por el Banco Mundial; analiza los riesgos que el agravamiento del cambio climático representa para el bienestar y los medios de subsistencia de las personas en las regiones de América Latina y el Caribe, Europa oriental y Asia central, y Oriente Medio y Norte de África.

Todos serán afectados por los impactos, en especial los pobres, a medida que los fenómenos extremos relacionados con el clima lleguen a ser más comunes y aumenten los riesgos para la producción agrícola, la generación de energía y la disponibilidad de recursos hídricos.

Cuando más se acerque el calentamiento a los 4 °C, mayores serán los riesgos y las consecuencias para el desarrollo, ya que se reducirían las cosechas, cambiaría la disponibilidad de recursos hídricos, las enfermedades alcanzarían nuevas proporciones y subiría el nivel del mar.

Con 2 °C de calentamiento, será mucho más difícil erradicar la pobreza, aumentar la prosperidad mundial y reducir la desigualdad, metas de por sí complicadas. Con un incremento de 4 °C, la posibilidad de alcanzar dichas metas se pone seriamente en duda.

El informe, que es el tercero de la serie Bajemos la temperatura, fue realizado por los científicos del Postdam Institute for Climate Impact Research y Climate Analytics, y la consigna de trabajo fue analizar los posibles impactos del calentamiento actual (0,8°C) y las proyecciones de 2°C y 4°C en la producción agrícola, recursos hídricos, centros urbanos y ecosistemas de américa Latina y el Caribe, Oriente Medio y Norte de África y partes de Europa y Asia central.

Como indica Jim Yong Kim, Presidente del Grupo Banco Mundial; en el Prólogo del Resumen Ejecutivo del informe; los  resultados son alarmantes:

  • En América Latina y el Caribe, las olas de calor y el cambio en los patrones de precipitación tendrán efectos adversos en la productividad agrícola, el régimen hidrológico y la biodiversidad.
  • En Brasil, con un calentamiento de 2 °C, las cosechas podrían reducirse hasta un 70 % en el caso de la soja y hasta un 50 %  en el del maíz.
  • La acidificación de los océanos, el aumento del nivel del mar, los ciclones tropicales y los cambios de temperatura incidirán negativamente en los medios de vida costeros, el turismo, la salud y la seguridad alimentaria e hídrica, especialmente en el Caribe.
  • El derretimiento de los glaciares constituirá un riesgo adicional para las ciudades andinas.
  • En Oriente Medio y Norte de África, un aumento importante de las olas de calor, combinado con temperaturas promedio más cálidas, ejercerá una intensa presión en los ya escasos recursos hídricos, con consecuencias graves para la seguridad alimentaria regional.
  • Las cosechas en Oriente Medio y Norte de Africa, podrían reducirse hasta un 30 %  con un aumento de la temperatura de entre 1,5 °C y 2 °C, y hasta un 60 % si el aumento va de 3 °C a 4 °C. 
  • Al mismo tiempo, las presiones sobre los recursos derivadas de la migración y el clima podrían incrementar el riesgo de conflicto.
  • En los Balcanes occidentales y Asia central, la menor disponibilidad de agua en algunos lugares se convierte en una amenaza, a medida que las temperaturas suben hasta 4 °C.
  • El derretimiento de glaciares en Asia central y las alteraciones en los períodos de alta y baja de los cursos de agua llevarán a tener menos recursos hídricos en los meses de verano y un alto riesgo de inundaciones torrenciales.
  • En los Balcanes, un mayor riesgo de sequía podría generar reducciones de las cosechas y mayores problemas para la salud urbana y la generación de energía.
  • En la ex República Yugoslava de Macedonia, se pronostica que las pérdidas de cultivos llegarán al 50 % en el caso del maíz, el trigo, las hortalizas y las uvas con un calentamiento de 2 °C.
  • En el norte de la Federación de Rusia, la desaparición paulatina de los bosques y el deshielo del permafrost amenazan con amplificar el calentamiento global, ya que el carbono y el metano allí almacenado se liberarían a la atmósfera y se generaría un círculo vicioso de retroalimentación.

Jim Yong Kim también señala que muchos de los peores impactos climáticos previstos que se mencionan en este último informe podrían evitarse si se logra mantener el calentamiento por debajo de los 2 °C, pero esto requeriría un cambio tecnológico, económico, institucional y de conducta considerable. Hará falta liderazgo en cada nivel de la sociedad si se quiere alcanzar esa meta.

Agregando que los líderes mundiales que se reunirán primero en Lima y después en París para las negociaciones sobre un nuevo tratado climático, deberán adoptar decisiones difíciles, que requieren, en algunos casos, sacrificios a corto plazo, pero que conducirán a beneficios duraderos para todos.

Fuente: Banco Mundial

See on Scoop.itambiente

Dejá tú comentario

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s