El proceso de innovación en la empresa pyme

En una anterior entrada a mi blog, señalaba a la innovación como un factor fundamental para alcanzar la competitividad que nos asegure un correcto desempeño económico de la empresa, una mejor respuesta a las exigencias de los clientes y un mejor posicionamiento ante la competencia.

En esta entrada deseo avanzar sobre los aspectos que hacen a la implantación de la innovación, partiendo de la consideración que la decisión de innovar en el ámbito de las empresas pymes no debe ser considerada como un gasto sino una inversión rentable y estratégica para la competitividad de la empresa y su diferenciación en el mercado.

El concepto de innovación tiene un sentido amplio, al considerar actividades diversas como pueden ser la introducción de un nuevo producto o servicio, un cambio cualitativo de un producto o un servicio existente, cambios en los procesos existentes o la introducción de un nuevo proceso, el desarrollo de un nuevo mercado, la búsqueda y desarrollo de nuevos materiales-insumos y fuentes de aprovisionamiento, el cambio organizacional y el estilo de gestión de la empresa.

Debemos asumir la implantación de la innovación como un proceso complejo, que necesariamente debe ser el resultado de un profundo análisis sobre las posibilidades y capacidades disponibles en la empresa para llevarla a cabo. Además por su carácter dinámico, debe ser un proceso basado en un método y transversal a toda la organización.

En este proceso de sistematizar la innovación en la organización nos encontraremos con condiciones internas favorables y desfavorables para su desarrollo, por lo cual es necesario que cada empresa defina cuál es su situación de partida, determinando objetivamente sus fortalezas y debilidades para llevar a cabo un proyecto de innovación.

Consideraremos factores favorables para la innovación: una cultura orientada al cambio, la disponibilidad de personal responsable y cualificado, el compromiso y liderazgo de la Dirección, el trabajo en equipo, el fomento de la creatividad en el trabajo, la atención permanente a las señales del entorno, el desarrollo de un ambiente favorable para la generación de conocimiento, disponer de un sistema de incentivos adecuados.

En contraposición a estos factores favorables a la innovación tenemos: la falta de convencimiento y compromiso de la Dirección de la necesidad de innovar, la visión de corto plazo en las decisiones, una organización no predispuesta al cambio, la falta de competencias necesarias en el personal, la falta de comunicación con el entorno y la propia organización, la intolerancia a los errores, la capacidad financiera.

Será la Dirección de la empresa quien deberá establecer cuál es la situación de partida y determinar las prioridades para avanzar en el proyecto de innovación, asignando los recursos humanos y materiales necesarios y estableciendo los puntos de control para un correcto seguimiento del proyecto. 

http://www.ingenierosantacruz.com

¿QUÉ OPINÁS?

Anuncios

stacruzricardo

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s